Header Ads

5.1. EL SALDO DE LOS PGE y EL DÉFICIT PÚBLICO


En los apartados anteriores hemos visto que el Estado tiene una serie de gastos y de ingresos públicos. En este sentido el Estado no funciona muy diferente a una familia, necesita elaborar una lista de todos los gastos que va a tener para llevar a cabo, y otra lista en la que se establece de dónde se va a sacar el dinero.

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) es la planificación de ingresos y gastos públicos en un año determinado

El saldo presupuestario

Si a los ingresos públicos les restamos los gastos públicos podemos obtener el saldo de los Presupuestos generales del estado. Hay 3 posibilidades.

Se pueden dar 3 situaciones:

En el año 2017 los gastos públicos de España fueron 36.000 millon+es más que los ingresos públicos. Es decir, tuvimos un déficit público.




EL DÉFICIT PÚBLICO ocurre cuando los gastos públicos son mayores que los ingresos públicos.

Como vemos, desde 2010 hemos tenido graves problemas con el déficit. El déficit suele compararse con el PIB (el total del valor de la producción de un país). Así, en 2011 el déficit era del 9,28% del PIB lo que significó que tuvimos que pedir muchísimo dinero (más de 90.000 millones de euros) y que algún día habrá que devolver. Los siguientes años también hemos tenido pedir prestado, pero el déficit ha ido bajando hasta el 3,1% de este 2017 (en donde hemos tenido que pedir 36.000 millones como hemos dicho).

¿Por qué un país tiene déficit público tantos años?

- En ocasiones el mayor o menos déficit puede depender de las decisiones de los partidos políticos. Es decir, hay partidos que están a favor de una mayor intervención para corregir desigualdades y otros fallos y gastan más dinero. Si un partido político decide aumentar mucho los gastos sociales u otro tipo de gastos para los ciudadanos, es posible que, si los ingresos no suben, haya que pedir prestado.

- En otras ocasiones el problema es que llega una gran crisis, como la sucedida en 2008 en EspañaCuando hay una crisis los gastos de Estado se disparan, ya que hay más gente en necesidad.  Por otro lado, los ingresos se reducen, ya que como la gente gana menos dinero pagan menos IRPF y cotizaciones sociales. Si consumen menos, se pagará menos IVA. Y si las empresas ganan menos dinero también pagaran menos impuesto de sociedades. Como vemos, al final se ingresan menos impuestos.

Como ves, cuando hay una crisis disminuyen los ingresos y aumentan los gastos, lo que se traduce en déficit público.




No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.