Header Ads

9. LA TRANSICIÓN DEL COMUNISMO A LA ECONOMÍA MIXTA




El caso de la Unión Soviética

La antigua URSS presentaba una serie de problemas que ya hemos visto, como eran la excesiva burocracia y la falta de incentivos correctos.

Excesiva burocracia.  

Su enorme burocracia,  llamada nomenklatura, carecía de medios modernos de gestión (telecomunicaciones, informática, dispositivos electrónicos, etc.). Esto provocaba una gran falta de información válida sobre los bienes que el Estado tenía que producir en cada momento.
Entre el 20% y el 50% de las cosechas de cereal, patatas, azúcar, remolacha y frutas se echaba a perder antes de llegar a las tiendas. ​ Todo ello provocaba escaseces temporales, que llevaba a grandes colas.

La falta de incentivos correctos

En las empresas, los jefes recibían recompensas tanto por una mayor contratación de trabajadores, lo que se tradujo en una excesiva contratación de trabajadores innecesarios, como por  llegar a una cantidad determinada de producción sin importar los costes. La obsesión por llegar a esa cantidad objetivo llevaba a acumular muchas materias primas que se acababan desperdiciando y a una producción de mala calidad.

Esto hizo que cada vez se produjera menos con los recursos que disponía Entre 1970 y 1987, la productividad disminuyó más de un 1% al año

Todo esto era un freno a la innovación tecnológica o la competencia. Había pocas recompensas a los directores de empresas que aplicaban procesos de producción o productos más nuevos o eficaces
Todos estos factores llevaron al colapso de la economía, caracterizada por escaseces, largas colas, acumulación de empleos innecesarios, corrupción persistente, que llegaba hasta “el empleado que escondía debajo del mostrador, para sus amigos o parientes o para un soborno”.

En 1991, la URSS se disolvió, y llego un largo proceso que trataría de hace una transición desde la economía planificada hasta la economía mixta. Este proceso se llamó perestroika.

La transición China

En 1949 Mao Tsé-Tung llegó al poder en China. Mediante una reforma en el sector agrícola, Mao les quitó la tierra a los terratenientes y se las entregó a los campesinos. Esto provocó la formación de comunas populares basadas en la producción colectiva.

Durante muchos años, Mao fue un símbolo del comunismo que buscaba la igualdad para todos, donde la mayoría de decisiones se tomaban dentro de cada comuna. La mayoría tenía cubiertas sus necesidades más básicas, aunque en el fondo existía lo que muchos llamaron “igualdad de pobreza”. En cuanto a las relaciones internacionales, Mao mantuvo cerrado el país a otros países.

Pero en 1978 llega al poder Deng Xiaoping, que inicia una serie de reformas para pasar una economía mixta. Desde entonces China ha logrado un crecimiento sin precedentes, creciendo los últimos 40 años por encima del 8% anual (Estados Unidos o Francia han crecido por debajo del 2%).

El gran éxito de China se debe a varios factores. La apertura al exterior le permitió un gran aumento de las exportaciones, ya que, al tener una mano de obra barata, podía vender más barato que casi a nadie a otros países. Otra clave fue la inversión, durante años, China invirtió más del 40% de su PIB en infraestructuras y otros bienes de capital (como máquinas), lo que permitió un gran aumento de la productividad.

De seguir a este ritmo, China pronto pasará a ser el país con mayor producción del mundo, quitando el primer puesto a Estados Unidos

China y Rusia (que es la octava en producción del mundo) son un claro ejemplo de la mejora de la calidad de vida que ha provocado la transición a la economía mixta. Y es que, no cabe duda que los incentivos son realmente importantes para tener una economía próspera.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.