Header Ads

ANEXO: ¿SE PODRÁN PAGAR LAS PENSIONES EN EL FUTURO?

En los últimos años estamos ingresando por cotizaciones sociales y otros conceptos menos de lo que necesitamos para pagar las pensiones.

¿por qué estamos teniendo problemas estos últimos años?

- Los ingresos por cotizaciones sociales bajaron con la crisis. Si recuerdas, dijimos que los trabajadores y empresas cotizaban un % del salario del trabajador. En 2007 había 20 millones de personas trabajando, pero con la crisis la cantidad bajó a poco más de 16 millones en 2013. Ahora hay una mejoría y pronto volveremos a las cifras de 2007 en cuanto empleo, pero probablemente necesitaremos salarios más altos para poder mejorar en este concepto.

- Hay un envejecimiento de la población, y cada vez hay más pensionistas. En 2001 había 7 millones de pensionistas y en 2017 unos 8,7 millones. El número se espera que siga subiendo por lo que el gasto de la seguridad social seguirá aumentando. Además, como ves en la tabla, hay pensionistas que cobran 2 pensiones, por tanto, el número de pensiones a pagar es de unos 9,6 millones (datos 2017)


¿Y entonces, qué vamos a hacer?

Desde hace tiempo se sabía que el gasto en pensiones iría en aumento, por ese motivo, cuando ingresábamos más dinero por cotizaciones que el gasto que había que hacer en pensiones se empezó a meter el dinero en una hucha llamada “fondo de reserva de la seguridad social”
En 2011 llegamos a tener 65.000 millones en la hucha. Pero a partir de 2011 los gastos en pensiones empezaron a ser mayores que los ingresos y por tanto hemos empezado a sacar dinero de la hucha todos los años. Es decir, como una familia, si gastamos más de lo que ingresamos, tenemos que sacar dinero de los ahorros y la hucha se vacía.



¿Entonces habrá pensiones a partir de ahora? ¿Y en el futuro?

Bueno, es la pregunta del millón, y según a quien le preguntes te dirá una cosa u otra, pero entre las muchas opciones que se han barajado para poder pagar las pensiones, parece ser que hay 3 que son más probables a corto plazo.

1. La primera es aumentar la edad de jubilación (se subió hace unos años de 65 a 67 años y se espera que pueda seguir subiendo). Recuerda que hemos dicho que el número de pensionistas va en aumento porque cada vez vivimos más (nos ha dado por ahí). Así que una solución podría ser que nos jubilemos más tarde, lo que automáticamente haría que hubiera menos personas pensionistas. 

Esta medida sin embargo es muy impopular entre los ciudadanos y además no está claro si una persona puede trabajar en buenas condiciones con más de 67 años.

2. La segunda, y también muy poco popular, es que los pensionistas cobren menos dinero por cada pensión y así por tanto gastaríamos menos dinero. Para que entiendas las posibilidades de hacer esto debes entender que hay 3 tipos de pensiones.

Pensiones contributivas. Son las que cobran aquellas personas que han trabajado un número mínimo de años (actualmente 15). Aquellas personas que han cotizado más dinero (porque ganaban más) y que han trabajado más tiempo, tendrán una pensión más alta. Las pensiones máximas son alrededor de 2000 euros y la mínima unos 630
Pensiones no contributivas. Las cobran aquellas personas que no han trabajado o que no han llegado al mínimo de 15 años. Estas pensiones suelen ser de unos 370 euros.
Pensiones por incapacidad. Las cobran personas incapacitadas o que ha tenido algún accidente que les impide volver a trabajar. La cantidad depende de la discapacidad.

Por tanto, como ves las posibilidades de descontar dinero no son tan grandes. Hay muchas personas ganando 370 o 630 euros y parece imposible que podamos recortarle algo de esa irrisoria cantidad, por lo que en cada de bajar la pensión, aquellos que ganan más dinero serán los más probables de recibir el recorte.

3. La tercera posibilidad sería aceptar que vamos a gastar más dinero en pensiones que lo que recibimos por cotizaciones y que por tanto el dinero hay que sacarlo de otro lugar, como de los impuestos. El problema es que si gastamos dinero de impuestos en pensiones tendremos que dejar de gastar en otras cosas, y algunos gastos importantes como sanidad o educación podrían disminuir.
Ante esta situación, algunas personas como Bill Gates han sugerido que los robots empiecen a cotizar a la seguridad social. La idea de Gates es clara, si una empresa sustituye un trabajador por robots, estos tienen que cotizar por ellos. Cuál será la solución solo lo sabe el tiempo, pero hay algo que está claro, la cosa se está poniendo muy malita.








No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.