Header Ads

4. ¿Qué opciones tengo para obtener dinero prestado?

Como veremos, hay muchas opciones para pedir prestado, pero los intereses que tendremos que pagar son muy diferentes.


1. Préstamo hipotecario. Este préstamo suelen darlo para comprar una vivienda. Como en caso de impago siempre podemos vender la casa para devolver el préstamo, el tipo de interés no suele ser muy elevado.

Puede ser una deuda interesante, ya que me evita pagar mi alquiler.

2. Préstamos personales y el consumo. Son para gastos concretos, como pagarse unos estudios, un coche o unas vacaciones. El coste es más elevado que el de las hipotecas, ya que ahora el banco no tiene la garantía de la vivienda.

Esta deuda puede ser asumible siempre y cuando los gastos sean imprescindibles (por ejemplo, necesito un coche para mi día a día) o si es para adquirir formación que me permita ser más productivo y aumentar mis ingresos en el futuro.

3. Tarjetas de crédito. Nos permiten apagar el plazo y pagarlo todo de una vez, normalmente al final de mes o principio del siguiente.

Dentro de estas tarjetas de crédito existe una modalidad, las “revolving”. Estas tarjetas nos permiten ir comprando y no pagar en el instante, sino pagar una cuota fija todos los meses para ir pagando poco a poco.

La ventaja de estas tarjetas es que no tengo que ir al banco cada vez que necesito un préstamo ya que automáticamente lo cargo a la tarjeta y lo seguiré pagando con las cuotas fijas. Pero ojo, los tipos de interés que me van a cobrar a cambio son altísimos. Pueden llegar al 20 o 25%. Estas tarjetas deben pagarse lo antes posible, de lo contrario la deuda de la tarjeta “te devora vivo”.

4. Tarjetas de otros establecimientos. El otro día en un gran establecimiento de cuyo nombre no quiero acordarme y una chica me paró para ofrecerme una tarjeta.
-       Hola, te quiero ofrecer la tarjeta de nuestra tienda con la que podrá aplazar todas tus compras durante 3 meses al 0% de financiación.
-       No me interesa gracias.
-       Pero ¿por qué no? Si funciona igual que las tarjetas que usted tiene.
-       Pues por eso señorita. Por eso.

Son tarjetas propias que nos dan grandes superficies. Funcionan muy parecidas a las tarjetas de crédito. El coste puede variar de unas superficies a otras, pero hay una cosa que queda clara “no pagar hoy supone pagar más mañana”. No lo olvides.

5. Descubierto en cuenta, “números rojos”. Mi amigo Maikel tenía una cuenta que hacía mucho que no usaba porque apenas tenía dinero. Un día le llegó una carta diciéndole qué debía 2000 euros. Corrió preocupado a ver qué pasaba. Resulta que el banco le había empezado a cobrar unas comisiones cada cierto tiempo, y cuando se cuenta se puso en negativo, empezaron a cobrarle intereses altísimos porque era una deuda con el banco. Menos mal que el banco fue comprensivo y lo solucionaron

Nuestra cuenta corriente del banco se encuentra al descubierto, o en números rojos, cuando hacemos un pago y no hay suficiente dinero en dicha cuenta. A veces el banco nos permite pagar hasta una cierta cantidad, aunque no tengamos fondos. En ese momento le debemos dinero al banco, y al loro, que los tipos de interés son elevadísimos. Puede que, por tener un descubierto en cuenta de un solo euro, llegues acumular cientos o miles de euros de deuda en intereses (como lo oyes).

Estate atento, muchas veces esto descubiertos sólo ocurren por despistes tontos que son fácilmente evitables.

6. Créditos rápidos. Son préstamos que se conceden por importes bajos y puedes conseguirlos en prácticamente un día. Por ejemplo, esta TV que puedo comprar por sólo 99 euros al mes. Qué guay, todas ventajas ¿no? Pues no, te la han pegado amigo.



Resulta que, si hacemos los cálculos, tendríamos que pagar 4.158 euros. Eso son 1.158 euros de intereses en 3 años y medio, es decir una TAE del 21,92%. Resumen: Te están desangrando vivo.




.





No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.