Header Ads

3. EL PROCESO DE CREACIÓN DEL DINERO


Una de las cosas que más me sorprendió cuando trabajaba en el banco, es que en las oficinas no hay realmente mucho dinero en efectivo. Uno ve películas en donde los atracadores roban un banco y se llevan millones y se imagina cajas fuertes con montañas apiladas de dinero. Me temo que la realidad no así, y es que las oficinas normales, no cuentan con una gran cantidad en efectivo.

De todo lo mucho que vemos en economía en este año, el proceso por el que se crea el dinero es posiblemente uno de los temas que más os sorprende a los alumnos. En este punto vas aprender algo que probablemente no sabías, y que tampoco sabe o entiende gran parte de la población. Los bancos crean un dinero que no existe, de hecho, si una parte importante de la población quisiera hoy sacar su dinero del banco, no se podría, porque ese dinero no existe de manera física. Agárrate que vienen curvas.

¿Cómo se crea el dinero? LA CREACIÓN DEL DINERO BANCARIO

En España, los billetes y monedas que tenemos en nuestras carteras los emite el Banco de España por orden  del  Banco  Central  Europeo.  Este dinero, sin embargo, es una parte pequeña del total del dinero que tenemos las personas o las empresas, ya que como sabes, la mayoría mantenemos nuestro dinero en el banco en forma de depósitos, y no en efectivo.

El banco, a través de este dinero que dejamos en depósitos, es capaz de crear lo que llamamos dinero bancario. Es decir, los bancos son capaces de multiplicar el dinero de los depósitos de las familias

¿Pero este dinero de los depósitos de los bancos no es el dinero que nosotros dejamos allí en monedas y billetes?  ¿Cómo pueden multiplicar depósitos si nadie deja los billetes y las monedas allí? Pues aquí empieza el lío my friend.

Todo comienza cuando las personas dejan sus ahorros en  los bancos. Lo que ocurre es que los ahorradores  no  retiran  sus  depósitos  de  una  sola  vez  ni  todos  al mismo tiempo. Es decir, rara vez una persona retira todo su dinero del banco, y por supuesto nunca ocurre que TODO el mundo quiera TODO su dinero en efectivo al mismo tiempo. Además, las retiradas de dinero de unos suelen compensarse con nuevos depósitos de dinero de otras personas.

El banco sabe esto y no guarda TODO tu dinero en una caja fuerte con tu nombre. Lo que hace es guardar solo una pequeña parte de tu dinero y la de todos los demás ahorradores y el resto lo presta a otras personas.

¿Entonces qué pasa si yo voy a sacar todo mi dinero?

En realidad, no pasa nada, el banco confía en que no todos los ahorradores van a ir al mismo tiempo a sacar su dinero (si lo piensas, la mayoría de nosotros tenemos muy poca cantidad en efectivo y casi todo lo pagamos con tarjeta a través de la cuenta) por tanto, al guardar un poco de dinero de cada cliente, el banco tiene suficiente para poder cubrir esas retiradas de dinero.

Es decir, los billetes de los bancos “no tienen nombre”, no guardan tu dinero esperando a que tú llegues. Simplemente tienen una pequeña parte de los ahorros de todas las personas.

¿Es este dinero que se guarda de verdad suficiente?

Para nuestra seguridad, el Banco Central obliga a los bancos a mantener un porcentaje mínimo de reservas, llamado coeficiente de caja o coeficiente legal de reservas. Actualmente es del 1%, es decir, si las personas tienen depósitos por valor de 100 millones de euros, el banco debe guardar en monedas y billetes 1 millón como mínimo (puede guardar más por seguridad).

Por tanto, ese dinero que el Banco guarda como efectivo (monedas y billetes) se llama RESERVAS. El resto del dinero, el banco lo puede prestar a otros. Aquí está la clave,  el banco presta dinero con los ahorros de las personas, pero esas mismas personas pueden seguir disponiendo de su dinero. Si todos podemos disponer de nuestros ahorros cuando queramos y el banco hace préstamos, se empieza a crear dinero bancario. Vamos a verlo con un ejemplo.

Ejemplo: EL PROCESO DE CREACIÓN DE DINERO BANCARIO

Supongamos que hemos ahorrado 1.000 € y los depositamos en el Banco Unicaja .Unicaja no guarda el dinero para nuestra comodidad, sino que quiere obtener beneficios con él, y le dará un préstamo a aquellas personas que estén dispuestas a pagarle intereses.

Si el Banco Central le obliga a tener unas reservas del 20%, Unicaja podrá prestar 800 €, ya que debe mantener como reservas 200 € en billetes dentro de su banco (el 20% de nuestro depósito).
Supongamos que Unicaja presta nuestro dinero a Juan para comprarse una moto. A través de este sencillo procedimiento, Unicaja está creando dinero, ya  que  una  vez  concedido  el  préstamo,  nosotros  seguimos  teniendo  1.000  € disponibles en nuestra cuenta para gastar y, a su vez, Juan puede disponer de sus 800 € para comprarse la moto. Los bancos, por tanto, no imprimen billetes, pero conceden préstamos que tienen el mismo efecto, sirven como medio de pago, es decir, son dinero.

¿Qué  ocurrirá  con  el  dinero  entregado  por  Juan?  La tienda que le vende la moto lo recibirá y lo depositará en la cuenta que tiene en otro banco, el banco Santander, por ejemplo. El Banco Santander tendrá entonces un nuevo depósito de 800 €, de los cuales deberá mantener 160 € como reserva en billetes (el 20% de 800), con lo que le quedan 640 € para conceder préstamos.

Cuando el Santander conceda un préstamo, a Antonio, por ejemplo, que quiere comprarse un ordenador, el Banco habrá añadido más dinero al sistema. En ese momento, tú tienes 1.000 € en el banco, la tienda que le vendió la moto a Juan tiene 800 € y Antonio tiene 640€ que pronto irán a la tienda de ordenadores.




El proceso de creación del dinero continúa mientras el dinero pasa por diferentes bancos en forma de múltiples depósitos y préstamos cada vez más pequeños, dando lugar a nuevo dinero con cada movimiento, de tal forma que el valor total del dinero creado puede calcularse:



De esta forma vemos que a partir de los 1.000 € depositados en el banco, estos han sido capaces de crear otros 4.000 € nuevos que antes, simplemente, no existían. El dinero total es de 5.000 euros, pero sólo 1.000 euros son billetes y monedas. El banco confía en que las personas sólo quieren una pequeña parte de su dinero en efectivo.

El sistema funciona mientras las personas  confíen en que su dinero está a salvo en los bancos. Mientras las personas mantengan una parte pequeña de su dinero en efectivo, los bancos podrán prestar más y más dinero y seguir creando dinero bancario. Si un banco tiene problemas en un momento dado, siempre puede pedir prestado billetes a otro. La clave está por tanto en la CONFIANZA.

¿Cuánto dinero se puede crear? EL MULTIPLICADOR BANCARIO.

La proporción en la que se crea el dinero viene determinada por el multiplicador bancario, que se obtiene al dividir 1 entre el coeficiente de caja.



Al multiplicar dicho multiplicador por el depósito inicial, se obtiene el dinero total depositado gracias al primer depósito:


En este ejemplo, el multiplicador bancario sería 5, ya que 1/0,2 = 5. Por lo tanto, el dinero total depositado se multiplica por 5 y sería 5.000 €, ya que 1.000 € · 5 = 5.000 €, como se muestra en la tabla anterior.

Por supuesto este proceso no es exacto y depende de que los bancos quieran prestar el dinero y las personas lo depositen en el banco.

Conclusiones. ¿de qué depende la creación de dinero?

Como resumen final, la creación del dinero depende del BCE, de los bancos y del comportamiento de las personas.

  1. El banco central de cada país, el BCE en nuestro caso, pone en circulación una cantidad determinada de dinero legal en forma de monedas y billetes. Cuánto más imprima, más dinero habrá en la economía.
  2. El sistema bancario, al conceder préstamos, multiplica el dinero legal recibido porque, en realidad, al prestar dinero no está imprimiendo billetes, sino simplemente nos anotan una cantidad en una cuenta corriente. Cuánto más dinero preste y menos mantenga como reservas, más dinero estará creando.
  3. Las personas deciden si dejar su dinero en los depósitos o mantenerlo en efectivo. Cuánto más dinero queramos las personas dejar en los bancos, estos más podrán prestar y más dinero se creará.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.