Header Ads

¿Y qué impuestos pagamos en España?


Si recuerdas dijimos que pagábamos impuestos según nuestra capacidad económica, es decir, según nuestros ingresos (o renta), según nuestra riqueza (patrimonio: como poseer casas o tierras) y según nuestros gastos (compra de bienes)

De esta manera recuerda que hablamos de impuestos directos e indirectos. En total hablaremos de los 4 principales.

IMPUESTOS DIRECTOS. 

Los pagan las familias y empresas por su renta o por su riqueza. Son por tanto impuestos por la capacidad de ingreso. Tenemos:

1. El IRPF (impuesto sobre la renta de las personas físicas). 

Es el más importante del país y lo tienen que pagar todos los que obtengan ingresos. Todas las personas deben pagar un % de la renta que ganan. Así, las empresas todos los meses descuentan de las nóminas la cantidad de impuesto a pagar y lo transfieren al Estado. Por ejemplo, una persona que gana 2.400 euros al mes debe pagar en torno al 18% de este impuesto. Por tanto se le descontarán 432 euros de la nómina que nunca serán ingresados al trabajador.

Existen unas tablas que muestran que cuando los trabajadores ganan más dinero, el % a pagar va aumentando. Así por ejemplo, una persona que gane más de 50.000 euros al mes debe pagar casi un 43% del salario (unos 257.000 euros).

Pero para que lo veas más fácil, te dejo esta calculadora del IRPF del periódico 5 días. Ahí puedes poner el salario al año y te dice la cantidad a pagar.

Como ves en la tabla resumen  abajo, en 2017 se ingresarán unos 78.000 millones por este impuesto, el mejor dato de la serie histórica. Siendo el más importante en cantidad de todos los impuestos.



2. El IS (impuesto de sociedades)

Es un impuesto que se aplica a los beneficios de las empresas de socios (sociedades). Las empresas por tanto también pagan por su  capacidad de pago que queda reflejada por sus beneficios. Tienen pagar un % fijo de sus beneficios (25%). Por ejemplo, si una empresa gana en un año 100.000 euros, debe pagar 25.000 (el 25%) como impuesto.

En este impuesto hay gran variedad de deducciones por lo que  mayoría de empresas acaban pagando menos cantidad del 25 %. En los últimos años este impuesto se ha reducido mucho, lo que explica que en este 2017 solo se ingresarán 24.000 millones de este impuesto (por los 44.000 de 2007).

IMPUESTOS INDIRECTOS

Los pagan las familias por sus gastos, es decir cada vez que gastan dinero en comprar bienes o servicios. Son por tanto impuestos que miden la capacidad de gasto. Destacamos.

3. IVA (impuesto del valor añadido).

También es uno de los impuestos principales, ya que todos los individuos que compran un bien, deben pagar este impuesto. Las empresas nos cobran directamente el impuesto y luego se lo dan al Estado.

Así ,las empresas nos cobran de impuesto el 21% del precio de la mayoría de los productos. Por ejemplo, si una empresa quiere obtener  20 euros por una mesa, debe cobrar un 21% de esos 20 euros (4,2 euros). De esta manera, el precio final del producto será de 24,2 euros que pagará el consumidor, 20 serán para la empresa y 4,2 serán para el Estado.

Existen un  tipo reducido al 10%  para productos de uso corriente como alimentos y transporte y un superreducido al 4% para bienes de primera necesidad como leche, pan, medicinas o libros entre otros.

Hace unos cuantos años el impuesto era del 16% y se subió al 18% y al 21%. Eso es una de las razones que explica por qué en 2017 se ingresarán 67.000 millones por los 55.000 de 2007.

4. IE (Impuestos especiales)

Son impuestos que se aplican sobre bienes escasos o cuyo consumo tiene efectos negativos y por tanto el Estado cobra un impuesto para que sean más caros y así se compren menos. Algunos de estos bienes son el tabaco, el alcohol o la gasolina. Recientemente se ha añadido un impuesto al azúcar en algunos sitios al demostrarse que puede provocar obesidad.

Si juntamos el IVA y el impuesto especial podemos ver como el precio del tabaco está compuesto por un 80% de impuestos. Es decir, de un paquete de cigarrillos que cueste 5 euros, 4 euros (el 80% de 5) son impuestos para el Estado y solo 1 euro va para la empresa tabacalera.

Los impuestos especiales suponen unos 20.000 millones para el Estado, una cantidad que se ha mantenido los últimos años.


Como puedes ver la crisis hizo mucho daño en España. Al ganar menos dinero y tener menos gastos, los impuestos a pagar fueron mucho menores. Eso hizo que en 2011 por ejemplo se ingresaran casi 40.000 millones menos que en 2007.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.