Header Ads

3.4 LOS RATIOS FINANCIEROS


Un ratio financiero muestra es la relación entre dos magnitudes que nos permite hacer un análisis sobre la situación financiera de la empresa y así conocer la situación de liquidez, solvencia y endeudamiento de la empresa.

Los 3 ratios principales son el de tesorería, el de liquidez y el de garantía.

1. Ratio de liquidez: (Óptimo 1,5-2)

Mide la capacidad de la empresa para hacer frente al pago de sus deudas que vencen a corto plazo con los activos corrientes y que todavía quede un margen de seguridad.


El valor óptimo está entre 1,5 y 2. Si el ratio es inferior a 1, la empresa no puede pagar sus deudas a corto plazo con sus activos corrientes y la empresa tiene riesgo de suspensión de pagos. Un ratio por debajo de 1,5 también indica escasez de liquidez ya que si no vendemos algunas existencias o hay problemas de cobro, el riesgo de suspensión de pagos seguiría ahí. Un resultado mayor a 2 mostraría exceso de liquidez.

2. Ratio de tesorería: (Óptimo 0,8-1,2)

El ratio de tesorería mide la capacidad de la empresa para poder hacer sus pagos inmediatos con el disponible y realizable. Indica la liquidez más inmediata


El valor óptimo está en torno a 1. Es decir, el disponible más realizable debe ser igual al pasivo corriente para poder pagar todas las deudas a corto plazo. Si es inferior a 0,8 puede haber dificultad para pagos inmediatos. Si es mayor de 1,2 hay exceso de liquidez, y la empresa tiene activos improductivos a los que no les saca rendimiento.

3. Ratio de solvencia o garantía (Óptimo 1,5-2)

El ratio de garantía mide la capacidad de la empresa para hacer frente al pago de todas sus deudas y obligaciones. Indica la solvencia a la empresa y riesgo de quiebra.

El valor óptimo está en torno al 1,5-2. Nunca debe ser menor que 1, o los activos totales serían menores a la totalidad de las deudas (A < P) y la empresa estaría en quiebra al no poder pagar sus deudas ni vendiendo todos los activos. Un ratio inferior a 1,5 sigue indicando problemas de solvencia y riesgo de quiebra al no poder pagar las deudas a largo plazo. Un ratio mayor a 2 nos indicaría un exceso de solvencia.

Pero aparte podemos ver 3 ratios más.

4. Ratio de disponibilidad: (Óptimo 0,2-0,3)

Mide la capacidad de la empresa de pagar deudas a corto plazo con el disponible en caja o banco. Es decir, mide la liquidez aún más inmediata.

El valor óptimo esta entre 0,2 y 0,3. Un resultado mucho mayor a 0,3 significaría que hay exceso de liquidez en caja que se podría invertir. Un valor inferior a 0,2 escasez de liquidez lo que provocar problemas para hacer frente a los pagos más inmediatos.

5. Ratio de endeudamiento (óptimo 0,4-0,6)

El ratio de endeudamiento mide la proporción que existe entre la financiación ajena y sus recursos propios, de forma que podremos saber si el montante de las deudas es el adecuado para la cuantía de los fondos propios que posee.


El valor óptimo está entra 0,4 y 0,6. Un valor superior a 0,60 implica que la empresa está excesivamente endeudada lo que le puede suponer grandes costes (más del 60% de sus fondos son deudas). Un valor inferior a 0,40 supone que está poco endeudada y tal vez podría aprovechar un mayor nivel de deudas para hacer inversiones.

6. Ratio de calidad de la deuda (óptimo 0,2-0,5)

El ratio de calidad de la deuda nos muestra la relación entre el pasivo corriente frente al pasivo total. Nos muestra por tanto el porcentaje de nuestras deudas que son a pagar a corto plazo.


El valor óptimo está entre 0,2 y 0, 5. Si es menor a 0,2 tenemos pocas deudas a corto plazo y si hay buena situación de liquidez y solvencia, podríamos endeudarnos a largo plazo para hacer inversiones rentables. Si es superior a 0,5 tendremos mucha deuda a pagar en menos de un año lo que podría dar problemas para pagarla.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.