Header Ads

DESEMPLEO E INFLACIÓN: DOS HERMANOS GEMELOS MALVADOS.

Cuando mis sobrinos gemelos eran muy pequeños dormían en la misma habitación. Como cualquier niño pequeño, muchas noches uno empezaba a llorar. Mi hermana iba rápidamente a la habitación a relajarlo hasta que paraba, pero justo cuando se iba, era el otro el que empezaba a llorar. Mi hermana volvía, y la jugada se repetía, el niño dejaba de llorar y entonces comenzaba el otro.

Esta “fiesta” podía repetirse durante gran parte de la noche, para alegría de mi hermana. No te lo vas a creer, pero el comportamiento de mis sobrinos gemelos no es muy diferente al de desempleo e inflación, dos gemelos malvados.

¿Qué relación hay entre desempleo e inflación?

A lo largo del tema hemos visto que desempleo e inflación pueden tener efectos muy negativos para cualquier país. Es por esto que son 2 de los principales objetivos macroeconómicos de cualquier país.

El problema que surge muy a menudo es que para reducir el desempleo tenemos que aumentar la inflación, y si queremos disminuir la inflación tendremos que aceptar un mayor desempleo. Es importante que diferenciemos cuando la economía va bien o mal. Vamos a explicar por qué.

Cuando la economía va bien

Cuando un país se encuentra en una buena situación, se crean nuevas empresas y las que ya existen ven como aumentan su producción y sus ventas. Todo esto hace que se necesiten, más trabajadores y el desempleo baja. Como hay mucha más gente trabajando el consumo aumenta lo cual estimula todavía más la creación de nuevas empresas y que el desempleo siga bajando. Sin embargo, cuando el consumo aumenta mucho, los precios suben. Piensa en que pasa con los hoteles en verano. Como todo el mundo quiere irse de vacaciones  en esas fechas, los hoteles aprovechan para vender más caro porque saben que lo harán igualmente. Por tanto, cuando en un país las cosas van bien, el desempleo baja y esto hace que los precios tiendan a subir, provocando inflación. Si te fijas en lo gráficos más abajo entre 1999 y 2008 el desempleo bajó mucho (en 2007 tuvimos nuestro mínimo histórico desde que tenemos datos) y esto aumentó mucho el consumo produciendo una inflación entre el 3% y 5% cada año.

En efecto, en 2007, uno de los dos gemelos (el desempleo) dormía plácidamente, mientras que el otro (la inflación) llevaba un rato llorando. 



Ahora de nuevo estamos luchando por bajar el paro (hemos bajado el 16,38%) pero de nuevo, vemos como la inflación empieza a subir al 2 y 3% este último 2017.

Cuando la economía va mal

Sin embargo cuando las cosas van mal y entramos en crisis, empiezan a desaparecer empresas y muchos trabajadores pierden su puesto de trabajo, aumentando así el desempleo. Como ahora hay menos dinero en general en manos de las familias el consumo disminuye y las empresas ven que cada vez venden menos. En esta situación las empresas para intentar vender bajarán los precios y la inflación desaparecerá. Con las crisis en 2008, el desempleo aumentó mucho como ves en el gráfico (más de 6 millones de parados), esto hizo que como la gente no podía consumir tanto, la inflación bajara hasta un 1% o incluso llegáramos a deflación (bajada de precio) en 2009. 

El desempleo lleva mucho tiempo "llorando" en España, parece que ahora se está calmando poco a poco. ¿Tardará mucho tiempo en empezar a dar problemas la inflación?

Inflación y desempleo se convierten así en 2 gemelos malvados ya que cuando conseguimos uno tenemos problemas con el otro. Si queremos bajar el desempleo, la mayores rentas de las familias provocará un aumento del consumo y esto llevará a inflación (como desde 1997 a 2007). Por contra, si queremos bajar los precios porque hay mucha inflación, podemos conseguirlo quitando ayudas a las familias o subiendo impuestos, que provocará que consuman menos. Sin embargo, el menor consumo hará que algunos empresas vendan menos y despidan algunos trabajadores (la crisis desde 2007 provocó precisamente esto, es decir una buena situación en inflación pero una muy mala con el desempleo).

Por tanto en muchas ocasiones para conseguir el objetivo de bajar la inflación  tenemos que aceptar un mayor desempleo y para disminuir el desempleo tenemos que aceptar una mayor inflación.

Para acabar, hay que aclarar que esta relación se ve de manera más clara a corto plazo. Es decir, cuando queremos conseguir algún objetivo de manera más inmediata. A largo plazo sin embargo, hay países con muchos problemas que pueden convivir años con elevada inflación y desempleo (lo que se conoce como estanflación). 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.