Header Ads

8. DEMANDA DE EUROS (OFERTA DE DÓLARES)


Cuando mi amiga Mary vino a trabajar a España, el tipo de cambio $/€ era de 1,40, lo que como ya sabes implica que tuvo que dar 140 dólares para conseguir 100 euros. Un año después, cuando volvió a su país y quiso cambiar sus euros por dólares, el tipo de cambio $/€ había bajado a 1,10, lo que quiere decir que, por cada 100 euros, le daban 110 dólares. Mary había perdido 30 dólares por cada 100 euros que tenía. Como ves, la variación de los tipos de cambio es muy importante en un mundo cada vez más globalizado donde personas y empresas hacen cada vez más negocios fuera.

¿Pero por qué cambia el tipo de cambio?

Tal y como vimos en el anterior punto, el tipo de cambio es el precio al que se intercambian dos monedas, y como todo precio de un bien, este varía en función de la oferta y demanda de ese bien. Nosotros vamos a suponer que sólo hay dos monedas, euros y dólares. De esta manera, si un europeo necesita dólares (demanda dólares) tendrá que ofrecer a cambio sus euros. En este supuesto, por tanto, suponemos que demanda euros = oferta dólares De la misma manera, si un americano necesita euros (demanda euros), tendrá que ofrecer sus dólares a cambio. Suponemos que oferta euros =demanda dólares.


LA DEMANDA DE EUROS está formada por todas las personas que desean cambiar sus dólares (u otras monedas) por euros. En nuestro ejemplo, demandar euros es querer cambiar dólares por euros

¿Quién quiere euros?

Existen tres motivos para demandar euros en el mercado: las exportaciones, la entrada de turistas y la entrada de capitales financieros.

1.  Exportaciones europeas. Las personas que demandan euros son, en primer lugar, los exportadores nacionales que venden sus productos en el extranjero. Cuando una empresa de Europa exporta sus mercancías a USA, reciben dólares a cambio que posteriormente desean convertir en euros (para ello demandan euros por dólares)
2. Los turistas que vienen a Europa. Cuando un turista va a otro país, necesita comprar la moneda de ese lugar. Los turistas americanos desean cambiar sus dólares por euros, y por tanto demandan euros cuando vienen a Europa.
3. Los inversores extranjeros en Europa. También demandan euros los residentes en el extranjero que desean invertir en Europa. Estas personas y empresas necesitan cambiar los dólares por euros para llevar a cabo estas inversiones

¿Qué factores influyen en que haya más o menos demanda de euros?

La demanda de euros va a variar principalmente por los siguientes factores:

a) El tipo de cambio. Si el tipo de cambio $/€ sube, eso quiere decir que el euro se está apreciando, y, por tanto, se necesitan más dólares para conseguir un euro. Por tanto, los compradores, turistas o inversores americanos verán menos interesante venir a Europa y demandarán menos euros.

b) El precio de los bienes en ambos países.  Las exportaciones dependen del precio que tenga un bien en ambos países. Si de repente en Europa aumentan los precios de los coches, los americanos querrán comprar menos coches aquí, por lo que la demanda de euros disminuirá. Lo mismo ocurrirá si el precio de los coches se hace más barato allí. Por tanto, un aumento de los precios nacionales o un descenso de los precios extranjeros, hace que los extranjeros quieran comprar menos aquí y disminuye la demanda de euros.

Lo contrario ocurrirá si el precio de los bienes europeos baja o si el precio de los bienes americanos sube. Ahora, los americanos verán que es más barato comprar en Europa por lo que demandarán más euros para hacerlo.

c) La renta extranjera. Si de repente Estados Unidos tiene una gran expansión y su renta aumenta, podrán comprar muchos más productos en Europa, venir más de turismo, e incluso invertir más (los 3 motivos para demandar euros), lo que hará que aumenten la demanda de euros. Sin embargo, si sufren una crisis, comprarán menos en Europa y disminuirán la demanda de euros.

d) Los tipos de interés en ambos países. Que una persona o empresa quiera invertir en otro país depende principalmente del tipo de interés que pueda conseguir a cambio comparado con el de su país.

Si de repente sube el tipo de interés de la zona euro, se hará más interesante invertir en Europa y por tanto los americanos demandarán euros para hacerlo. Lo mismo ocurrirá si bajan los tipos de interés de Estados Unidos, invertir allí no será atractivo y vendrán a Europa demandando euros.

Sin embargo, si baja el tipo de interés en Europa o si sube en Estados Unidos, dejará de ser interesante invertir en Europa y bajará la demanda de euros.


LA CURVA DE DEMANDA DE EUROS nos muestra la relación entre la cantidad demandada de euros y el tipo de cambio del euro cuando las demás variables (precios de los bienes, tipos de interés y renta extranjera) permanecen constantes. 

 Al igual que pasaba cuando estudiábamos la demanda de un bien, si cambian estas variables, la curva de demande euros se desplazará.

Imagina que sube los tipos de interés en Europa. Eso hará que muchos americanos quieran invertir aquí su dinero. Para ello, irán al mercado de divisas y demandarán euros ofreciendo a cambio sus dólares. Acaba de haber un aumento de la demanda de euros que desplaza la curva a la derecha.



Sin embargo, si los precios de Europa de repente se vuelven más caros, los americanos desearán comprar menos aquí, por lo que disminuirá la demanda de euros, que se desplazará a la izquierda.

Al disminuir la demanda de euros, se genera una abundancia de euros que hace bajar el precio del euro, es decir, el TC$/€ baja, y por tanto hay una DEPRECIACIÓN DEL EURO.







No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.