Header Ads

3. LA COMPETENCIA IMPERFECTA



LOS MERCADOS NO COMPETITIVOS son aquellos que NO cumplen todas las condiciones necesarias que vimos en competencia perfecta

La competencia imperfecta es mucho más habitual en el mundo en el que vivimos. Debido a unos motivos que estudiaremos a continuación, la característica fundamental de los mercados de competencia imperfecta es que las empresas productoras tienen cierta capacidad para influir en el precio de mercado.

¿Por qué las empresas ahora sí pueden variar el precio del mercado?

Su capacidad para decidir se debe a que ahora las empresas ya no venden una cantidad pequeña en el mercado como en competencia perfecta (recuerda los 10000 productores de tomates). Es decir, ahora tenemos un número más pequeño de empresas en el mercado por lo que cualquier variación en su oferta es importante. Ahora como hay pocas empresas, estas pueden crear abundancia si deciden producir más o escasez si deciden producir menos y por tanto influir en precios (los precios suben con escasez y bajan con abundancia).

 ¿Y cuáles son los motivos que llevan a que haya menos empresa y que haya esta imperfección de los mercados?

De manera general podemos decir que hay dos factores que impiden que entren empresas en un mercado: Las barreras de entrada y las diferencias en costes.

1. LAS BARRERAS DE ENTRADA

Uno de los motivos que limitan el número de empresas en un mercado suele ser las barreras de entrada de nuevos competidores. Obviamente. Cuanto mayores seas las barreras, menos rivales tendrán las empresas y por tanto más podrán influir en el precio ya que no habrá tanta competencia.

Los principales motivos que limitan la entrada de competidores son: Restricciones legales, diferenciación de producto, costes elevados para entrar a competir.

a) Restricciones legales. En ocasiones son los propios gobiernos lo que restringen la entrada de competidores. Por ejemplo, para abrir una gasolinera hay que pasar por un proceso largo, cargado de autorizaciones, certificados, licencias y permisos. Esto hace sin duda que muchos se lo piensen antes de montar este negocio.
b) La diferenciación y la publicidad. Las grandes empresas utilizan la publicidad para crear fidelidad de los clientes. Así, hay más marcas de refresco de cola en el mercado, pero la mayoría compramos coca cola (algunos pepsi) a pesar de ser más caro que las otras marcas. Cuando las empresas son capaces de hacernos fieles y que sigamos comprando su marca, sin duda que están ganando capacidad para influir en el precio y con ello creando mercados imperfectos.
c) Los elevados costes para iniciar la empresa. En algunos sectores como el de los trenes, las eléctricas o las telecomunicaciones, los costes para empezar a producir son muy elevados. Imagina la cantidad de dinero que se necesita para poner a funcionar todos los trenes, o para montar todas las redes de telecomunicaciones o el tendido eléctrico. Cuando los costes que tienen que afrontar las nuevas empresas son demasiado grandes, es normal que muchas se lo piensen dos veces antes de entrar en el mercado. Esto hace que haya unas pocas grandes empresas que por supuesto tendrán capacidad para influir en el precio

2. LAS DIFERENCIAS EN LOS COSTES DE PRODUCCIÓN.

En ocasiones hemos visto que cuando las empresas se hacían más grandes, podían especializarse y dividir mejor el trabajo, comprar más y mejores máquinas y los costes empezaban a ser decrecientes.
Cuando esto ocurre, es complicado competir con empresas grandes, ya que, al producir a gran escala, pueden ofrecer productos mucho más baratos. Es el caso de Zara, que al disponer de miles de tiendas por todo el mundo puede ofrecer productos de calidad mucho más baratos que tiendas más pequeñas.

Los 3 tipos de competencia imperfecta



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.