Header Ads

8.2 ¿Qué es la equidad?

Un amigo mío de Huelva estaba totalmente en contra de que los que más dinero ganan tengan que pagar más impuestos para ayudar a los más desfavorecidos. En su opinión, si una persona ganaba más dinero eso se debía a su esfuerzo, y por tanto al quitarle más impuestos, se estaba castigando ese esfuerzo. Intenté explicarle sin éxito que a veces ganar más dinero no es cuestión de esfuerzo y que estaba bien que los que más dinero ayudaran a los que tenían menos. Lo que le expliqué fue en qué consistía el principio de capacidad económica y el principio de solidaridad, lo que nos llevaba a una mayor equidad. No tuve éxito. Vamos a ver si lo consigo contigo.


¿Equidad es lo mismo que igualdad?

Hay un malentendido habitual en la sociedad en cuanto a los conceptos de equidad e igualdad. No son lo mismo:



¿Cómo conseguimos la equidad?

La igualdad en no es justa y sí lo es la equidad. Para poder llegar a ella, los que más tienen deben pagar más impuestos para dar ayudas a los más desfavorecidos.
Para conseguir la equidad y por tanto un sistema justo, es imprescindible que apliquemos dos principios: El principio de capacidad económica (equidad horizontal) y el principio de solidaridad (equidad vertical).

1. Equidad horizontal (utilizamos el principio de capacidad económica). Quiere decir que aquellos que ganen lo mismo, es decir, que tengan la misma capacidad económica, deben pagar lo mismo. Esto es justicia social.

Por eso los ciudadanos pagamos impuestos según nuestra capacidad económica. La capacidad económica de una persona depende de sus ingresos (renta), de su riqueza (patrimonio) o de sus gastos (consumo de bienes).

2. Equidad vertical (usamos el principio de solidaridad). Quiere decir que aquellos que ganen más dinero deben pagar más impuestos.

¿Es justo que el que más gane pague más?

Si recuerdas dijimos que es justo que haya gente que gane más si hace mejor su trabajo. También hay trabajos que se pagan más, no porque sean más difíciles sino porque se ha establecido así en el mercado (por ejemplo, los futbolistas). Le pregunté a mi amigo ¿De verdad se esfuerza más un futbolista que un albañil que va 8 horas a la obra con el frío? ¿Te esfuerzas más tú como maestro que él? Su respuesta fue que él había estudiado una carrera y por eso merecía ganar más. Podríamos hablar horas sobre el hecho de que tenemos miles y miles de personas con carreras y másteres cobrando menos de 1000 € en España, pero es cierto que muchos pensamos que si una persona está más preparada es justo que gane más. Pero el debate no acaba aquí.

El problema es que muchas veces no todo el mundo tiene las mismas oportunidades si nace en una familia con poco dinero que no le puede pagar estudios caros, o si simplemente es bueno realizando un trabajo que no se paga muy bien (puedo ser muy bueno de cajero de supermercado, pero difícilmente voy a ganar mucho dinero, y si soy bueno en la banca voy a ganar mucho). Se da la casualidad de que algunos de mis amigos tienen padres con empresas que les han colocado en puestos importantes y están ganando mucho dinero, otros sin embargo tuvieron (tuvimos) que empezar desde más abajo y cobramos bastante menos. Todos estudiamos lo mismo, y algunos de los que más ganan tardaron muchos más años en acabar la carrera. ¿Es de verdad sólo una cuestión de esfuerzo ganar más dinero?

En ocasiones por lo tanto uno puede ganar menos dinero, no porque haga mal su trabajo, sino porque por alguna razón ese trabajo está peor pagado o porque ha tenido menos oportunidades del resto. Entonces parece justo que aquellos que tienen más dinero paguen más impuestos para así intentar ayudar a aquellos que no tienen la fortuna de ganar tanto. Se aplica aquí el principio de solidaridad. Por eso, los que más ganan pagan más.
La mayoría de las personas creen en estos dos principios, de capacidad económica y solidaridad. El debate no es si es justo que los que más tienen paguen más, el debate cómo casi siempre es: ¿Cuánto más?

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.