Header Ads

8. LOS INTERMEDIARIOS FINANCIEROS BANCARIOS Y NO BANCARIOS


LOS INTERMEDIARIOS FINANCIEROS son agentes especializados en poner en contacto a ahorradores e inversores

Los intermediarios financieros tienen principalmente dos funciones

1. Ponen en contacto a las personas que necesitan el dinero y a los que tienen dinero ahorrado dispuesto a prestarlo .Es complicado que una persona encuentre a otra a la que prestar su dinero en exactamente las condiciones que quiere y que además confíe en él.

2.Tienen la capacidad de transformar los activos financieros, para que sean del agrado de inversores y ahorradores en liquidez, riesgo y rentabilidad. Por ejemplo, sería complicado que un ahorrador dejara su dinero durante 30 años a una persona para que pudiera comprar una casa. Sin embargo, el banco actúa como intermediario, coge los ahorros de las familias y le ofrece a cambio depósitos a la vista, de ahorro o a plazo, que las familias pueden retirar en un plazo muy reducido si lo desean. Luego con ese dinero el banco crea una hipoteca y le presta el dinero a quien quiera comprar una vivienda y devolver el dinero en 20 o 30 años. Como ves, los pequeños ahorradores reciben lo q quieren, tener sus depósitos disponibles, y el inversor también, su hipoteca que le permite pagar su casa en 30 años. Recuerda el esquema ya vimos:

¿Cuántos intermediarios financieros hay?

Distinguimos dos tipos de intermediarios financieros:
1. Bancarios. Los activos financieros que ofrecen (cómo los depósitos de los bancos) sirven como medio de pago: tienen capacidad para crear dinero.
2. No bancarios. No pueden ofrecer activos financieros válidos como dinero o medio de cambio.  No tienen capacidad para crear dinero.

Intermediarios financieros bancarios.

En España, los intermediarios financieros bancarios son el Banco de España, la banca privada, las cajas de ahorro y las cooperativas de crédito.

A. El Banco de España. Es un intermediario financiero atípico en cuanto que no presta dinero a empresas o familias, sino que es el banco de los bancos (presta a los bancos españoles). Más adelante veremos que el Banco de España tiene muchas más funciones de que dependen del Banco Central Europeo

B. Los bancos privados, cajas de ahorro y cooperativas de crédito. Hay pequeñas diferencias entre los tres, pero tras las crisis han quedado dos cajas de ahorros. Como hemos estudiado, los bancos para obtener recursos, captan fondos a través de depósitos (que pueden ser en cuentas corrientes, de ahorro y fijos). Posteriormente, prestan dinero a familias, empresas y Estado, manteniendo una parte de sus fondos en efectivo (RESERVAS) para cubrir una posible retirada de depósitos.  Es decir, cogen el ahorro de las familias y empresas y se lo prestan, con unas condiciones, a quien lo necesite. Como vimos, cuando prestan, están creando dinero.

Los intermediarios financieros no bancarios.

Hay muchos intermediarios financieros no bancarios. Vamos a explicar los siguientes:

A. Instituto de crédito oficial (ICO). Es un banco público que depende del Ministerio de Economía y Hacienda. Al igual que el Banco de España, es un intermediario financiero atípico, pues no capta recursos del público en general. Sin embargo, tampoco recibe ingresos del Estado, por lo que tiene que autofinanciarse. Para ello, el ICO pide prestado, y como el Estado español garantiza sus pagos, el tipo de interés que tiene que devolver por estos préstamos va a ser pequeño. Posteriormente prestará este dinero también a un tipo de interés pequeño.

El ICO busca ayudar a empresas que contribuyan al crecimiento, al desarrollo del país y a la mejora de la distribución de la riqueza. Por eso se centra en empresas que puedan innovar, ecológicas y que tengan importancia cultural y social.

B. Compañías aseguradoras. Venden un activo financiero específico, la póliza de seguros. Cuando la compañía de seguros vende las pólizas obtienen un pago todos los años (o meses, según se contrate) pero se comprometen a indemnizar, dentro de los límites pactados, un daño que sufra el asegurado (como el seguro de coche, que me cubre los daños en caso de accidente).
Las compañías acumulan mucho dinero de todos los pagos de los clientes, Las aseguradoras cogen todo este dinero y lo invierten en comprar títulos de renta fija o variable, De esta manera están prestando dinero a aquellos que lo necesitan.

C. Fondos de pensiones privadas. Complementan las pensiones públicas de jubilación que paga la Seguridad Social. Es decir, algunas personas que consideren que no van a recibir una pensión suficiente o que no dispondrán de ahorros al jubilarse, pueden contratar este activo financiero. Se aporta una cantidad todos los meses durante muchos años hasta que llegue la jubilación. Este dinero se acumula, junto con intereses, en un fondo que se recibirá al jubilarse.
Como el tiempo que transcurre desee que el ahorrador empieza a depositar dinero hasta que lo recibe es mucho, estas empresas que manejan los fondos invierten en títulos de renta fija o variable prestándoles así dinero a aquellos que lo necesitan.

D. Sociedades y fondos de inversión. Cuando los pequeños ahorradores quieren invertir su dinero se encuentran con qué a veces pueden comprar sólo unas pocas acciones, de manera que “se juegan todo a unas pocas cartas”. Por supuesto, mucha gente no quiere asumir estos riesgos.
Los fondos de inversión cogen el dinero de muchos ahorradores y los invierten en una especie de “paquetes” que contienen muchos valores. Así, el riesgo es menor, ya que si pierdo dinero con unos valores lo puedo recuperar con otros.

De esta manera existen fondos de inversión que invierten en renta fija y otros en renta variable. Por supuesto también se pueden combinar. Así, un ejemplo de renta fija podría ser un fondo de inversión que combinara renta fija española, francesa y alemana. Un ejemplo de renta variable podrían constituirlo un fondo de inversión que combinara acciones de Inditex, Repsol y Movistar.



E. Empresas de leasing. El leasing es un alquiler con opción de compra al final del contrato. Imagina que una empresa necesita comprar un bien de capital (una máquina, por ejemplo) que cuesta mucho, pero no tienen el dinero suficiente. La empresa de leasing comprará esa máquina a la empresa que lo fabrica, y se lo dejará en alquiler a la empresa que lo necesita, que le irá pagando una cuota todos los años (o meses). Cuando termina el periodo de alquiler, se puede devolver la máquina a la empresa leasing, o bien comprarlo según el precio fijado en el contrato.

F. Empresas de factoring. El factoring es otra forma en la que la empresa puede conseguir el dinero que necesita sin tener que acudir a un banco. Las empresas, a menudo, tienen una serie de derechos pendientes de cobro (gente que le debe dinero a pagar en un tiempo determinado). El factoring consiste en la venta de todos los derechos pendientes de cobro a una empresa denominada factor.

Imagina que Ana necesita comprar una máquina de 100.000 € para su empresa. Tiene muchos clientes que le han comprado y que le van a pagar dentro de unos meses. Un cliente les pagará 60.000 € en 6 meses, otro les pagará 50.000 € en 1 año, y otro 30.000 € en 3 meses. Ahora Ana necesita 100.000 € para la máquina y no tienen esa cantidad. Sin embargo, vemos que tienen 3 clientes que le deben 140.000 € en total.

La empresa de factoring nos paga un importe menor al total de la deuda por intereses y posible riesgo de impago. Es decir, la empresa de factoring puede ofrecer pagarnos 120.000 € y nos compra el derecho de cobro de esos 140.000 €. Así los dos ganamos. La empresa de factoring gana 20.000 € y yo puedo conseguir el dinero ya. Además, en caso de impago es la entidad de factoring la que corre con las pérdidas, puesto que la empresa vendió estos derechos de cobro con el posible riesgo de impago.

G. Sociedades de garantía recíproca (SGR). Ayudan a sus socios, normalmente pequeñas o medianas empresas, a que consigan dinero para poder invertir. Actúan como avalistas de los préstamos que éstas obtengan, es decir, en caso de que el empresario no pueda pagar, la SGR se compromete a pagar en su lugar.

H. Sociedades mediadoras del mercado de dinero. Se dedican a la compra-venta de activos financieros, pero no hacen ninguna transformación como hacían otros intermediarios (recuerda: los bancos, por ejemplo, nos ofrecen depósitos y con nuestro dinero prestan hipotecas, las aseguradoras nos ofrecen seguros y con nuestro dinero compran valores de renta fija o variable). En este caso, los brokers y dealers compran y venden sin más.

Hay dos tipos básicos:

BROKERS. Se limitan a poner en contacto a compradores y vendedores (no compran el activo), Los brokers simplemente cobran comisiones por poner en contacto, y por tanto no sufren riesgo.

DEALERS. Compran los activos y luego los venden. Lógicamente tienen un mayor riesgo, ya que es posible que compres y si no encuentras vendedores y tengas que vender más barato y perder dinero.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.