Header Ads

6.3. EL DEBATE DE LAS POLÍTICAS DISTRIBUTIVAS: el conflicto eficiencia-equidad


Llevamos varias páginas hablando de la necesidad de que haya políticas distributivas que busquen una mayor igualdad de oportunidades y de renta. Sin embargo, no todo el mundo está a favor de este tipo de políticas.

Los críticos de las políticas distributivas dan principalmente dos argumentos en contra:

El primer argumento se debe a razones ideológicas. Para muchos el Estado no debería redistribuir de la renta. Hay personas que consideran que uno gana dinero con su esfuerzo y cada uno debe pagarse su sanidad, su educación etc. sin que haya ayudas.

La segunda razón se debe a lo que se conoce como el conflicto eficiencia-equidad. Como hemos visto, las políticas distributivas gastan mucho dinero en ayudas, seguridad social, educación etc. y esto requiere unos mayores impuestos.

El conflicto eficiencia-equidad surge cuando el Estado al buscar una mayor equidad cobrando más impuestos a quien gana más y dando ayuda a quien lo necesita, provoca que algunas personas se esfuercen menos y sean menos eficientes.

Pero ticher, ¿estas ayudas las reciben las personas que las necesitan, cómo les van a hacer menos eficientes). Imagina que para recibir becas de estudios una familia debe ganar menos de 23.000 euros. Supongamos que una familia gana 22.500 euros al año, y sus hijos reciben becas de estudios por valor de 4.000 euros. Ahora imagina que a un miembro de la familia le ofrecen trabajar más horas y ganar al año 2.000 euros más. Como puedes ver, aceptar ese trabajo le deja a la familia en una peor situación, al darle a la familia 2.000 euros más, pero quitarle 4.000 en ayudas.
Otro ejemplo puede ser la ayuda del paro. Si una persona está cobrando 1.000 euros en el paro, puede rechazar puestos de trabajo de por ejemplo 1.200 euros, porque considera que no le compensa la diferencia y trabajar 8 horas al día.

Okun explicó las políticas distributivas como un cubo que gotea. Llenamos el cubo con el dinero de los que más ganan para llevarlo a los más desfavorecidos. Pero el cubo tiene un agujero que hace que parte del dinero se pierda en el camino. Este agujero se debe a la pérdida de incentivos que hace que algunas personas vean menos interesante trabajar más y a los costes administrativos de papeleo del Estado.




No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.