Header Ads

Resumen políticas macroeconómicas de estabilización


1. En expansiones de demanda: Las políticas contractivas son una buena receta para enfriar la economía y tratar de bajar un poco los precios. Cuando la demanda agregada de un país está subiendo mucho, la economía se sobrecalienta y empiezan a surgir burbujas económicas. En este momento el gasto y la producción están subiendo, pero también lo hacen los precios. Un aumento de los tipos de interés (política monetaria contractiva) o un descenso del gasto del Estado y aumento de los impuestos (política fiscal contractiva) conseguirán el objetivo de disminuir la DA y con ello disminuir los precios.

Las políticas contractivas fiscales y monetarias las llevamos a cabo cuando queremos bajar los precios. El coste es que baja la producción y el empleo



2. En recesiones de demanda: Las políticas expansivas son ideales cuando el país entra en crisis y la producción desciende a la par que el desempleo aumenta. Un descenso del tipo de interés (política monetaria expansiva) o un aumento del gasto del Estado o descenso de los impuestos (política fiscal expansiva) permitirá aumentar el gasto del país y combatir los efectos de la crisis.

Las políticas expansivas fiscales y monetarias las llevamos a cabo cuando queremos estimular la economía para aumentar la producción y el empleo. El coste pueden ser mayores precios y déficit público



Hay que tener en cuenta que estas medidas expansivas que suponen gastar más dinero por parte del Estado e ingresar menos (por los menores impuestos), hacen que el Estado se quede sin fondos y tenga que pedir prestado. Esta situación donde el Sector Público gasta más de lo que ingresa se llama DÉFICIT PÚBLICO y tiene efectos negativos para un país que veremos a continuación.

3. En recesiones de oferta: Tenemos al mismo tiempo desempleo e inflación. No hay medidas que permitan aumentar a corto plazo la oferta y solucionarlo. Si usamos políticas fiscales o monetarias expansivas podemos generar empleo, pero empeoramos la inflación (y generamos déficit público). Si usamos medidas contractivas podemos frenar la inflación, pero aumentará todavía más el desempleo.

Por ello es recomendable llevar siempre políticas de oferta a largo plazo, ya que permiten aumentar la producción sin provocar inflación




No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.