Header Ads

4.1 EL LIBRECAMBIO


Cuando el señor Trump llegó a presidente de los Estados Unidos, lo hizo con la promesa de que levantaría un muro con la frontera de México. Su objetivo era impedir la entrada de mercancías y personas que llegaran de Sudamérica. Ahora está haciendo algo parecido a China, ya que le está dificultando la entrada de sus productos a USA.

Acabamos de decir que el comercio entre países es bueno ¿a qué viene esto Donald? En realidad, hay un fuerte debate entre favorecer el libre comercio (librecambio) e impedirlo o dificultarlo (proteccionismo). El debate en el comercio internacional se centra en librecambistas y proteccionistas. Vamos a ver lo que defienden ambas posturas.


EL LIBRECAMBIO defiende que no se les ponga ningún tipo de obstáculos al libre comercio. Tal y como hemos visto con la ventaja comparativa, cada país debe especializarse allí donde es comparativamente mejor y luego intercambiar bienes con otros países, ya que así todos salen beneficiados.

Los defensores del librecambio dicen que el libre comercio tiene las siguientes ventajas:

1. Más eficiencia en la producción (productividad). El comercio internacional permite especializarse en aquellos bienes en los que son más productivos. Por tanto, en el país se genera más riqueza y los ciudadanos podrán disfrutar de más bienestar.

2. Más competencia y con ello menores precios. El comercio internacional provoca una mayor competencia entre las empresas, que ya no sólo tienen que competir con las empresas nacionales sino también con las extranjeras. Por ejemplo, hace unos años Telefónica era la única empresa en telefonía, pero al entrar empresas extranjeras se produjo un aumento de competencia. La competencia permite disminuir los precios, conseguir una mayor calidad de productos y fomenta que las empresas tengan que estar innovando continuamente.

3. Más variedad y cantidad de productos. Si no hubiera comercio internacional, muchos países no podrían consumir muchos productos. Por ejemplo, en España no tenemos petróleo, pero podemos importarlo gracias al comercio internacional. De la misma manera, el comercio internacional permite consumir más variedad de bienes. Aunque aquí tenemos un excelente queso manchego, también podemos disfrutar de queso francés u holandés.

4. Menos costes para algunas empresas (economías de escala). A medida que las empresas se hacen más grandes, se generan economías de escala, que vimos en el tema 3. Las economías de escala ocurren cuando las empresas a medida que producen pueden disminuir los costes de sus productos. Por ejemplo, Zara al vender tanto, puede desarrollar grandes tecnologías que requieren una gran inversión. Una vez que esta inversión está hecha, puede fabricar mucho más barato que otras tiendas más pequeñas. El comercio internacional permite ampliar mercados y que empresas como Zara o el banco Santander puedan hacerse más grandes y abaratar costes.

Para los defensores del libre comercio, se consigue un mayor bienestar para todos los ciudadanos y una mayor riqueza para el país. Podremos disfrutar de costes y precios más baratos, además de una mayor cantidad y variedad de productos.
Sin embargo, llevar esto a la práctica no siempre es fácil. Incluso los países que más se han beneficiado del comercio internacional en los últimos años como China, Irlanda, Singapur, Japón o Corea del Sur, han utilizado algunas medidas proteccionistas.

El libre comercio al 100% no siempre es fácil, y esto es porque hay argumentos a favor del proteccionismo.



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.