Header Ads

4. EL EQUILIBRIO DE MERCADO

Mi amigo Juanaco es una de esas personas capaz de controlar casi cualquier campo del saber. Con 18 años hablaba perfectamente inglés y francés y con 23 ya era ingeniero en telecomunicaciones. A los 23 años decidió empezar su doctorado al mismo tiempo que trabajaba, pero además se apuntó  a la carrera de Economía. Sí, la misma carrera que yo había terminado en los 5 años que entonces duraba, y que él tenía la intención de sacar mientras trabajaba y obtenía un doctorado.

Increíblemente, Juanaco se sacó curso por año y con 28 años ya había terminado su doctorado (en Alemania) y sabía tanta economía como yo (yo quiero pensar que sabe un poco menos).

Cuando le pregunté cómo había sido capaz de compaginar trabajo, doctorado y la carrera de Economía su respuesta fue: “Economía es fácil, todo se explica con cuatro gráficas”. Las cuatro gráficas a las que se refiere Juanaco son las que vamos a explicar a continuación. Y es que entender cómo se fija el precio de un producto a través de la oferta y la demanda, te va  a permitir entender el mercado de trabajo, los tipos de cambio, el tipo de interés y una cantidad de conceptos que explican una gran parte de la economía. No hace falta que te diga que leas y re-leas estos dos apartados varios veces.

Agárrate que vienen curvas. Los puntos 4 y 5 son apasionantes.

¿Qué es el equilibrio de mercado?
Está claro que los consumidores querrán comprar el café al precio más bajo posible y, los agricultores, venderlo lo más caro que puedan (esto es de perogrullo). Existe, sin embargo, un punto de equilibrio donde ambas partes se ponen de acuerdo para intercambiarse una cantidad determinada de bienes a un precio determinado y que convence a todos.
DEFINICIÓN: En el punto de equilibrio (E):(p*, q*) los deseos de los oferentes coinciden con los de los demandantes. En él, la cantidad que unos están dispuestos a producir  (cantidad ofertada) a un determinado precio coincide con la que otros están dispuestos a consumir (cantidad demandada). Aquí decimos que el mercado “se vacía”, porque la intención de compra y de venta (demanda y oferta) son iguales en el precio de equlibrio.

Gráficamente:

equilibrio de mercado. oferta y demanda

Podemos comprobar cómo el precio de 1 euro y la cantidad de 10 millones son el equilibrio de mercado. Para ello vemos si para ese precio, la cantidad demandada y ofertada es la misma. Veamos. Cuando el precio es 1 los compradores querían comprar 10 millones y en la misma medida, cuando el precio es 1, los agricultores querrían cultivar el equivalente a 10 millones de tazas de té.
Esto quiere decir que mientras que ninguno de los demás factores que influyen en la demanda varíen (precios de otros bienes, renta, gustos, expectativas o tamaño de la población) o en la oferta (precios de otros bienes, tecnología, precio de los factores productivos, expectativas empresariales y cantidad de oferentes, el precio de equilibrio será siempre 1 y la cantidad de equilibrio (ofertada y demandada) será de 10 millones.
En estas condiciones (ceteris paribus) el precio del café será de 1 euro. El café no puede ser más caro ni más barato si no cambia nada.
¿¿¿Qué el precio no puede cambiar??? ¿Cóoooomoooooorrrrrrr?
Jeje, tranquilo que lo vamos a explicar y verás que esto es (casi) tan fácil como decía mi amigo Juanaco.
Para responder necesitamos ver las dos situaciones posibles diferentes al equilibrio de mercado.
1. Que el precio de mercado caiga por debajo del equilibrio
2. Que el precio de mercado se situé por encima del equilibrio

¿Qué pasa si el precio cae por debajo del equilibrio?
Imagina que los agricultores quisieran poner a 0,75 euros el café. En esa situación como el café es más barato la cantidad demandada subirá a 11,5 millones (Ley de la demanda: a menos precio, más cantidad demanda). Por otro lado muchos agricultores verá que ya no están beneficioso cultivar café y algunos dejaran de hacerlo (Ley de la oferta: a menos precio, menos cantidad ofertada), bajando la producción en nuestro ejemplo a 9.1 millones de tazas.
En esta situación muchos consumidores se quedarán sin satisfacer: hay una ESCASEZ de de café igual a 2,4 millones. Dicho de otra manera hay EXCESO DE DEMANDA O ESCASEZ DE OFERTA.
En esta situación  algunos de los consumidores que se han quedado sin consumir estarán dispuestos a pagar un mayor precio por el café. O bien los agricultores se darán cuenta que cuando hay escasez de un bien (exceso de demanda) puede subir los precios y la gente lo seguirá comprando (piensa en el precio del marisco cuando todo el mundo quiere comprarlo en navidad).
Como no todos los consumidores insatisfechos aceptarán la subida de precio, disminuye la cantidad demandada hasta 10 millones de tazas y los agricultores volverán a dejar el precio a 1 euro y producir 10 millones, justo donde el mercado se vacía y la oferta iguala a la demanda.

escasez de demanda exceso de oferta

¿Qué pasa si el precio sube por encima del equilibrio?
Imagina que los agricultores trataran de vender el café por encima del equilibrio (1 euro) y fijaran un precio de 1,50. En ese punto, muchos compradores verían el café muy caro y dejarían de comprar (yo no, pero algunos se cambiarían al té), bajando la cantidad demandada a 8,1 millones. Lógicamente muchos agricultores que ahora están plantando tomates o patatas, verán que pueden ganar mucho más dinero vendiendo el café a 1,50 y empezarán a vender café. Por tanto la cantidad ofrecida subirá hasta 11,2 millones. En esta situación hay ABUNDANCIA DE CAFÉ, sobran 3,1 millones de tazas que no encuentran comprador. Hay un EXCESO DE OFERTA O ESCASEZ DE DEMANDA

exceso de demanda escasez de oferta

Piensa lo que ocurre a última hora cuando vas a comprar pescado y están a punto de cerrar. Las empresas, al no vender la producción solo tienen como opción bajar el precio para intentar conseguir clientes.
En nuestro ejemplo, no todas las empresas pueden o quieren afrontar esta bajada y abandonan el mercado (vuelven a producir patatas o tomates porque vuelve a ser más rentable) por lo que el precio bajará a 1 euro de nuevo y la cantidad ofrecida y demandada se iguala en 10 millones.
Este mecanismo por el que el mercado automáticamente lleva a una situación que contenta a empresas y consumidores es lo que Adam Smith llamó “la mano invisible”. Si eran egoístas las empresas (buscando su beneficio) y los consumidores (buscando el menor precio) se llega al bienestar general.
¿Has visto que fácil? El precio siempre será de 1 euro. ¿Siempre? Pero ticher, si yo voy a las tiendas y veo que ahora hay cosas más caras o más baratas que el año pasado… Eres bueno pequeño Padawan. Si recuerdas dijimos que el precio sería 1 euro mientras no cambiara nada (ceteris paribus). Pero las cosas, (casi) siempre cambian.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.