Header Ads

2.1 ¿Qué es un presupuesto y para qué sirve?

Estas en casa con tus padres y los ves a menudo preocupados. Se quedan pensativos mirando al vacío y parecen estar un poco despistados. Tu madre te dice que últimamente están más cansados porque están durmiendo peor. Pero ¿por qué tus padres no duermen bien por las noches? Tal vez les haga falta un presupuesto.


EL PRESUPUESTO es una planificación de nuestros ingresos y gastos que nos va a permitir hacer un seguimiento de los mismos. Un presupuesto bien elaborado nos va permitir gastar en lo verdaderamente importante y ahorrar para nuestros proyectos y emergencias

¿Para qué sirve un presupuesto?

Mucha gente dice que no llega a final de mes, otros tienen un imprevisto (como un despido o una avería) y se encuentran que no tienen dinero para hacerle frente. Ahí llegan los problemas para dormir por la noche y los agobios. Te sorprendería la cantidad de personas que no tienen su propio presupuesto, con lo importante que es. El presupuesto va a ser de gran utilidad y nos va a permitir:

1. Saber en qué gastamos el dinero En casa del herrero, cuchara de palo”. Es curioso, yo mismo, que aquí te recomiendo tanto hacer un presupuesto, nunca lo había hecho. Intolerable. El año pasado cuando llegué este tema, me puse a elaborar mi presupuesto en clase con los alumnos. Todos nos sorprendimos, yo incluido, cuando calculé que al cabo de un mes podría gastar unos 80 euros al mes en café. Mi alumna Adri, me dijo – Javi, sabes qué ahorrarías mucho dinero con una cafetera de esas tan modernas que hacen el café tan bueno ¿no? Pues dicho y hecho Adri. Compré mi cafetera por 50 euros y ahora apenas gasto 20 euros al mes en cápsulas de café.

La mayoría saben cuánto ganan al mes, pero no en qué gastan el dinero. Si se hicieran un presupuesto en el que fijaran con detalle todos estos gastos, se sorprenderían. Un presupuesto nos ayuda a ser conscientes de en qué nos gastamos e dinero.

2. Priorizar los gastos. Mi alumna Marina lamentaba que no tenía más dinero para ir a conciertos, su gran hobbie. Cuando hizo su presupuesto en clase, se dio cuenta que gastaba ¡15 euros en chuches a la semana!

Cuando tienes todos los gastos delante es más fácil establecer cuáles son imprescindibles y cuáles no. Hay muchas personas que pueden pensar que algunos gastos son muy importantes para ellos, pero cuando ven en una lista todo lo que gastan, se dan cuenta que tal vez si puedan o deban prescindir de algunos de ellos.

3. Ahorrar para conseguir unos objetivos. Mis sobrinos me dijeron que querían comprarse la nueva play en un año. La cuestión es que necesitaban unos 240 euros aparte del dinero que ya tenían. Como faltaban 12 meses, sabían que tenían que ahorrar 20 euros cada mes (10 cada uno). De manera que todas las semanas iban guardando unos 3 euros de la paga y los metían en la hucha.

El presupuesto me permite ahorrar para conseguir los objetivos y proyectos que me haya marcado. Esto puede ser comprarme una casa, un coche o un viaje sorpresa con mi pareja en el Caribe. Como veremos, “un truco” es considerar este ahorro como un gasto obligatorio del presupuesto. Es decir, si mis sobrinos hicieran su presupuesto mensual, anotarían que empiezan con unos gastos de 10 euros cada uno y que por tanto ya no se pueden gastar en otra cosa.

4. Vivir dentro de nuestras posibilidades. Mi amigo Emilio tenía muchas ganas de comprarse una casa. Encontró una que le encantaba, y aunque no tenía casi nada de ahorros y su sueldo no era muy elevado, se la compró por 250.000 €. Con la crisis le bajaron el sueldo y está teniendo muchos problemas para pagar su hipoteca.

Tener un presupuesto me permite conocer mis posibilidades. A todos nos gustaría tener una casa grande, ir de vacaciones a muchos sitios y tener todos los caprichos que se nos antojen. Pero si mi amigo Emilio hubiera hecho su presupuesto, se hubiera dado cuenta que el coste de la hipoteca y sus otros gastos eran demasiados altos para sus ingresos, y que si ocurría algún imprevisto iba a tener problemas… como así fue.

5. Llevar un control y no desviarnos. Mi amigo Miguel siempre se queja de que desde que está en Málaga no ahorra. Según él, cada mes piensa que va a ahorrar una cantidad de dinero que nunca llega.

El presupuesto me ayuda a establecerme límites. Si me fijo unos gastos de salir con mis amigos de 100 euros al mes, el presupuesto me ayuda a controlarlo. Si llega el día 20 y ya he llegado a esa cantidad, sé que tengo que contenerme los siguientes 10 días.

Como ves, el presupuesto nos va a dar una tranquilidad enorme por todos estos motivos. Aquellos que tienen un control de sus ingresos y gastos son capaces de ahorrar para sus proyectos y estar tranquilos de que puede hacer frente a muchos posibles imprevistos. 

¿Quieres dormir bien todas las noches? Elabora tu propio presupuesto. Tranquilo, que yo te voy a ayudar.





No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.