Header Ads

1. LA CREACIÓN DE VALOR Y LOS TIPOS DE UTILIDAD


Sábado por la noche. Tus amigos y tú decidís encargar una pizza en casa. Cuando llega el repartidor cada uno tiene que pagar 8€. Tu amigo Borja Mari sin embargo no ha querido participar, ya que dice que no tiene sentido pagar ese dinero cuando uno puede comprar los ingredientes y hacerse su propia pizza por mucho menos. ¿Por qué la pizzería consigue vendernos la pizza a más del doble de lo que nos costarían los ingredientes? ¿Es Borja Mari el único que ve que todo esto es una estafa?

Sin entrar en si este precio es más o menos caro, hay un motivo por el cual estamos dispuestos a pagar un precio superior por esta pizza: la empresa que la ha producido ha creado valor.

La creación de valor

La producción de cualquier bien por parte de una empresa supone transformar una serie de factores productivos, mediante un proceso productivo, para obtener un bien o servicio que satisfaga las necesidades humanas.

Al transformar estos factores productivos en productos más elaborados, las empresas están creando utilidad, es decir los hace más útiles, y pueden satisfacer mejor las necesidades humanas.

Un ejemplo muy claro lo podemos en la producción de pan. El primer paso es la recogida de la materia prima, en este caso el trigo. En este caso, el valor del trigo es reducido, ya que no nos va a permitir satisfacer una necesidad de manera directa (no nos vamos a comer el trigo).

Este trigo pasará a otra empresa que producirá harina. Al transformar el producto, la empresa harinera ya está añadiendo valor, es decir, creando utilidad. Por ello la harina es más cara que el trigo utilizado. Esta harina pasará a manos del panadero, que la transformará al combinarla con otras materias primas y llegará a producto final: el pan, que nos permitirá satisfacer una necesidad (alimentarnos).


Por supuesto, el pan valdrá más que la harina utilizada que a su vez valía más que el trigo. A medida que el producto ha ido pasando fases de elaboración por las diferentes empresas, su utilidad se ha incrementado y con ello su precio.

Como los bienes que creamos valen más que los factores productivos que hemos utilizado, decimos que la empresa crea valor. Este valor creado (diferencia entre el valor del producto y el valor de los factores usados) es lo que se llama valor añadido.

Los tipos de utilidad

La utilidad de un producto puede ser de 4 tipos.

a) Utilidad de forma. En ocasiones, la empresa proporciona los bienes al cliente en una forma que es más útil que las materias primas que se utilizan en la fabricación del producto mismo. En nuestro ejemplo inicial, comprar una pizza ya hecha es mucho más cómodo que comprar los diferentes ingredientes y hacerla uno mismoLo mismo ocurre con la barra de pan, pagamos un mayor precio para evitar recolectar el trigo, producir la harina y luego el pan.

b) Utilidad de lugar. Se produce cuando la empresa acerca el producto al consumidor. Que tengamos tiendas de todo tipo cerca de nosotros (panaderías, carnicerías, tiendas de ultramarinos, tiendas de ropa etc.) permite que no tengamos que hacer grandes desplazamientos para conseguir los productos que deseamos. Por eso muchas veces estamos dispuestos a pagar más dinero en la tienda de la esquina o si nos traen el producto a casa.

c) Utilidad de tiempo. Esta forma de utilidad implica que los productos sean distribuidos al cliente en el momento de la necesidad. De esta manera nos ahorran el tiempo de tener que llevar a cabo la producción del bien en el momento que lo necesitamos. Esto explica porque se venden tantos refrescos fresquitos en la playa, ya que nos lo ofrecen justo cuando tenemos mucha sed. La panadería está abierta para vendernos el pan justo cuando lo necesitamos. La pizzería nos hace la pizza justo cuando queremos cenar.

d) Utilidad de propiedad o posesión. Es la facilidad con la que podemos traspasar la propiedad de un producto al cliente. A mayor facilidad, más utilidad y mayor precio podrá ganar la empresa. Por ejemplo, las inmobiliarias tienen grandes beneficios porque facilitan la venta o alquileres de las viviendas.


Borja Mari ya empieza a entender el precio de la pizza. La pizzería la ha cocinado por nosotros a partir de los ingredientes que deseábamos (utilidad de forma), nos la ha traído a casa un sábado por la noche (utilidad de lugar) y calentita a la hora de la cena (utilidad de tiempo). El repartidor ha permitido que esa pizza conforme pase de la puerta sea de nuestra propiedad (utilidad de posesión). Esta última utilidad nos permitirá compartir la pizza con quien queramos, incluso…. Con Borja Mari

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.