Header Ads

TERCER PRINCIPIO: EL ANÁLISIS MARGINAL. La clave es cuánto.


Hasta ahora nos hemos centrado en decisiones con 2 opciones diferenciadas. ¿Estudio el examen o me voy con mi amigo? ¿Me compro una camiseta o un pantalón? ¿Estudio una carrera o trabajo?
Pero en nuestra vida muchas veces la decisión no es hacer algo o no hacerlo, es decir, no todo es blanco o negro. A veces la decisión es cuánto hacer. Es decir, una vez que he decidido que voy a estudiar no tengo que hacerlo 24 horas. El análisis marginal me ayuda a saber cuántas horas debo estudiar (esto te interesa eh pájaro/a).
En este caso,  lo que tenemos que mirar es el beneficio y el coste de repetir la acción. Esto es lo que llamamos el análisis marginal.

DEFINICIÓN: el beneficio marginal es el beneficio obtenido por haber repetido la acción una vez más. El coste marginal es el coste de haber repetido la acción.

Por tanto el análisis marginal analiza si la última decisión que tomamos es correcta o no ¿me compro una camiseta más? ¿Estudio una hora más? ¿hago otra carrera universitaria más? La respuesta es siempre la misma: Solo si el beneficio recibido es mayor que el coste de repetir la acción una vez más.

Borja Mari te juró por Snoopy que te retiraría la palabra si no ibas al cine y después a cenar y a tomar un helado  McChurry con él. Tú sin embargo tienes un importante trabajo que realizar sobre los 4 principios económicos. La duda de que hacer te corroe por dentro.

Afortunadamente has aprendido que el análisis marginal te permite saber cuántas horas necesitas estudiar. Por tanto, no está todo perdido, tal vez puedas hacer las dos cosas. Lo que vamos a hacer es estudiar el beneficio y el coste de estudiar una hora más.

HORAS DE ESTUDIO
BENEFICIO=NOTA
BENEFICIO MARGINAL
COSTE
COSTE MARGINAL
0 HORAS
0
--
NINGUNO: VOY AL CINE, A CENAR Y TOMAR UN HELADO
--
1 HORA
5
5 PUNTOS MÁS
PUEDO IR AL CINE Y A CENAR, PERO NO A TOMAR McCHURRY
PIERDO McCHURRY
2 HORAS
8
3 PUNTOS MÁS
PUEDO IR SOLO AL CINE.
PIERDO CENA
3 HORAS
10
2 PUNTOS MÁS
NO PUEDO IR A NADA
PIERDO CINE

¿Estudio la primera hora?

La primera decisión es si estudio (hago el trabajo) 1 hora o ninguna. Para ello debo compara el beneficio de la acción y el coste. También llamado beneficio y coste marginal.

Beneficio Marginal (1 hora más). Paso de tener un 0 a un 5 (gano 5 puntos y apruebo)
Coste marginal (1 hora más). No puedo tomar el Mchurry con Borja Mari
RESULTADO: Debo decidir que prefiero, aprobar o tomarme un helado con mi amigo. Si prefiero aprobar (el beneficio marginal es para mí mayor que el coste) estudiaré esa hora. Si prefiero el helado antes que aprobar (el coste marginal es para mí mayor que el beneficio) no estudiaré nada (y quedaré completamente retratado)

¿Estudio la segunda hora?

Ya llevo una hora estudiando (tengo el 5 en el bote) y me daría tiempo a ir al cine y a cenar. ¿Estudio una hora más?

Beneficio marginal (estudiar la segunda hora). Me permite ganar otros 3 puntos más (paso del 5 al 8). Fíjate que el beneficio marginal no son 8 puntos, son sólo 3. Los primeros 5 los gané con la primera hora, por tanto el beneficio de esta segunda hora son 3 puntos extra.
Coste Marginal. Ya solo puedo ir al cine, me pierdo por tanto la cena también. De la misma manera el coste marginal (de la segunda hora) no es la cena y el helado. El helado ya lo perdí cuando decidí estudiar la primera hora. Al estudiar la segunda, mi coste extra (marginal) es la cena a la que antes podría ir pero ya no
RESULTADO:
Debo decidir que prefiero. Si prefiero tener 3 puntos más (beneficio marginal) antes que ir a cenar  (costes marginales) entonces estudiaré la segunda hora porque el beneficio marginal de esa segunda es para mí mayor que el coste. Si por el contrario prefiero cenar con mi amigo y me conformo con un 5, es porque creo que  esa cena (coste marginal) vale más que el beneficio de 3 puntos. Como el coste de estudiar es para mí  mayor que el beneficio, decido no estudiar.

¿Estudio la tercera hora?

Vale, llevas haciendo tu trabajo dos horas y te está quedando bastante sublime. Sabes que este trabajo es digno de un 8 y aunque ya no puedes ir a cenar ni a tomarte un McChurry, aún podrías ir al cine. ¿Le dedico una tercera hora?

Beneficio marginal (estudiar la tercera hora). Me daría 2 puntos y llegar así al 10 (llevándome toda la gloria y admiración de propios y extraños).
Coste marginal. No puedo ir al cine. De nuevo, el coste de esta tercera hora es sólo el cine. La cena y el helado McChurry ya no lo podías hacer al llevar 2 horas estudiando.
RESULTADO:
Si  prefiero el 10 antes que ir al cine (el beneficio marginal es para mí superior al coste marginal) entonces estudiaré la tercera hora. Por el contrario, si para mí el 8 es suficiente, y prefiero ir al cine antes que conseguir esos 2 puntos más que me den el diez redondo (el coste de ir al cine es mayor que el beneficio de 2 puntos), entonces no estudiaré esa tercera hora.


Siempre que el beneficio marginal sea mayor que el coste marginal repetiré la decisión una vez más. Cuando el coste marginal sea mayor que el beneficio marginal dejaré de repetir la decisión.




¿Y tú qué harías?

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.