Header Ads

2. LOS TIPOS DE FINANCIACIÓN DE LA EMPRESA


Has decidido montar tu propia academia de economía. Te das cuenta que necesitas un local, varias pizarras, un ordenador, mobiliario, material de oficina etc. Pero no sólo eso, tendrás que empezar a pagar luz, el salario de los trabajadores, internet etc. ¿De dónde vas a sacar el dinero para empezar? Pues presta atención que lo averiguarás.

La financiación es la obtención de recursos económicos necesarios para hacer frente a las inversiones de la empresa, siendo las fuentes de financiación las vías por las que una empresa consigue fondos.

Las necesidades de financiación es uno de los grandes problemas iniciales para cualquier emprendedor. Conocer cuáles son es imprescindible para saber qué posibilidades tiene. Podemos clasificar las fuentes de financiación de la empresa de acuerdo a tres diferentes criterios.

1. Según su titularidad.

- Los fondos propios son aquellos propiedad de la empresa y que no han devolverse nunca. Es decir, las aportaciones de los socios (capital) y los beneficios no distribuidos (reservas) que forman lo que llamamos el patrimonio neto. Aquí además también incluimos las amortizaciones y provisiones que más tarde explicaremos.

- Los fondos ajenos. Se piden prestados y deben ser devueltos en un tiempo establecido junto a unos intereses. Dentro de ellos, diferenciamos los fondos ajenos a largo plazo, que tendremos que devolver en más de un año (pasivo no corriente) y los fondos ajenos a corto plazo que se devuelven en menos de un año (pasivo corriente).

Estos intereses a pagar por la financiación ajena es lo que se conoce como gastos financieros de la empresa.

2. Según el origen.

-La financiación interna: es aquella que surgen de fondos que la empresa genera por sí misma. Es decir, las reservas, las amortizaciones y las provisiones.

- La financiación externa: son recursos obtenidos del exterior, ya sea mediante aportaciones de socios (capital), emitiendo obligaciones o utilizando otro tipo de financiación ajena. También podemos incluir formas más modernas de financiación: aportaciones de entidades de capital riesgo, business angels y crowfunding.

3. Según su duración.

- Los capitales permanentes: van a permanecer en la empresa durante un largo periodo de tiempo. Es la autofinanciación (los fondos propios) y los fondos a devolver a largo plazo (pasivo no corriente).

- Capitales a corto plazo: son fondos a devolver a corto plazo como los créditos de los proveedores o préstamos bancarios que se pagarán en menos de un año.



CUIDADO: aunque a simple vista parece que la financiación ajena y la externa es lo mismo, no lo es. La financiación ajena es aquella que debemos devolver y la externa la que viene del exterior. Así, el CAPITAL es EXTERNA ya que proviene de socios y no de la empresa y es PROPIA ya que no debe ser devuelta.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.