Header Ads

3. Tipos de bienes y servicios

Ya que los factores productivos que acabamos de estudiar nos permiten producir bienes y servicios, el siguiente paso es ver las diferentes clasificaciones que tenemos de estos. Pero antes, recordemos la definición.


¿Qué son los bienes y servicios?

Los BIENES Y SERVICIOS son todo aquello que nos satisface una necesidad. Lo bienes las satisfacen a través de productos, y los servicios a través de personas.


Clasificación de bienes y servicios

Las principales clasificaciones de bienes y servicios son las siguientes.


A. Bienes y servicios según su disponibilidad:

- Bienes libres: son abundantes y disponibles de manera gratuita en la naturaleza (luz del sol, aire…). 

 

- Bienes económicos: se producen con recursos escasos, por tanto, también son escasos y tienen un precio. Los bienes económicos suelen suponer un esfuerzo para obtenerlos, es decir, realizar una actividad económica (el agua de un manantial sería un bien libre, el agua que llega a nuestras casas por las tuberías, un bien económico).

 

B. Bienes y servicios según su tangibilidad: 

- Bienes materiales: son todos aquellos de naturaleza tangible, como puede ser un ordenador. 

 

- Bienes inmateriales: son de naturaleza intangible, como una aplicación informática. 

 

C. Bienes y servicios según su uso:

- Bienes de consumo: son aquellos que satisfacen directamente una necesidad. Pueden ser duraderos, si se pueden usar durante mucho tiempo (como una lavadora); o no duradero, si tiene uno o unos pocos usos (como una barra pan). 

 

- Bienes de capital: sirven para producir otros bienes, como una excavadora, y por tanto, no satisfacen una necesidad de manera inmediata.

 

Hay que recalcar que un bien puede ser de consumo o de capital según quien lo utilice. Un ordenador usado por una empresa será un bien de capital y usado por una familia será un bien de consumo.

 

D. Bienes y servicios según su grado de elaboración: 

- Bienes finales: son aquellos que ya están listos para poder consumirse, es decir, no necesitan pasar por más fases de fabricación, como una bicicleta.

 

- Bienes intermedios: se emplean para ser transformados o incorporados a la producción de otros bienes, como el acero, que puede usarse para producir un coche.


Hay que recalcar que un bien puede ser final o intermedio en función del uso que se le dé. La leche puede ser un bien final si se vende ya directamente al consumidor, o un bien intermedio si se usa para producir queso.

 

E. Bienes y servicios según su propiedad:

- Bienes públicos: son aquellos que pueden consumirse de manera conjunta por la sociedad y no son propiedad de una persona o empresa, como por ejemplo un puente o un parque.

 

- Bienes privados: pertenecen a una persona o a una empresa, por lo que solo puede ser usado por ellos o por quien ellos deseen. Por ejemplo, un teléfono móvil.


F. Bienes y servicios según según su relación: 

- Bienes sustitutivos: son los que cubren una misma necesidad y consumir uno implica no consumir el otro (o consumir menos). Por ejemplo, gafas y lentillas. 

 

- Bienes complementarios: aquellos que deben utilizarse conjuntamente para satisfacer una necesidad, como el coche y la gasolina. 

 

- Bienes independientes: no tienen relación entre ellos.




No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.