Header Ads

2.2 DEMANDA DE TRABAJO


LA DEMANDA DE TRABAJO es la cantidad de trabajadores que las empresas quieren contratar para poder así producir bienes y servicios

Normalmente, los empresarios estarán dispuestos a contratar nuevos trabajadores siempre que los ingresos conseguidos gracias a estos sean mayores que el salario que les tiene que pagar. Por tanto la demanda de trabajo depende de:

1. El salario. Si los salarios suben, esto supone más costes para las empresas, por lo que producir es menos rentable y contratarán menos trabajadores.

A mayor los salarios, menor será la demanda de trabajo de las empresas.
Sin embargo, si los salarios bajan, para las empresas será más rentable producir y se podrán permitir contratar más trabajadores. Por ello, en esta época de crisis, los empresarios han solicitado cada vez más reducciones salariales al Estado si se quiere reducir el desempleo. Los sindicatos sin embargo han defendido que ha sido una estrategia de las empresas para ganar más dinero a costa de los trabajadores.

2. La productividad de los trabajadores. La productividad de un trabajador nos indica la cantidad de productos que este es capaz de producir en un momento determinado (una hora, un día, un mes etc). Cuanto más productivos sean los trabajadores, más productos obtiene la empresa y por tanto más ingresos con sus ventas con lo que se podrán permitir contratar más trabajadores.
Cuanto mayor sea la productividad, mayor será la demanda de trabajo.

3. El precio de los bienes que producen los trabajadores. Cuanto más alto sea el precio de los bienes, más ingresos tendrá empresa al vender productos y más les compensará contratar trabajadores para aumentar su producción y sus ventas. El gran aumento de los precios de las casas desde el año 1998 al año 2007 provocó un gran aumento de la demanda de trabajadores dedicados a la construcción, ya que construir y vender casas cada vez era más rentable. De hecho, en 2007 había casi 3 millones de personas que trabajaban en la construcción (casi ná).
Como ya hemos estudiado en temas anteriores, la subida de precios indica escasez de ese producto y las empresas se dirigen allí buscando los beneficios.

Cuando los precios de un producto suben, la demanda de los trabajadores para ese producto aumenta.

Curva de la demanda de trabajo

Vamos a considerar que la demanda de trabajo depende fundamentalmente del salario y que la productividad y el precio permanecen constante (ceteris paribus). Como hemos dicho que la cantidad de trabajadores que las empresas están dispuestas a contratar será mayor cuanto menor sea el salario, la curva será decreciente. Es decir, a menor salario, mayor demanda de trabajo.

LA CURVA DE DEMANDA DE TRABAJO nos va a mostrar cuántas personas están dispuestas a contratar las empresas para cada nivel de salarios.



La curva se desplazará a la derecha siempre que se aumente la productividad de los trabajadores o el precio. Por supuesto, un descenso de las mismos, haría que la curva se desplazase a la izquierda.

Así, el aumento del precio de las viviendas de principio de siglo desplazó hacia la derecha la curva de demanda de trabajo, ya que las empresas al tener mayores ingresos por la venta de casas, estaban dispuestas a contratar un mayor número de trabajadores.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.