Header Ads

5.1 ¿Qué es la información imperfecta y qué efectos negativos tiene?



Con 24 años me compre mi primer coche. El padre de amigo el glori quería vender el suyo, un Renault Laguna que tenía unos 12 años y apenas 90.000 km. El coche estaba impecable, apenas había tenido averías y ningún accidente.

Su padre estaba teniendo problemas para venderlo, aunque el contaba todas estas buenas características y pedía a cambio un precio ridículo de 1.000 euros, nadie lo compraba. Era obviamente una ganga ¿por qué nadie lo compraba?  Simplemente porque la gente no se fiaba de ello. Los posibles compradores pensaban que no era lógico que alguien quisiera vender un coche en perfecto estado por un precio tan barato, “tenía que haber gato encerrado”.

Como era el padre de mi amigo, yo sí confié en lo que me decía y acabé comprándolo por 800 euros y disfrutándolo muchos años sin averías. El problema que tenían las demás personas, es que tenían información imperfecta.

¿Qué es la información imperfecta?

DEFINICIÓN. La información imperfecta ocurre cuando los compradores o vendedores de un producto no tienen toda la información necesaria sobre el producto. El problema es especialmente grave cuando o bien comprador o bien vendedor tienen más información que el otro, ya que entonces surge información asimétrica.

La información asimétrica ocurre en muchas más situaciones de las que te puedes imaginar en la vida real. El ejemplo de los coches es bastante significativo. Cuando alguien quiere vender su coche, conoce exactamente si el coche está funcionando mejor o peor, o si es propenso a tener averías. Lo mismo ocurre con los bancos, que cuando nos ofrecen algún producto para invertir el dinero, suelen conocer mejor que sus clientes el riesgo que de verdad existe.

Pero en ocasiones es el cliente quien tiene más información. Esto ocurre especialmente en el mercado de seguros. Cuando un cliente va adquirir un seguro por enfermedad o un seguro de hogar, tiene mucha más información que la aseguradora, sobre si es más o menos propenso a estar enfermo, o que haya accidentes en su hogar.

¿Qué efectos negativos provoca esta información asimétrica? LA SELECCIÓN ADVERSA.

Cuando una parte tiene menos información que la otra corre el riesgo de hace una mala selección. Volvamos al ejemplo de los coches. Como no tenemos información del coche al que vamos a comprar, siempre pensamos que podemos ser engañados y que el coche que nos van a vender puede tener algún desperfecto. Un ejemplo de esto es el que le pasó a mi amigo Carlos que un acto de impulso se compró un BMW por 30.000 euros. Lo tuvo una semana y se acabó arrepintiendo de la compra. Carlos quiso vender el coche, que estaba totalmente intacto y con unos pocos km. ¿Se lo compraríamos por ejemplo por 29.500 euros? ¿Por 28.000? Probablemente, la mayoría pensó que había ocurrido algo raro con el coche y ofrecieron mucho menos. A un precio mucho más bajo, Carlos no vendió, porque él sabía que su coche estaba perfecto.

Al final, como los compradores no tienen información no se fían, y ofrecen precios muy inferiores. Los que tienen coches en perfecto estado no aceptaran y sólo venderán aquellos que en efecto tienen un coche en un estado no muy bueno.  Al final, como  solo hay coches malos, lo normal es que se acaben vendiendo muchos menos. Se acaba de producir una selección adversa porque en el mercado solo se quedan los bienes de mala calidad

DEFINICIÓN. Decimos que existe selección adversa cuando en el mercado hay información imperfecta,  por lo que los consumidores ofrecen menos dinero y al final sólo se ofrecen productos de mala calidad.

Lo mismo ocurre con los seguros cuando el cliente tiene más información. Las aseguradoras no tienen manera de saber si por ejemplo una persona es más o menos propensa a tener accidentes en su hogar. Si lo supiera, pondría un precio elevado al seguro a las personas con muchos riesgos y un seguro a precio bajo a personas con pocos riesgos. En esas condiciones la gente con pocos riesgos estaría dispuesta a pagar un precio pequeño por el seguro y mucha gente con riesgos altos estaría dispuesta a pagar un precio alto.

Pero como las aseguradoras no los saben, acaban ofreciendo un precio medio para todo el mundo. El resultado es que las personas con muchos riesgos estarán encantadas con ese precio y lo contratarán. Pero muchas personas con riesgos bajos no estarán dispuestas a pagar ese precio medio. De nuevo, al final sólo se quedarán los malos clientes y en este caso la empresa saldrá perdiendo, lo que hace que se ofrezcan muchos menos seguros

Se acaba de producir una selección adversa, es decir, los productos buenos no se venderán y sí los malos. El mercado está siendo INEFICIENTE ya que no se producen los bienes de calidad que los consumidores desea. Una vez más, el Estado debe intervenir.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.