Header Ads

8. LOS EFECTOS DEL DESEMPLEO ¿por qué es malo el desempleo?


Es posible que no te acuerdes porque eras más pequeño, pero con la crisis, y con el paro alrededor del 25%, estuvimos jodidos, muy jodidos. La situación era tan mala que parecía que este país se iba a ir a la ruina y tendríamos que recomponerlo desde las cenizas. La gente lo pasó realmente mal, millones de familias con problemas para pagar el alquiler, muchos expulsados de sus casas al no pagar. En ocasiones, la pensión de los abuelos tuvo que sostener a 3 generaciones enteras (abuelos, hijos y nietos). En medio de esta situación te puedes imaginar la depresión general de muchas personas y el ambiente general del país. Me he permitido la licencia de hablar en pasado, porque la situación es mejor), pero todavía la situación no es buena, y hay gente pasando problemas.

El desempleo tiene muchos efectos negativos sobre las personas y el país que lo sufre. El más obvio es que muchas familias se quedan en una situación de precariedad que les impide satisfacer sus necesidades básicas.  De hecho, se estima que el 25% de los españoles vive en una situación de pobreza relativa.

Vamos a ver algunos de los efectos del desempleo aparte de la precariedad en la que muchas familias quedan.  Los podemos clasificar en económicos y sociales:

Efectos económicos

A) Menos calidad de vida. Por un lado, el tener trabajadores desocupados supone una gran cantidad de factor trabajo que no se está utilizando y por tanto de bienes que no están siendo producidos. Como vimos en el tema 1, si producimos menos bienes, podremos satisfacer menos necesidades. Ese es uno de los graves efectos del desempleo, nuestra calidad de vida es mucho peor que la de hace 10 años.

B) Más gasto del estado. Por otro lado, los gobiernos de los países que sufren desempleo deben pagar un subsidio a los desempleados (el paro), lo que aumenta el gasto del Estado, no pudiendo así destinarse este dinero a otros fines. El gran aumento del paro en España, fue uno de los motivos que disparó el gasto público, provocando algunas medidas del Estado como el recorte del gasto en obras públicas, educación sanidad  o en investigación. Los gastos en subsidios del desempleo llegaron a ser 40.000 millones de euros en plena crisis (18.000 millones en 2017).

Efectos sociales

A) Los periodos de desempleo desaniman a los trabajadores, desincentivan su reciclaje profesional (que se formen para poder ser mejores trabajadores) y comportan graves problemas de estabilidad emocional (depresiones, estrés etc.), lo que provoca que el parado esté cada vez en peores condiciones para acceder a nuevos empleos. Todo esto  afecta a muchas familias y parejas. Como hemos dicho anteriormente, el ambiente general durante la crisis era bastante negativo.

B) El mercado suele discriminar a determinados grupos sociales. Los jóvenes, las mujeres y los adultos mayores de 55 años, suelen verse muy perjudicados en épocas en las que el desempleo aumenta.

Así, el desempleo juvenil es el 34,68% ahora mismo, pero llegó a subir hasta por encima del 50% (es decir, más de la mitad de los jóvenes menores de 25 años que buscaban trabajo, no podrían encontrarlo). Los jóvenes sin duda suelen ser uno de los principales grupos perjudicados toda crisis.

Los mayores de 55 años también suelen tener problemas cuando pierden su trabajo para encontrar otro. El caso de las mujeres es también bastante grave, las mujeres sufren bastante discriminación a todos los niveles: Tienen más problemas para encontrar trabajo, cobran menos dinero y tienen trabas para ascender. Su desempleo 17,08% sigue por encima del masculino.




No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.