Header Ads

1.1. La inversión y sus tipos


Desde que cumpliste los 16 años estás en edad de trabajar. Sin embargo, al decidir seguir estudiando, has renunciado a poder empezar a trabajar y ganar dinero. ¿Por qué tus padres se empeñaron en que siguieras estudiando? Porque al estudiar estás consiguiendo recibir una educación con la que en el futuro podrás ganar mucho más dinero que sin ella.  Enhorabuena, has tomado la decisión de tu vida, porque cuando renuncias a algo hoy para conseguir más mañana, estás haciendo una inversión.


¿Qué es la inversión?


La empresa para poder llevar a cabo la producción de bienes y servicios necesita una serie de factores productivos (maquinaria, materias primas, trabajadores etc.). La adquisición de estos factores, supone una inversión, ya que la empresa se gastará unos fondos con la esperanza de producir bienes y servicios que venderá por un importe mayor a los fondos utilizados.

La inversión es aquel acto en el cual la empresa cambia una satisfacción inmediata y cierta a la que renuncia, por una esperanza de obtener una mayor rentabilidad en el futuro.

Así, si tenemos una cafetería y decidimos dedicar parte de nuestros fondos a comprar una nueva cafetera, estamos realizando una inversión. La razón es que estamos renunciando a utilizar esos fondos en otra cosa, a cambio de la esperanza de poder vender mejor café y obtener más beneficio

 Los tipos de inversión

Podemos utilizar varios criterios para clasificar las inversiones:

A) Según el tipo de activos que compramos

- Inversiones en activos reales o productivos. Es la compra de elementos que le permiten a la empresa llevar a cabo su actividad productiva (maquinaria, instalaciones, materias primas, ordenadores etc.).

- Inversiones en activos financieros. Es la compra de acciones o bonos con los que la empresa no busca llevar su actividad productiva, sino obtener una rentabilidad futura recibiendo dividendos o intereses.

B) Según el tiempo que dure la inversión.

- Inversiones a largo plazo o permanentes. Se utilizan para comprar bienes que van a permanecer en la empresa durante un tiempo prolongado de tiempo (normalmente más de un año), como máquinas, equipos informáticos etc.

- Inversiones a corto plazo o de funcionamiento. Son aquellas cuya duración en la empresa suele ser menos de un año, ya que son elementos que incorporamos a la producción de manera continua, como por ejemplo materias primas.

c) Según la finalidad de la inversión

- Inversiones de renovación. Se utilizan para reemplazar un activo productivo antiguo o estropeado por uno nuevo.

- Inversiones expansivas. Son aquellas con las que incorporamos activos que nos permitan aumentar la capacidad de producción de la empresa.

- Inversiones estratégicas. Buscar adaptar la empresa a los posibles cambios que surjan en el entorno adquiriendo nuevos activos que permitan producir más barato o bienes de mayor calidad. Se dice que el activo antiguo ha quedado obsoleto.

d) Según la relación con otras inversiones.

- Inversiones sustitutivas. Son aquellas que al llevarlas a cabo, implica que no podemos realizar otras.
- Inversiones complementarias. El hecho de llevarlas a cabo, facilita que podamos realizar otras.
- Inversiones independientes. Su realización ni impide ni ayuda a que llevemos otras a cabo.



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.