Header Ads

5.1 ¿Qué es la brecha salarial y cuánto es en España?

Existe mucha polémica alrededor del concepto brecha salarial. Algunas personas consideran que los datos son alarmantes y otras que “la brecha salarial no existe”. Así que para empezar vamos aclarar qué es exactamente la brecha salarial.

¿Qué es la brecha salarial? 

LA BRECHA SALARIAL es la diferencia existente entre los salarios recibidos por hombres y por mujeres. Cuando expresamos el dato, solemos hacerlo en porcentaje indicando por término medio cuánto menos cobra una mujer que un hombre. Si decimos que la brecha salarial es del 15%, estamos diciendo que de media una mujer cobra un 15% menos que un hombre.


¿Cuánto es la brecha salarial en España?

Sin embargo, si buscamos por internet empezamos a ver datos muy diferentes, lo que puede llevar a la confusión e incluso a pensar que los datos no son fiables. Eso es porque la diferencia en salarios es mayor o menor si tenemos en cuenta diferentes factores.

 

Así, podemos diferenciar:


a) Brecha salarial no ajustada

b) Brecha salarial no ajustada por hora trabajada

c) Brecha salarial ajustada


A. BRECHA SALARIAL NO AJUSTADA

Mide la diferencia en el salario medio total de todas las mujeres y todos los hombres sin tener en cuenta el tipo de trabajo, la responsabilidad del mismo o el número de horas trabajadas. Esto provoca que esta brecha salarial no ajustada sea la más elevada, ya que las mujeres tradicionalmente están en puestos de trabajo peor remunerados (como la limpieza), llegan a puestos con menos responsabilidades (como directivos que cobran más) y trabajan una menor cantidad de horas, por lo que cobran menos. 

 

Así, la brecha salarial no ajustada es del 19,5%. Es decir, el salario total al año de las mujeres (retribución anual) es de media un 19,5% inferior al salario de los hombres.

 

Podríamos tener la tentación de pensar que esta diferencia en salarios se debe a elecciones hechas por mujeres. Por ejemplo, podríamos pensar que son las mujeres las que eligen puestos de trabajo peor remunerados como la limpieza, que ellas desean tener menos responsabilidades y por ello no las ascienden y que también ellas eligen trabajar menos horas. Si son ellas las que hacen estas elecciones, es normal que ganen menos. Sin embargo, cuando veamos las causas de esta brecha salarial comprobaremos que en ocasiones hay barreras que impiden a las mujeres acceder a trabajos con las mismas condiciones que los hombres. Es decir, las elecciones de las mujeres no son tan “libres” como uno podría pensar.

 

B) BRECHA SALARIAL NO AJUSTADA POR HORA TRABAJADA 

Mide la diferencia del salario medio por hora trabajada entre hombres y mujeres sin tener en cuenta el tipo de trabajo o las responsabilidades. Uno de los motivos de la brecha salarial general (19,5%) era que la mujer de media trabaja menos horas (al trabajar menos horas es normal cobrar menos). Al medir el salario por una misma hora de trabajo queremos ver la diferencia en salarios entre hombres y mujeres por factores diferentes a la cantidad de horas que trabajan.

Así, la brecha salarial por hora trabajada baja hasta el 11,9%, lo que indica que de media las mujeres cobran por una misma hora de trabajo un 11,9% menos que los hombres. Algunas de las razones veremos que son que las mujeres de media tienen puestos peor remunerados y con menos responsabilidades.

 

C) BRECHA SALARIAL AJUSTADA

Indica la diferencia salarial entre hombres y mujeres teniendo en cuenta las condiciones laborales de las personas. Es decir, que mide si una mujer con la misma experiencia laboral, nivel de educación, contrato y puesto que un hombre, realmente percibe la misma remuneración que su compañero masculino. De esta forma, las brechas salariales ajustadas suponen un indicador más fiable para medir si hombres y mujeres perciben el “mismo sueldo por el mismo trabajo”

 

Es difícil calcular esta brecha ajustada, pero se estima que está en el 10%, es decir, que las mujeres, en las mismas condiciones laborales que los hombres, estarían cobrando un 10% menos. ¿Cómo puede ser esto? ¿No es ilegal que, si una mujer ocupa el mismo puesto que un hombre y tiene las mismas condiciones, cobre un salario distinto? 

 

Si la única diferencia es el género sí que es ilegal y se debe denunciar, pero parece que estos casos son reducidos. ¿Entonces? Las diferencias existen muchas veces por las compensaciones adicionales. Por ejemplo, si dos trabajadores realizan el mismo trabajo, si uno hace el turno de noche recibe un plus, o también si trabaja en festivos. Veremos que a veces las mujeres tienen más complicado acceder a estos complementos.


Lo importante es que, cuando leas o escuches un dato sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres, sepas qué aspectos se están midiendo. Solo así podrás entender de manera correcta lo que significan esos datos

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.