Header Ads

¿Quién paga los impuestos y por qué?



Un amigo mío de Huelva estaba totalmente en contra de que los que más dinero ganan tengan que pagar más impuestos. En su opinión, si una persona ganaba más dinero eso se debía a su esfuerzo, y por tanto al quitarle más impuestos, se estaba castigando su esfuerzo. Intenté explicarle sin éxito que a veces ganar más dinero no es cuestión de esfuerzo y que estaba bien que los que más dinero tuvieran, ayudaran a los que tenían menos, y que en todos los países desarrollados del mundo, los que más ganan, pagan más. Lo que le expliqué fue en qué consistía el principio de capacidad económica y el principio de solidaridad. No tuve éxito. Vamos a ver si lo consigo contigo.

Antes hemos visto que las cotizaciones sociales las pagábamos para tener derecho a seguridad social (asistencia sanitaria, pensión cuando nos jubilemos, poder tener baja por enfermedad etc). Pero también hemos visto que aparte de las cotizaciones sociales, teníamos que pagar una serie de tributos, y que dentro de ellos los más importantes eran los impuestos.

¿Por qué se pagan impuestos?

Los impuestos se pagan porque además de la seguridad social tenemos muchos otros gastos comunes en la sociedad. Hay que pagar la educación, la policía, bomberos, hay que construir carreteras, parques etc. Entonces, si todos nos aprovechamos de esto, ¿pagamos lo mismo?

No. No todos pagamos lo mismo. Los ciudadanos pagamos según nuestra capacidad económica. La capacidad económica de una persona depende de sus ingresos (renta), de su riqueza (patrimonio) o de sus gastos (consumo de bienes). Por ello cuanto mayor sea nuestra renta, nuestro patrimonio o nuestros gastos, más impuestos vamos a pagar. A esto se llama, el principio de capacidad económica.

Si yo  gano más dinero, ¿es justo que yo pague más? Al fin y al cabo mi trabajo me cuesta ¿no?

Si recuerdas dijimos que es justo que haya gente que gane más si hace mejor su trabajo. También hay trabajos que se pagan más, no porque sean más difíciles sino porque se ha establecido así en el mercado (por ejemplo los futbolistas).

El  problema es que  muchas veces que no todo el mundo tiene las mismas oportunidades si nace en una familia con poco dinero que no le puede pagar estudios caros, o si simplemente es bueno realizando un trabajo que no se paga muy bien (puedo ser muy bueno de cajero de supermercado pero difícilmente voy a ganar mucho dinero, y si soy bueno en la banca voy a ganar mucho mucho dinero). 


En ocasiones por lo tanto uno puede ganar menos dinero, no porque haga mal su trabajo, sino porque por alguna razón ese trabajo está peor pagado o porque ha tenido menos oportunidades del resto. Entonces parece justo que aquellos que tienen más dinero paguen más impuestos para así intentar ayudar a aquellos que no tienen la fortuna de ganar tanto. Se aplica aquí el principio de solidaridad.

El debate no es más o menos, el debate es ¿Cuánto más?

La mayoría de las personas y de los países creen en estos dos principios, de capacidad económica y solidaridad. En todos los países desarrollados los que más ganan, más pagan. 

El debate no es si es justo que los que más tienen paguen más, el debate cómo casi siempre es: ¿Cuánto más? Sobre eso podríamos hablar horas y horas, y lamentablemente tenemos que pasar al siguiente punto. 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.