Header Ads

2. EL COSTE DE LOS INVENTARIOS


En tu empresa tienes que decidir cuántas existencias quieres tener en el almacén. ¿Cuánto dirías que es lo mejor? Pues cuantas existencias en almacén mejor ¿no profe?, así nunca no tengo problemas de quedarme sin materiales. Siento decirte que no es tan fácil pequeño, y es que tener inventarios tiene un coste.

El coste de inventarios

Para saber qué cantidad de inventarios deseamos tener en almacén, debemos conocer los siguientes costes asociados

1. Coste de pedido. Es el coste de realizar un pedido, ya que cada vez que solicitamos que nos manden existencias tendremos unos costes administrativos. Estos costes surgen porque cada vez que vamos a hacer un pedido necesitamos trabajadores que comprueben las existencias que tenemos y las que necesitamos y que luego llamen a los proveedores. Además, una vez llegue el pedido hay que descargar el pedido, contarlo y marcar los precios. Todo esto lleva tiempo y por tanto supone un coste.

Desde este punto de vista a la empresa le interesa hacer pocos pedidos de muchas existencias, ya que tendrá que hacer menos veces este proceso y ahorrará costes.

2. Coste de adquisición. Es el coste de comprar las existencias, es decir, el precio por el que compramos la materia prima o las mercaderías.

Aunque podemos pensar que este coste es siempre el mismo, puede variar con el volumen de compra. En ocasiones si hacemos pedidos muy grandes, tenemos descuentos. Por tanto, comprar muchas existencias de una vez nos puede ahorrar costes.

3. Coste de ruptura de los stocks. Las empresas industriales necesitan materias primas en el almacén para poder llevar a cabo su producción y productos terminados para poder vender a sus clientes. Las empresas comerciales necesitarán mercaderías. Quedarse sin existencias puede suponer un alto coste para la empresa. Si nos quedamos sin materias primas, no podremos seguir produciendo. Si faltan productos terminados o mercaderías, entonces no podremos vender a los clientes.

De nuevo a la empresa le interesa tener un elevado nivel de existencias o stocks en el almacén, ya que si el almacén se vacía, el coste de la empresa es que no podrá vender a sus clientes, con lo que muchos se irán a la competencia.

4. Coste de almacenamiento. Tener existencias en el almacén también un coste. Las existencias ocupan un lugar en la empresa por el que pagamos un alquiler y podríamos usar para otra cosa. Además un mayor almacén también nos llevar a un mayor gasto de personal que se encargue de estas existencias,  También se pueden deteriorar con el paso del tiempo.
Así, nos interesa tener un menor nivel de existencias en el almacén para poder disminuir los costes de mantenimiento del mismo.




De esta manera vemos que no es fácil para la empresa estimar cuántas existencias o inventarios mantiene en el almacén.

- Un nivel elevado de existencias tiene grandes costes de almacenamiento, pero disminuye los costes de pedido (hacemos pocos pedidos de muchas existencias), permite conseguir descuentos por volúmenes de compra y disminuye los riesgos de ruptura de stocks.

-Un bajo nivel de existencias abarata los costes de almacenamiento, pero aumenta los costes de pedido (hacemos muchos pedidos de pocas existencias) y de riesgo de ruptura, además de no poder aprovecharse de descuentos por grandes volúmenes de compra.

Para saber el nivel óptimo de existencias necesitamos usar algún tipo de modelo de gestión de inventarios.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.