Header Ads

6. ¿Qué es la elasticidad?


 Hace unos días acudí a la fiesta del cine, como también hicieron otro millón y medio de espectadores (en 2016 fueron 2 millones y medio). Como sabes, el cine es un producto que ha subido mucho de precio en lo que llevamos de siglo (en el siguiente tema veremos por qué). De manera que cada vez que tenemos una de estas fiestas, hay una afluencia masiva de personas de todas las edades.

La comidilla en los cines era la siguiente: “si pusieran las entradas tan baratas todo el año, vendría mucha más gente”. Y algunos incluso que se aventuraban a decir “con estos precios ganarían mucho más dinero”. ¿Llevan razón? ¿Están los cines ciegos y no ven una oportunidad de oro? El concepto clave para responder esta pregunta es la elasticidad.


¿Qué es la elasticidad?

Al principio del tema hemos visto la ley de la demanda “si los precios bajan, la gente quiere comprar más”, pero la pregunta es ¿cuánto más? Por ejemplo, si la sal baja de precio es complicado que la demanda suba mucho (no vamos a echar más sal en los alimentos porque esta sea más barata) sin embargo si los coches bajan de precio es probable que la demanda aumente mucho.

Con el objetivo de saber si la demanda sube mucho o poco estudiamos la elasticidad de la demanda.

LA ELASTICIDAD DE LA DEMANDA

DEFINICIÓN: La elasticidad precio de la demanda mide la sensibilidad de la cantidad demandada ante cambios de los precios. Es decir, si bajamos o subimos los precios cómo de sensibles son los demandantes.

Por ejemplo, sabemos que si aumenta el precio de las bolsas de patatas disminuirá su demanda pero, ¿lo hará mucho o poco? Si al aumentar el precio de las patatas, los consumidores actúan consumiendo mucho menos, diremos que los demandantes son sensibles al precio o dicho de otra manera, la demanda es elástica. Si al subir o bajar el precio los consumidores demandan casi lo mismo, la demanda será inelástica.

Vamos a suponer que la cantidad demandada inicial es 1100  bolsas de patatas (Q1) para un precio inicial de 0,90 euros (P1). Si de repente el precio sube a 1 euro (P2) la cantidad demandada baja hasta 900 bolsas (Q2). ¿Son los demandantes muy sensibles al precio? Es decir ¿es la demanda elástica?
Para ello necesitamos saber en qué porcentaje varía la cantidad demandada y en qué porcentaje lo hace el precio.

Para calcular el % que varía la cantidad demandada utilizamos la siguiente fórmula:


Es decir el cambio de la demanda es 900-1100= -200 bolsas demandas
Media de la cantidad demandada 900+1100 / 2= 2000/2 = 1000 bolsas demandadas
 


Es decir la cantidad demandada de bolsas de patatas ha bajado un 20%
Para calcular el % que varía el precio utilizamos la siguiente fórmula 
Es decir el cambio del precio es 1 -0,90= 0,10 céntimos
Media de los precios 0,90+1 / 2= 0,95 céntimos



Es decir los precios han aumentado un 10,52%

Para calcular la elasticidad precio de la demanda ahora solo tenemos que dividir el % que han variada la cantidad demandada (bajó un 20%) entre la variación en % de los los precios (subió un 10,52%)

 El resultado de esta operación es siempre negativo ya que, cuando los precios se incrementan, la cantidad demandada disminuye y viceversa. Si consideramos sólo la cifra y no el signo (es decir, aplicamos valor absoluto) se nos presentan tres posibilidades:


a) Demanda elástica. (e>1)
Es el caso de nuestro ejemplo (la elasticidad es 1,9). Una variación del precio (10,52% en nuestro ejemplo) hace que la cantidad demandada varíe en un porcentaje mayor (20%). Es decir los consumidores son muy sensibles al precio (porque la cantidad demanda varía en mayor porcentaje que el precio).
Esto es muy importante para los ingresos de la empresa. Si al subir un poco los precios la cantidad demandada va a bajar mucho, esto hace que el ingreso total de la empresa disminuya ya que al vender mucho menos nuestros ingresos bajan mucho y no llegan a ser compensado por el aumento del ingreso provocado por el aumento de precio.
Lógicamente de manera inversa, si un pequeño descenso del precio aumenta mucho la cantidad demandada, esto haría que el ingreso total aumentase.

Vamos a verlo en el ejemplo donde nuestra demanda es elástica (1,9 de elasticidad>1).
A un precio de 0,90 se vendían 1100 bolsas. Ingreso total= 0,90x1100=990 euros
Sube el precio a 1 y se venden 900 bolsas. Ingreso Total= 900 euros
 Al subir el precio el ingreso total baja de 990 a 900.

RECUERDA: En la demanda elástica, el cambio en la cantidad demandada es mayor que el cambio en los precios, por eso bajando los precios aumenta mucho la demanda (ganamos muchos clientes bajando poco el precio) y el ingreso total aumenta. Si subimos los precios baja mucho la cantidad demandada (perdemos muchos clientes subiendo el precio) y el ingreso total disminuye.

b) Demanda inelástica. (e<1)
Un aumento del precio (por ejemplo del 10%) provoca una disminución de la cantidad demandada menor (en este caso en menos de un 10%). Es decir los consumidores son poco sensibles al precio.
Esto hace que el ingreso total aumente ya que aunque en principio ingresamos menos provocado por el descenso de la cantidad vendida, se compensa por el mayor aumento del ingreso provocado por el gran aumento de precio.
Lógicamente de manera inversa, si un descenso del precio de un 10% provocara un  aumento de la cantidad de menos de un 10%  haría que el ingreso total disminuya
Productos de este tipo son principalmente los bienes de primera necesidad (sal, azúcar etc) , ya que  ante el aumento de precio la demanda bajará muy poco al ser tan necesarios, de la misma manera ante un descenso de precio tampoco compraremos mucho más de bienes como pan o tomates. Por ello en muchas ocasiones oímos que los agricultores queman parte de sus cosechas con el fin de crear escasez de productos y aumentar los precios, ya que al ser bienes inelásticos aumentarán su ingreso total

RECUERDA: En la demanda inelástica, el cambio en la cantidad demandada es menor que el cambio en los precios, por eso bajando los precios aumenta muy poco la demanda (ganamos pocos clientes subiendo el precio) y el ingreso total desciende. Si subimos los precios baja muy poco la cantidad demandada (perdemos pocos clientes subiendo mucho los precios) y el ingreso total aumenta.

c) Demanda unitaria. (e=1)
Un aumento del precio del 10% provoca una disminución de la cantidad en  un 10%. Esto hace que el ingreso total se mantenga. En la práctica es casi imposible encontrar bienes de este tipo.


¿Entonces en qué quedamos profe? Si los cines bajan los precios, ¿ganarían más dinero?. La pregunta es buena la verdad y la respuesta es que probablemente NO. La gente aprovecha para ir al cine en la semana en la que es tan barato, pero es poco probable que si las salas de cine mantuvieran los precios bajos la clientela se mantuviera. En la fiesta del cine, los precios llegan a bajar a casi dividir su precio por 3, es complicado que la demanda se multiplique 3, todas las semanas. En ese caso el cine sería un bien inelástico y las empresas saben que subiendo el precio ganan más dinero. Pero todo esto es opinión de tu profesor, y probablemente, del dueño de la sala de cine. ¿O crees que no bajaría el precio si haciéndolo ganaría más dinero?

LA ELASTICIDAD DE LA OFERTA

Con la oferta vamos a hacer el mismo tipo de análisis, es decir, analizar lo que varía la oferta cuando los precios suben o bajan.
DEFINICIÓN: La elasticidad de la oferta, representa el efecto que produce la variación del precio de un bien sobre la cantidad ofertada de dicho bien. Se calcula mediante esta fórmula:


En este tema sin embargo, le vamos a prestar más atención a la elasticidad de oferta, y en ella centraremos las actividades.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.