Header Ads

La ley de rendimientos decrecientes



Tal y como hemos visto, la producción de bizcochos empieza creciendo cada vez más hasta el tercer trabajador, pero a partir de ahí la producción, aunque sigue creciendo, cada vez lo hace menos. A partir del séptimo trabajador, la producción no sólo aumenta sino que disminuye. ¿Cómo puede ser que aumentando los trabajadores produzca menos? Lo explicamos con la ley de rendimientos decrecientes.
Ley de los rendimientos decrecientes  afirma que si aumenta la cantidad de uno de los factores productivos (el trabajo), pero el resto se mantiene constante (el capital), la producción total aumentará de forma cada vez más lenta hasta dejar de crecer, pudiendo incluso disminuir. El motivo es que como los factores fijos no se pueden variar (los hornos y el local), los trabajadores no tendrán con lo que producir.
Explicación de la ley en nuestro ejemplo: Cuando la Tata Mari contrata su primer trabajador, este tiene que hacer todo. El trabajador tendrá que cocinar los bizcochos, meterlos en el horno e ir a atender a los clientes. Como vimos en el primer punto del tema, al tener que hacer todas las tareas perderá tiempo y sólo producirá 10 bizcochos.
Sin embargo, cuando la Tata Mari contrata nuevos trabajadores, estos se especializan, se dividen las tareas y cada uno se dedica a una cosa: Uno cocinarán, otro horneará etc. De esta manera, los trabajadores se vuelven más productivos, el segundo permitirá aumentar la producción en 15 bizcochos y el tercero en 20.
El problema es que los trabajadores cuentan con unos hornos limitados (factor fijo), de manera que llega un momento que se encuentran que no estos están ocupados cuando los necesitan, es decir otro trabajador lo está usando. Por tanto, cada trabajador nuevo se encuentra con más problemas para producir. El cuarto trabajador sólo sumará 15, el quinto 10 y el sexto no podrá sumar nada porque no dispone de herramientas para producir.
¿Y por qué el séptimo trabajador resta producción? Bueno, si el local de la Tata Mari es muy pequeño, puede ser que los trabajadores empiecen a molestarse, y no sólo no aumentemos la producción sino que la disminuyamos.

Obviamente, esta ley sólo se puede dar a corto plazo ya que en largo plazo la empresa siempre tendrá tiempo para variar esos factores fijos. Veamos que pasa a largo plazo.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.