Header Ads

3.2. LOS INGRESOS PÚBLICOS.


¿De dónde obtiene el dinero el Estado?

El Estado obtiene el dinero que necesita principalmente de dos vías: tributos y cotizaciones sociales.

1. Los tributos. Son todas las obligaciones de pago de los ciudadanos hacia el Estado.  Cuando hablamos de tributos podemos destacar los impuestos, las tasas y las contribuciones especiales.

A) Impuestos. Es el primer tipo de tributo y el más importante. Son pagos que se exigen por ley y son obligatorios sin que el ciudadano reciba ningún beneficio directo en el momento del pago. Diferenciamos entre directos e indirectos.

Directos. Son impuestos que las personas y empresas pagan por su renta o por su riqueza. Destacan el IRPF y el Impuesto de sociedades.

Indirectos. Se pagan cuando se consume algún bien. Destacan el IVA y los impuestos especiales.

B) Tasas. Se pagan por algún servicio que realiza el Estado. Por tanto, se recibe algo a cambio en el momento del pago. Se pagan tasas por recibir una educación en la universidad, por tener el carné de identidad o de conducir o por la recogida de basuras entre otros. Por ejemplo, para renovar el DNI hay que pagar 10,60 euros en 2017.

C) Contribuciones especiales. Lo pagan aquellos que se benefician de manera muy concreta de un servicio, por ejemplo, un grupo de vecinos. Algunos casos pueden ser, la pavimentación de una calle o la construcción de una acera, que beneficia especialmente a los vecinos que la habitan.

2. Cotizaciones sociales. En el apartado 1, vimos que la seguridad social era la acción protectora del Estado con sus ciudadanos, y que nos cubría cuando estábamos enfermos, cuando teníamos un accidente, cuando nos quedábamos en paro o cuando nos hacíamos mayores y nos pagaban una pensión. También vimos que, dentro de los gastos públicos, la seguridad social era la cuenta más importante con un gasto de 190.000 millones de euros en 2017 (ha subido a 196.000 millones en 2018).

LAS COTIZACIONES SOCIALES son las cantidades que los trabajadores y las empresas pagan al Estado para poder cubrir la seguridad social.

Por tanto, el dinero necesario para realizar el gasto de 196.000 millones (la mayoría pensiones) de la seguridad social es necesario estas cotizaciones sociales. Distinguimos 2 tipos de cotizaciones.

a) Las cotizaciones de los trabajadores. En España los trabajadores tienen que pagar el 6,4% de su salario. Es decir, si un trabajador gana 1.000 euros al mes, 64 (el 6,4 % de 1000) van para cotizaciones sociales. Este dinero se les descuenta directamente de la nómina a los trabajadores. La empresa descuenta el dinero y se lo da al Estado.

b) Las cotizaciones de las empresas por los trabajadores. Las empresas aportan otro 30% del salario del trabajador. Si el trabajador gana 1.000 euros, la empresa debe aportar otros 300 euros más (el 30% de 1.000).

Tras la crisis de 2008 las cotizaciones bajaron y bajaron, ya que en España subió mucho el paro y bajaron los salarios. Como se cotiza un % de los salarios, a menos trabajadores y menos salarios, menos cotizaciones. Eso nos deja una interesante reflexión: Si queremos seguir teniendo una importante seguridad social, necesitamos que siga subiendo el empleo y los salarios.




No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.