Header Ads

1. LA REALIDAD ECONÓMICA DEL PAÍS


Mi amiga María es una amante de las compras. Puede pasarse días yendo de tiendas. Sin embargo, su disposición a comprar suele depender de su estado de ánimo. Cuando está contenta, está todo el día en la calle y no deja de gastar dinero.  Como cada vez que compra algo se pone más contenta, al día siguiente vuelve a comprar más.

Sin embargo, si por algún motivo se pone triste, se queda encerrada en casa durante días. Al no estar por ahí de fiestuki, se entristece más, lo que hace que al día siguiente le apetezca salir menos de casa. María dice de sí misma que no está muy equilibrada. No te lo vas a creer, pero en ocasiones, la economía de un país se comporta como amiga María. Hay épocas buenas donde todo va bien y momentos donde todo va mal. ¿No sería mejor ser más equilibrado, por favor?

¿Qué nos indica la realidad económica de un país?

En el tema anterior vimos que la realidad económica de un país venía determinada por 5 variables principales. El nivel de producción, el nivel de precios, la cantidad de empleo, el Presupuesto General del Estado y la situación con el exterior.

En un mundo ideal la economía de un país siempre estaría en equilibrio. Las empresas producirían exactamente lo que las familias demandan y no habría desempleo ni inflación. Además, nuestro presupuesto del Estado y situación con el exterior también estaría equilibrada. Es decir, no tendríamos deudas.
Pero como sabes, esto no ocurre en el mundo real. Hay épocas en las que realidad económica de un país es más positiva, la producción crece y por tanto se contratan a más trabajadores, por lo que aumentan las rentas de las familias que pueden tener un mayor bienestar material. En otras épocas hay crisis, la producción disminuye y se despiden a trabajadores, llevando a una mala situación en el país. Estas épocas se llaman recesión, y si la recesión es muy grande y prolongada se denomina depresión.

¿Pero por qué hay cambios en la realidad económica del país?

Hay 3 factores que influyen de manera decisiva a la realidad económica de un país.

1. Las fuerzas internas del mercado. Son todo aquello que influye en el comportamiento de los consumidores y las empresas que deciden a través del juego de la oferta y la demanda cuánto van a consumir y a invertir

La producción de un país, los precios o el desempleo, dependen de cuánto desean vender las empresas y comprar los consumidores. Imagina que, de repente, los consumidores guiados por un mayor optimismo deciden comprar más casas. Ese optimismo es una de las fuerzas del mercado que aumentará la producción y con ello habrá más empleo. Además, las empresas aprovecharán para subir los precios.

Como el comportamiento de los consumidores y las empresas es variante e impredecible, los efectos sobre la realidad económica también lo son.

2. Las perturbaciones externas.Nos referimos a guerras, conflictos políticos, sequías o desastres naturales que pueden modificar la realidad de un país.  Por supuesto, tampoco son controlables. Por ejemplo, una sequía puede provocar escasez de alimentos y que aumenten los precios.

3. Las políticas de los gobiernos. Son las medidas del gobierno con las que buscan influir en la realidad económica del país. A veces, modifican decisiones de familias y empresas con ayudas, impuestos, leyes ....

Los gobiernos tienen mucho que decir en la realidad económica del país. Pueden aumentar su gasto público, dar más o menos ayudas a los consumidores y variar los impuestos (entre otras muchas cosas). Por ejemplo, si el Estado decide dar más ayudas, las familias podrán comprar más, lo que llevaría a un aumento de producción



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.