Header Ads

6.1 EL MÉTODO CIENTÍFICO EN ECONOMÍA.


Uno de mis objetivos de este año como profesor es que empieces a pensar como un economista (-uff justo cuando empezaba a pensar que la economía molaba). No te preocupes tenemos un año entero de entrenamiento.

Te cuento. Para aprender a analizar frases en lengua necesitas aprender que es el sujeto, el predicado o el complemento directo. En matemáticas necesitas aprender las tablas de multiplicar para luego entender leyes como “el orden de los factores no altera el producto”. Economía no es diferente. Este año vas a conocer conceptos como la ley de la oferta y la demanda, la inflación o el PIB que te van a ayudar entender el mundo.

- Todo esto está muy bien ticher, pero ¿qué es pensar como un economista? No te pongas nervioso, te he dicho que tenemos el año entero. Para empezar, tienes que saber que lo que diferencia a un economista es que observa la realidad con los ojos de un científico. ¿¿¿un científicoooo???. Pues si pequeño saltamontes, no todos los superhéroes llevan capa y no todos los científicos llevan bata.

El método científico en economía.

En el siglo XVII Newton observó una manzana que caía de un árbol y llegaba al suelo (o eso es lo que dicen) y eso le llevó a elaborar una ley universal, “la ley de la gravedad”, que se aplica no sólo a las manzanas sino a todos los objetos del mundo mundial.

La investigación científica: observación-teoría-más observación

La economía intenta hacer algo parecido a lo que hizo Newton. Un economista puede darse cuenta que cuando baja el precio del cine, la gente va mucho más a ver películas (FASE 1, OBSERVACIÓN). En este caso el economista puede desarrollar una hipótesis de que cuando los precios bajan, las personas demandan más productos (FASE 2: HIPÓTESIS Y PREDICCIONES). Para comprobar su hipótesis, puede estudiar si ocurre lo mismo con otros productos como la ropa, los coches o los ordenadores (FASE 3 VERIFICACIÓN). Si al bajar los precios de estos productos la gente no compra más, entonces el economista tendrá que seguir observando porque es su hipótesis es errónea (VUELTA A FASE 1). Sin embargo, si el economista comprueba que al bajar el precio, las personas compran más, la hipótesis podría confirmarse e incluso convertirse en una teoría o ley (la ley de la demanda).

La investigación científica tiene 3 fases:



El problema al que se encuentran los economistas es que no puedes realizar ensayos en tubos como los haría un físico. Un economista no puede decir “vamos a bajar todos los precios a la vez y a ver qué pasa”. La única opción que tiene la economía es estudiar los acontecimientos ya ocurridos e investigar a partir de ellos.

Por ejemplo, a lo largo de la historia, siempre que un gobierno ha imprimido mucho dinero los precios han aumentado mucho. Eso nos permite establecer una relación entre cantidad de dinero y aumento de precios. Un economista, en base a esta observación, puede predecir que si el Estado imprimiera mucho dinero los precios subirían mucho (lo que llamamos inflación).

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.