Header Ads

10. TIPOS DE INFLACIÓN. ¿Y SI LOS PRECIOS BAJAN? LA DEFLACIÓN.

Hemos visto que la inflación puede provocar efectos muy dañinos para la economía, por lo que no queremos que aumenten los precios mucho de año en año. De esta manera podemos calificar la inflación en varios tipos.

- Inflación moderada. Los precios suben un 2-3% cada año. Se considera que la inflación es baja y que puede ser incluso positivo, ya que unos pequeños aumentos de precio hacen que las empresas puedan ganar algo más de dinero y así contratar más trabajadores. España se encuentra ahora mismo (3% en 2017).

- Inflación galopante. Los precios suben más del 10% todos los años. En este caso los efectos empiezan a ser bastante negativos para la economía y podemos ver las consecuencias que vimos anteriormente.

- Hiperinflación. Más del 100% al año, es decir los precios por lo menos se doblan todos los años. Los efectos son catastróficos para una economía y suelen estar relacionado con profundos problemas sociales. Sudán del Sur y Venenzuela están en esta situación ahora mismo.


Hasta ahora solo hemos hablado de la subida de precios. Pero, ¿y si los precios bajan?

LA DEFLACIÓN es la bajada generalizada y sostenida de los precios de los productos. Es decir, de nuevo, deben bajar el precio de la mayoría de los productos y debe hacerlo de manera continua

¡Qué bien que bajen los precios! ¿no?

Pues me temo que no, la deflación (bajada continua de precios) puede ser tan mala como la inflación. Imagina que te vas a comprar una casa o un coche y sabes que van a bajar los precios el mes que viene. Habrá personas que lo compren igualmente, pero muchos otros no les importará esperar a que bajen los precios. El mes siguiente volverá a pasar lo mismo, ya que esperarán que sigan bajando.

El problema entonces es que muchas empresas y familias pospondrán sus decisiones de hacer grandes gastos y por tanto las empresas venderán menos, muchas tendrán que cerrar y habrá trabajadores que se queden sin trabajo.


En definitiva, no deseamos ni un gran aumento de precios continuo, ni una gran disminución de precios. Inflación y deflación pueden ser muy perjudiciales para la economía.

Recientemente, España tuvo una deflación muy leve en 2014 y 2015.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.