Header Ads

Consejos para las oposiciones de educación


En el año 2018 elaboré una guía de cómo defender una programación didáctica. En esos años todavía existía un gran vacío de contenido de este tipo, lo que hacía que muchos opositores se encontraran profundamente perdidos a la hora de elaborar sus documentos y posteriores defensas. Esto en demasiadas ocasiones se traducía en suspensos y frustraciones.

 

Lo cierto es que dicha guía nació sin ningún interés por mi parte, ni económico ni de ningún otro tipo (lo cual fue probablemente la razón de su éxito), y provocó de manera inesperada para mí, una oleada de comentarios de los opositores.

 

Al mismo tiempo, esta sed de mayores conocimientos sobre cómo afrontar la oposición, me animó a extender la guía a la defensa de las unidades didácticas. Meses más tarde, daba el salto a YouTube, en una guía de 10 de vídeos que de nuevo superó mis expectativas (casi un millón de visitas), ya que como más tarde descubriría, fue utilizada por un amplio número de opositores que consiguieron plaza en esas oposiciones de 2018.

 

Durante todos esos meses, a través de la web y el correo, mantuve contacto y ayudé de manera gratuita y desinteresada a muchos opositores que finalmente consiguieron su plaza (algunos hoy son referentes en sus especialidades). La cantidad de correos de agradecimiento que recibí en los siguientes meses fue abrumadora. Esta fue la verdadera recompensa a todo mi trabajo. 

 

Han pasado tres años y dos oposiciones desde 2018 y la guía ha permanecido en la web prácticamente inalterada para que todos podáis libremente consultarla. Sin embargo, dos eventos me han llevado a la necesidad de generar una actualización, ampliación y mejora de la misma (y no, no es la LOMLOE). Por un lado, en este tiempo he tenido la fortuna de mantener contacto con una gran cantidad de opositores de muchísimas especialidades distintas que me han permitido entender los muchos aciertos y fallos que suelen cometer en la oposición y que suelen ser claves en la consecución de la plaza.

 

El segundo evento, y que me preocupa un poco más, es que a diferencia de la ausencia de información que había en 2018, se ha producido un boom de “desinformación” a través de diversas webs y redes sociales que está generando una gran confusión en los opositores. Por ese motivo, con esta entrada empezamos un largo viaje que acabará en junio de 2023 y en donde queremos acabar con unos cuántos mitos que circulan en los que se refiere a la preparación de oposiciones.

 

¿Empezamos? 

 

Lo primero que debo dejar claro, es que soy un ferviente creyente de que una buena preparación es la mayor garantía para conseguir la plaza y que si un opositor trabaja duro y sigue una serie de consejos, tiene la plaza prácticamente en el bolsillo. Creo tan poco en la mala suerte, que considero que si un opositor suspende, la suerte ha tenido una influencia mínima en el resultado. 

 

Si llevas varios años en la oposición seguro que ya estás torciendo el morro. – Pero bueno Javi, ¿cómo que la suerte tiene una influencia mínima? ¿No hay cientos de casos que la gente se mata a estudiar y suspenden por mala suerte? Pues sí, hay cientos de casos que la gente se mata a estudiar y suspende, pero en la gran mayoría de ellos la suerte no ha tenido nada que ver.

 

Lo primero que he aprendido en estos últimos años, es que muchas personas suspenden la oposición antes incluso de empezar a estudiar el primer folio. Por ese motivo, antes de empezar con la guía, esta primera entrada se centra en consejos de cómo afrontar las oposiciones y de los principales aciertos y fallos que cometemos. Consejos imprescindibles, porque muchas veces, el fracaso en las oposiciones viene de un error de enfoque y no precisamente de la suerte.

 

Supongo que soy la primera persona que te dice esto, que la suerte juega un papel pequeño dentro de una oposición y que además, el trabajo duro bien orientado es casi una garantía de plaza (seguro que has oído decenas de personas que te dicen que esto es todo una lotería).

 

Soy consciente de que si pretendo que sigas y entiendas mis consejos, es imprescindible que estés conmigo en este discurso y que también te conviertas en un “creyente”. Para ello voy a sacar toda la artillería, que es explicarte mi historia personal en las oposiciones. Historia que ha forjado mi carácter como persona y que necesito que recorras conmigo para ver el por qué de declaraciones tan impactantes como la anterior.

 

“Afirmaciones extraordinarias requieren de evidencias extraordinarias”

 

Nuestro camino empieza en el 2005, año que decidí empezar a opositar, y tiene 8 etapas, una por cada una de las oposiciones que he vivido, ya sea como aspirante o como preparador. Para cada etapa/oposición he incluido un título y una canción representativa. Para esta primera entrada, antes de empezar, como me he propuesto convencerte de que soy un “creyente”, nuestra canción será BELIEVER. 


 

Si me llevas siguiendo tiempo, te adelanto que hay partes de mi recorrido por las oposiciones que no esperas y te sorprenderán, ya que incluyen un alto grado de frustración. Así que parafraseando la canción “lo primero es lo primero, voy a contar todo lo que tengo que decir” y después, una vez que te hayas hecho un creyente (tal vez a través del dolor como yo), empezaremos con los consejos.

 

Mi historia con las oposiciones

 

- La decepción de 2006 - Only human

- El fracaso de 2008. (Próximamente)

- El caballero blanco de 2010. (Próximamente)

- La semilla de 2012. (Próximamente)

- La toma de posiciones de 2014.(Próximamente)

- El experimento de 2016. ((Próximamente)

- El último gran héroe de 2018. ((Próximamente)

- La prueba de fuego de 2021. (Próximamente)

- La mentalidad sublime de 2023. (Próximamente)


Consejos para afrontar las oposiciones de educación (Próximamente)



También puedes seguirme en Instagram @econosublime

 

 

 

 

  


Con la tecnología de Blogger.