Header Ads

¿Cómo medimos la inflación? EL INDICE DE PRECIOS DEL CONSUMO (IPC)


Entre otros indicadores de precios, el más empleado para medir el nivel general de precios de un país es el IPC, el Índice de Precios al Consumo. Este indicador es una media ponderada de los precios de los bienes que suele consumir por regla general una familia media (la ponderación es la proporción de gasto destinado a un artículo concreto). En España el IPC lo calcula el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los parámetros que sirven para obtener el IPC se revisan cada cierto número de años y se hace estudiando minuciosamente los hábitos de consumo de los españoles mediante una Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF).

Con los datos obtenidos mediante la EPF, el INE confecciona la llamada “cesta de la compra”, una selección de productos representativos de cada grupo básico de consumo.

Este índice se elabora con cerca de 220.000 precios de 489 artículos, de los cuales informan más de 30.000 establecimientos distribuidos en 177 municipios de todo el territorio nacional. La recogida de datos se realiza mediante visita personal a los establecimientos en las fechas que corresponda. Además, se recogen datos por teléfono, fax y correo electrónico.

Se considera que un producto seleccionado es “representativo” de su grupo si su precio varía en la misma proporción en que lo haga la media de todos los de su grupo.

Estos datos quieren decir que cada 100 euros que se gasta una familia representativa en España, 19,77 son para alimentos y 14,67 sería para transporte, además de todos los demás datos que puedes ver. Por supuesto, estos datos se actualizan todos los años.

De esta manera, si una cesta de la compra representativa vale 100 euros en 2016, y esa misma cesta vale 103 en 2017, decimos que los precios han aumentado el 3%. En este casa diremos que la tasa de inflación es del 3%.




La fórmula que utilizamos para calcular una tasa es siempre igual. Restamos el año más actual (2017) del año más antiguo (2016) y lo dividimos entre el más antiguo (2016). Como siempre, para llegar a un porcentaje multiplicamos por 100. Easy peasy.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.