Header Ads

LOS NIVELES DEL SECTOR PÚBLICO: LA SEGURIDAD SOCIAL

Debemos diferenciar 3 niveles en el Sector Público.
1. Administración local (Ayuntamientos y diputaciones provinciales).

Son la parte más cercana a los ciudadanos y se encargan de aquellos servicios fundamentales que más influyen en nuestra calidad de vida. Distinguimos:

  • Bienestar comunitario. Es decir, suministro de agua, recogida de basuras, arreglo de aceras, alumbrado y limpieza de calles.
  • Seguridad ciudadana y seguridad. Es decir la policía local y lo relativo al tráfico.
  • Vivienda. Se refiere a proporcionar viviendas de protección oficial para los más desfavorecidos.
  • Cultura. Como bibliotecas, teatros municipales, fiestas patronales o centros culturales.
  • Otros gastos. Como cuidado de parques y jardines.


2. Administración Autonómica (las Comunidades Autónomas).

Desde 1978, las CCAA han ido ganando cada vez más importancia en sus funciones dentro del Sector Público. Las dos principales funciones que tienen son organizar todo lo relacionado con educación y sanidad.

- Sanidad. Entre otras cosas deben decidir, cuántos hospitales construir,  cuántos médicos y enfermeros  y aprobar los medicamentos que se pueden vender.
- Educación. Adaptan las leyes de educación a cada CCAA, deciden cuantas escuelas e institutos construir y qué maestros y profesores contratar.

3. Administración Central (El gobierno del país)
Es la administración que tiene un mayor número de funciones. Destacamos:
  • Se encarga de elaborar todas las leyes que deben seguir ciudadanos y empresas del país.
  • Lleva todos los gastos de grandes infraestructuras (carreteras, vías de tren, aeropuertos etc), la defensa del país (ejército y policía nacional),
  • Proporciona la  seguridad social.


¿Qué es la seguridad social?

La seguridad social es la acción protectora del Estado con todos sus ciudadanos. Son una especie de “seguros” con los que contamos los ciudadanos. Además de la asistencia sanitaria gratuita para todo el mundo, su principal función es ayudar a los ciudadanos en caso de necesidad, es decir en algún momento que por alguna razón no pueda tener ingresos. Los motivos principales son:
  • Baja que impide ir al puesto normal de trabajo (por enfermedad, accidente o maternidad principalmente)
  • Invalidez temporal o permanente, por algún problema físico o psíquico.
  • Desempleo. Es decir perder el puesto de trabajo por despido o fin del contrato.
  • Jubilación. Al llegar la edad que establece la ley que tenemos derecho a cobrar esta pensión (67 años como norma general) podemos jubilarnos o seguir trabajando.


En todos estos casos el Estado nos da una serie de ayudas de más o menos cuantía para que podemos seguir comprando un mínimo de bienes.



Una vez entendidos cómo toman sus decisiones los 3 agentes económicos, vamos a ver como se relacionan en el flujo circular de la renta.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.