Header Ads

7. El tipo de cambio


Hace unos años viajé a Estados Unidos e Inglaterra durante el verano, y como sabes allí no hay euros, sino que utilizan dólares y libras respectivamente. Por lo tanto, antes de viajar necesitaba adquirir estas dos monedas extranjeras llamadas divisas. Por supuesto, si lo que quieres son dólares, libras u otra moneda extranjera, tienes que comprarlas con tus euros. Así, antes de acudir al banco consulté cuántos euros tenía que ofrecer para que me dieran una libra o un dólar.
Entonces, ¿con 100 euros me dan más de 100 dólares o menos de 100 dólares? ¿Y más o menos de 100 libras? Pues todo esto depende del tipo de cambio, que se fija en el mercado de divisas. Vamos a explicarlo.

¿Qué es el mercado de divisas?

Si una empresa japonesa vende a un español un automóvil, exigirá que se le pague en yenes, al igual que si una empresa española vende aceite a una americana querrá que le paguen en euros. Por tanto, necesitamos un mercado en el que un español pueda conseguir yenes y un americano euros. Este mercado es el mercado de divisas.

UNA DIVISA es dinero extranjero y el lugar donde puedo cambiar monedas de distintos países se realizan en el MERCADO DE DIVISAS. El precio de la divisa es el tipo de cambio

¿Qué es el tipo de cambio?

Al igual que cuando vamos a comprar el pan nos dicen el precio de ese bien o servicio, cuando queremos comprar dólares, yenes o libras también tienen su propio precio.

 EL TIPO DE CAMBIO es el precio de una moneda por otra. Es decir, el número de moneda extranjera que hay que entregar para obtener una moneda nacional (un euro para nosotros). (está es la definición que da el BCE para el tipo de cambio con el euro, aunque en ocasiones te la puedes encontrar al revés en periódicos)

Como el tipo de cambio relaciona dos monedas, podemos expresarlo de dos maneras equivalentes. En el caso del euro y el dólar:

Tipo de cambio $/€. Número de euros que hay que entregar para obtener un dólar.
Tipo de cambio €/$. Número de dólares que hay que dar para obtener un euro.

Nosotros vamos a coger la definición del BCE, es decir, el tipo de cambio $/€, el número de dólares que hay que entregar para obtener un euro.

Que el tipo de cambio $/€ sea de 1,25, quiere decir que hay que entregar 1,25 dólares para obtener un euro o dicho de otra manera, si entrego un euro me darán 1,25 dólares.

Depreciación y apreciación

Al igual que el pan o la ropa puede subir o bajar de precio, también lo pueden hacer las divisas. El tipo cambio (precio de las monedas) varía todos los días. Es decir, que con un euro a veces me darán más o menos dólares.

El tipo de cambio, se determina en el mercado de divisas mediante el juego de la oferta y la demanda. Si te das cuenta, es lo mismo que pasa con cualquier otro bien. Si hay mucha demanda, su precio sube. Así, diferenciamos entre depreciación y apreciación.

DEPRECIACIÓN. Si el tipo de cambio $/€ disminuye significa que, por un euro, ahora se obtienen menos dólares que antes. Por ejemplo, si el tipo de cambio dólar/euro disminuye desde 1,25 hasta 1,10, es que el euro ha perdido valor frente al dólar.

Cuando ocurre esto decimos que el euro se ha DEPRECIADO frente al dólar. ¿Por qué esto es importante? Porque ahora los turistas y compradores americanos tendrán que dar menos dólares para conseguir un euro. Por tanto, cuando vengan aquí su dinero valdrá más y podrán comprar más cosas. Comprar en Europa es más barato para USA y comprar en USA es más caro para los europeos.
Lo contrario nos pasa a los europeos, antes con un euro conseguíamos 1,25 dólares, pero ahora solo conseguimos 1,10. Es decir, cuando vayamos allí a comprar tendremos menos dólares y podremos comprar menos cosas.

APRECIACIÓN. Un aumento del tipo de cambio $/€ significa que hay que dar más por unidad de para obtener un euro. Si el tipo de cambio $/€ pasa de 1,25 a 1,40 decimos que el euro ha ganado valor respecto al dólar.

Ahora el euro se ha APRECIADO frente al dólar. Con un euro apreciado, los turistas y los compradores americanos tendrán que dar más dólares para conseguir un euro (1,40 en lugar de 1,25). Por tanto, con el mismo dinero que antes, tendrán menos euros y podrán comprar menos en Europa. Los europeos, sin embargo, ahora obtenemos más dólares con un euro. Por tanto, con el mismo dinero podremos comprar más cosas allí. Los productos de USA son más baratos para Europa.





No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.