Header Ads

1. ¿En qué se diferencian la inflación y el poder adquisitivo?

En 2017 fui de vacaciones por el sureste asiático (un viaje muy recomendable) y la primera parada fue Malasia. La primera noche cuando fuimos a cenar, me preguntaba si los precios serían altos o bajos. Pedimos una cerveza que costaba 5 ringgit. ¿Son 5 ringgit caro para una cerveza? No lo puedo saber, porque el nivel de precios en sí no me dice nada. ¿Lo transformo a euros? Bueno, en realidad a todos los malayos y demás extranjeros no europeos le daba igual el tipo cambio con el euro, eso no iba a hacer la cerveza más o menos cara. Pero por si tienes curiosidad, 5 ringgit son 1 euro.

- Ah bueno, entonces la cerveza no es cara ¿no? - Siento decirte que seguimos sin saberlo. La pregunta aquí es ¿puede comprar un malayo más cerveza que por ejemplo un español? En efecto, lo que necesito saber es cuánto gana un malayo. Pregunté en la ciudad donde estábamos y me dijeron que un malayo gana unos 300 euros de media. La cena nos costó 3 euros por persona, 2 euros por la comida y 1 euro por la bebida.

Con 300 euros un malayo podría elegir entre comer fuera 150 veces (sin bebida) o tomar 300 bebidas en un mes. Un español que gane 1000 euros probablemente pueda comer fuera menos de 150 veces, aunque seguro que podría tomar más de 300 cervezas. Esto es lo que llamamos capacidad de compra o poder adquisitivo.

En efecto, la cerveza en Malasia es bastante cara, mientras que comer fuera no lo es. Malasia es un país musulmán y el consumo de alcohol no está bien visto. Como has comprobado el nivel de precios (los 5 ringgit o 1 euro al cambio) no nos dicen nada, la clave es el poder adquisitivo, la clave es cuánto podemos comprar.



EL NIVEL DE PRECIOS de una economía me indica cuánto cuesta comprar un producto o una cesta de la compra.

Una de las principales quejas de que los precios sean suban es que hace que todo el mundo sea más pobre, después de todo, si los bienes son más caros podemos comprar menos cosas.

Pero en realidad, el nivel de precios en sí mismo no importa, lo que importa es la cantidad de bienes que podemos comprar a esos precios con el salario que tenemos. Lo importante es el poder adquisitivo.

EL PODER ADQUISITIVO me dice cuántos bienes podemos comprar teniendo en cuenta mis ingresos y el nivel de precios de la economía.  Si los precios suben podré comprar menos bienes sólo si mi salario no sube o sube menos que los precios.

Para entender mejor como el nivel de precios no importa, podemos volver a España en el año 2002. El 1 de enero de ese año se cambió de la peseta al euro. Desde ese momento 166 pesetas se cambiaban por un euro. Así, si tu salario era de 200.000 pesetas al mes pasaba a 1.200 euros. Si una coca cola valía 100 pesetas pasaba a valer 60 céntimos. Lo mismo pasaba con los ahorros o con las deudas. Si teníamos 30.000 pesetas en el banco estas se cambiaban por 180 euros y si la hipoteca era de 7 millones de pesetas pasaba a ser de 42.000 euros.

En realidad, el nivel de precios se dividió por 166 pero lo importante es que el poder adquisitivo era el mismo. Si dividimos todo (precios de los bienes, salarios, ahorros y deudas) por el mismo número, el nivel de precios será menor pero la capacidad adquisitiva será la misma. Es decir, podremos comprar las mismas cosas con nuestro dinero, ya sea medido en pesetas o euros.

Por tanto, el nivel de precios cambiado en 2002 no fue importante porque no nos hacía perder poder adquisitivo, una coca cola a 100 pesetas era igual de cara que 0,60€. Pero espera, avancemos en el tiempo. Y cuidado, que esta es una historia de miedo.

La pérdida de poder adquisitivo: Suben los precios y no los salarios

En 2002 cuando cambiamos el euro por pesetas, una coca cola podría valer 60 céntimos en un bar. Ibas al cine por 2 euros y si salías de casa con los amigos a cenar y tomar algo con 15 euros, volvías con dinero de sobra a casa (qué tiempos aquellos).

Pero si preguntas en casa te dirán que justo con el cambio al euro, los precios empezaron a subir y a subir. Cada año que pasaba los precios eran mayores. La casa que valía 120.000 euros en 2002 podía valer 150.000 en 2004, 180.000 en 2006 y más de 200.000 en 2008. Es pasaba con la mayoría los productos. El cine era cada vez más caro, lo mismo que la gasolina, los coches o la comida
.
Desde 2002 a 2008 los precios aumentaron a un ritmo de un 5% cada año. Por ejemplo, supongamos que el precio del cine sube el 5% todos los años.

2002. Precio= 2 euros
2003. Precio= 2 euros+ (0,05 x 2)= 2,10
2004. Precio= 2,10 + (0,05 x 2,10)= 2,205
2005: Precio= 2,205 + (0,05 x 2,205)= 2,31525
2006: precio= 2,31525  + (0,05 x 2,31525)=2,431
2007: Precio= 2,431 + (0,05 x 2,431)= 2,55
2008: precio= 2,55 + (0,05 x 2,55) = 2,68

Si siguiéramos con el cálculo en 2018 tendríamos un precio de 4,35 euros. Es decir, un simple aumento del 5%, que parece poco a priori (solo 10 céntimos el primer año) lleva a un precio más del doble en 15 años (me temo que el cine ha aumentado incluso más).

Por tanto, aunque el nivel de precios no es importante, si lo es la tasa a la que aumentan los precios cada año. Este porcentaje que aumentan los precios, es lo que conocemos como la tasa de inflación.




No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.