Header Ads

3. BIENESTAR PERSONAL Y BIENESTAR SOCIAL: eficiencia y equidad

 ¿Las elecciones que se realizan para aumentar el bienestar personal también aumentan el bienestar social?

Mi amigo Richy Bailey fue el jugador número 1 de padel de Estados Unidos de 2008 a 2018 (no es broma) y acaba de montar una academia de padel. Para ello ha contratado a 20 monitores a los que les paga 30 euros la hora, el doble de lo que ganaban antes. El negocio de Richy es muy rentable y gracias a ello está ganando mucho dinero.

 

En el tema anterior hemos visto cómo las personas tomaban decisiones de la manera en la que podían repartir mejor sus recursos para aumentar su bienestar personal. Pero no debemos confundir el bienestar personal con el bienestar social.

 

1. Bienestar personal. El resultado de una decisión aumenta el bienestar personal cuando la persona que la toma mejora su situación personal. Cuando una persona toma una decisión de cómo emplear su dinero o tiempo, lo hace pensando en que aumenta su bienestar personal. Si decidimos pasar la tarde con nuestros amigos o comprarnos un móvil, es pensando en nosotros mismos. Tal vez tú tengas en cuenta como se sentirán los demás con tus acciones y que si tu amigo te necesita debes estar con él, aunque no te apetezca, ya que de lo contrario te sentirás mal. Pero precisamente, en última instancia, la decisión que tomas, incluso pensando en los demás, depende de cómo tú te sientes.

Así, si pedimos una pizza a domicilio es porque tenemos hambre y queremos que la traigan a casa, no porque pensemos en que el repartidor necesita un trabajo. De la misma manera, el repartidor nos la lleva a casa no pensando en hacernos un favor, sino pensando en su propio bienestar, ya que su empresa le pagará por ello.

Ahora la pregunta clave es la siguiente: ¿Es posible que todas las decisiones que cada uno de nosotros toma buscando su propio bienestar personal, terminen por lograr un resultado positivo para la sociedad? 

 

2. Bienestar social. El resultado de una decisión aumentará el bienestar social cuando es lo mejor para la sociedad en su conjunto. Es fácil saber si algo aumenta mi bienestar personal, pero ¿cómo sé si aumenta el bienestar de la sociedad?

 

Volvamos a la empresa de mi amigo Richy. Como vemos, el resultado de su decisión de montar una academia aumenta su bienestar personal, ya que está ganando mucho dinero con ello. Lo mismo podemos decir con sus trabajadores que, al aceptar el trabajo, están ganando el doble que antes. Los clientes de Richy también verán aumentado su bienestar personal, ya que de lo contrario no contratarían sus servicios. Entonces, ¿todos estos resultados aumentan el bienestar social?

 

Para un economista la respuesta es clara: el bienestar social aumenta porque todos los involucrados se ven favorecidos. No hay perdedores.

 


Eficiencia, equidad y bienestar social.

 

Cuando hablamos de bienestar social hay dos aspectos por los que se puede preocupar una sociedad por conseguir: la eficiencia y la equidad.

 

Eficiencia y bienestar social 

Para los economistas, una situación es más eficiente que otra si se logra mejorar la posición de una o varias personas sin empeorar la situación de otra persona. Así, si llegamos a una situación en donde una o varias personas aumentan su bienestar personal sin que ninguna otra lo disminuya, diremos que esta nueva situación ha llevado a una mayor eficiencia y, por lo tanto, a un mayor bienestar social. 

En la empresa de Richy todos han mejorado, por lo tanto, la eficiencia es mayor y aumenta el bienestar social. Pero ojo, si el único beneficiado hubiera sido Richy, ganando incluso millones, y los trabajadores se hubieran quedado igual (con el mismo sueldo), también el resultado sería más eficiente y también aumentaría el bienestar social. La razón es clara: una persona ha aumentado su bienestar personal y nadie lo ha empeorado.

 

Equidad y bienestar social

Para muchas personas, para que haya bienestar social es necesario que haya un “reparto justo”. Muchas personas no ven claro que si solo una persona está ganando eso suponga que aumenta el bienestar social. Según su manera de ver las cosas, si por ejemplo Richy gana un millón de euros al mes con su negocio, el aumento del bienestar social solo se produce si ese único beneficiado comparte parte de sus beneficios, ya sea a través de mayores sueldos a sus trabajadores, de menores precios para sus clientes, o de alguna otra manera.


El problema aquí es el término “reparto justo”. No hay una definición exacta

 

Eficiencia se refiere a aprovechar los recursos de la mejor manera posible. Si alguien aumenta sus beneficios y nadie los disminuye, hay más bienestar social. El tamaño de la tarta es más grande. 

 

Equidad se refiere a repartir los beneficios de manera justa. No importa solo el tamaño de la tarta, sino que esta se distribuya de manera “justa”. 






No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.