Header Ads

7.2 LA INTERVENCIÓN DEL ESTADO CON LOS CICLOS ECONÓMICOS: POLÍTICAS MACROECONÓMICAS.



El estado interviene para buscar una mayor estabilidad y reducir los efectos de los ciclos económicos.  Lo  que se pretende es evitar los drásticos aumentos en el nivel de desempleo que se originan en las crisis, así como los bruscos crecimientos de los precios en las expansiones. Busca por tanto corregir los efectos negativos de los ciclos económicos en crecimiento, precios y desempleo.

Para conseguir esta función estabilizadora el Estado se marca unos objetivos macroeconómicos y utiliza unos instrumentos. Vamos a verlo.


¿Cuáles son los objetivos macroeconómicos del Estado?

Ya lo vimos en el tema 6, cuando empezamos a ver el estudio de la macroeconomía, pero conviene recordarlo. Los objetivos macroeconómicos que el Estado busca son:

1. Crecimiento. Es decir, aumentar la cantidad de bienes y servicios que produce una economía, ya que al crecer se crea empleo, mejora el nivel de vida de la población, que pueden consumir más y mejores bienes, se recaudan más impuestos y, por tanto, el Estado tiene más posibilidades de ofrecer mejores servicios públicos.

2. Empleo. El desempleo deja sin ingresos a las personas que lo padecen y provoca grandes efectos negativos tanto psicológicos como económicos en la sociedad. Es el objetivo que tiene por tanto una repercusión más cercana a las personas.

3. Estabilidad de precios. Si los precios suben significativamente (inflación), los principales perjudicados suelen ser aquellas personas que tienen rentas más bajas. Además, una elevada inflación puede perjudicar el crecimiento de un país al provocar incertidumbre.

4.  Equilibrio presupuestario. Cuando en las cuentas del Estado los gastos superan a los ingresos se produce un déficit que ha de corregirse. El endeudamiento del Estado (deuda pública) puede generar, a su vez, otros problemas. Así recientemente hemos visto como el elevado déficit del Estado ha provocado medidas que en principio resultan perjudiciales para muchos ciudadanos (recorte de salarios, eliminación de ayudas, elevación de la edad de jubilación etc.)

5. Equilibrio exterior. Si un país compra a otros países (importaciones) más de lo que vende (exportaciones), se produce un desequilibrio ya que se puede llegar a deber mucho dinero a otros países. Pagar esta deuda externa es un problema que tienen muchos países subdesarrollados para salir de tu situación de pobreza.

INSTRUMENTOS DE INTERVENCIÓN DEL ESTADO: LAS POLÍTICAS MACROECONÓMICAS.

Para poder conseguir estos objetivos macroeconómicos, el Estado usa políticas macroeconómicas, que pueden ser de dos tipos.

A. Políticas de demanda.
B. Políticas de oferta

Vamos a explicar ambas con detalle.

A. POLÍTICAS MACROECONÓMICAS DE DEMANDA

DEFINICIÓN. Las políticas macroeconómicas de demanda son aquellas que buscan influir en la demanda agregada, ya que como vimos en el tema 8 si la curva de demanda agregada se desplaza, esto puede influir en producción, precios y empleo.

Las principales políticas de demanda  son la fiscal, la monetaria y la comercial.

1. La política monetaria la estudiamos en el tema 9, y vimos como el BCE podía influir en la demanda agregada variando los tipos de interés, ya que estos eran claves para consumo e inversión.

El principal objetivo del BCE es la inflación. Cuando la inflación es muy alta, el BCE sube los tipos de interés, con lo que al ser más caro pedir prestado, disminuye el consumo y la inversión, y con ello la demanda agregada. El descenso de la demanda, es decir, el gasto,  provoca que bajen los precios, pero también el empleo y la producción.

Cuando la inflación es muy baja, el BCE puede bajar los tipos de interés, lo que hará que aumenten  los préstamos y con ello el gasto de la economía, así consigue que aumenten los precios, y también lo hará la producción y el empleo.

2. La política fiscal. La vamos a ver más detenidamente en el siguiente apartado, pero se busca influir en la demanda agregada a través de gasto público, transferencias e impuestos.

- El gasto público es un componente de la demanda agregada. Por tanto, si el Estado aumenta sus gastos, automáticamente la demanda agregada aumenta, es decir, sube el gasto de la economía. Si lo reduce, la demandada agregada bajará.
- Las ayudas y los impuestos no son parte del gasto de la economía, es decir, de la demanda agregada, pero pueden influirle de manera indirecta. Si el Estado aumenta las ayudas y baja los impuestos, las familias y empresas tendrán más dinero, por lo que habrá un aumento de consumo e inversión y aumentará la demanda agregada, es decir, el gasto del país. El resultado es el mismo que cuando bajamos los tipos de interés, es decir una mayor producción y empleo (algo positivo), pero también un aumento de los precios. Si el Estado baja las ayudas y sube los impuestos, el resultado será el contrario, es decir, la demanda agregada bajará

3. La política comercial son aquellas medidas con las que el gobierno trata de influir en las exportaciones netas. Si el Estado consigue que las exportaciones a los extranjeros aumenten, o que los españoles compremos menos a empresas de fuera (y más a las españolas), eso hará que aumente la demanda agregada.

Nuevamente, si la demanda aumenta, es decir, el gasto, se provocará un aumento de producción, de empleo, aunque los precios también deberán subir. Veremos en qué consisten estas medidas en el tema 11.

LAS POLÍTICAS EXPANSIVAS Y LAS POLÍTICAS CONTRACTIVAS.

Las políticas expansivas van a ser todas aquellas que aumenten la demanda agregada. Al aumentar el  gasto en el país, hemos visto que se permite aumentar la producción y el empleo (dos objetivos macroeconómicos claves), aunque también se elevarán los precios.

Las políticas contractivas son aquellas que van a descender la demanda agregada. Como desciende el gasto ahora la producción y el empleo bajará (o crecerá menos), algo que no deseamos, pero podremos conseguir un descenso de la inflación del país.



¿Qué políticas usar en los ciclos económicos? POLÍTICAS ANTICÍCLICAS Y POLÍTICAS PROCÍCLICAS.

Para corregir los problemas de los ciclos económicos, el Estado debe usar políticas anticíclicas. Sin embargo a veces no lo hacen así. Vamos a ver en que consisten.

A) LAS POLÍTICAS ANTICÍCLICAS son aquellas que buscan disminuir los efectos de los ciclos económicos. Vamos a diferenciar cómo sería cuando hay una expansión o cuando hay una crisis.

EN EXPANSIONES: Las políticas contractivas son una buena receta para enfriar la economía y tratar de bajar un poco los precios cuando la demanda agregada de un país está subiendo mucho, la economía se sobrecalienta y empiezan a surgir burbujas económicas. En este momento el gasto y la producción están subiendo, pero también lo hacen los precios. Un aumento de los tipos de interés (política monetaria contractiva) o un descenso del gasto del Estado y aumento de los impuestos (política fiscal contractiva) conseguirán este objetivo.



EN CRISIS: Las políticas expansivas son ideales cuando el país entra en crisis y la producción desciende a la par que el desempleo aumenta. Un descenso del tipo de interés (política monetaria expansiva) o un aumento del gasto del Estado o descenso de los impuestos (política fiscal expansiva) permitirá aumentar el gasto del país y combatir los efectos de la crisis.



B) LAS POLÍTICAS PROCÍCLICAS provocarían justo lo contrario, es decir alimentarían los efectos negativos de los ciclos. ¿Entonces nunca se hacen no? Pues me temo que la vida no es tan fácil, y es que en los últimos años tenemos ejemplos de estos tipos.


- En ocasiones hay una crisis, como la de España de los últimos años, y el Estado lleva a cabo una política contractiva, que agrava la crisis. Es decir, justo cuando hay menos gasto en la economía y más desempleo, el gobierno aumenta impuestos y quita ayudas, lo que acaba por hundir la economía. El principal motivo por el que se hace esto es porque el Estado está muy endeudado, y se prefiere recortar gastos y aumentar ingresos con impuestos para intentar bajar la deuda. Muchos economistas criticaron estas medidas porque, en efecto,  agravaron la crisis a partir de 2010.
- Otras veces el país va muy bien, la demanda agregada aumenta sin parar pero se empieza a sobrecalentar la economía, lo que puede llevar a grandes aumentos de precios. En teoría, habría que recortar gastos para enfriar la economía. Pero muchas veces los gobiernos se motivan y mantienen políticas expansivas para seguir creciendo. En estas ocasiones el país entero crece y crece y es como si estuviera en una fiesta pasándoselo bien. Hay que tener mucha personalidad para llegar allí, apagar la música y mandar a la gente a dormir. Es lo que pasó en España en los inicios de los años 2000, donde el gobierno alimentó la burbuja inmobiliaria.

B. POLITICAS MACROECONÓMICAS DE OFERTA

DEFINICIÓN: Las políticas de oferta son aquellas que van a buscar aumentar la oferta agregada del país a través de una mayor competencia o mejoras de la productividad

Algunas medidas para estimular la Oferta agregada son:

1. Reducción de impuestos a empresas. Si las empresas pagan menos impuestos, podrán invertir una mayor parte de sus beneficios. Como sabes, aumentar la inversión en máquinas e instalaciones permite aumentar la productividad de trabajadores y empresas.

2. Gastos en educación. Es sin duda una de las grandes claves para aumentar la productividad de los trabajadores. Si recibimos una buena educación, llegaremos en mejores condiciones a las empresas y a la larga seremos mucho más productivos.

3. Gasto en I+D. Si las empresas tienen ayudas para la investigación, les permite desarrollar nuevas tecnologías que a su vez permiten obtener más y mejores productos. La investigación es por tanto clave para mejorar la tecnología conseguir un mayor progreso

4. Inversión en infraestructuras. Si el Estado mejora las carreteras, los aeropuertos y demás infraestructuras, las empresas y personas se podrán comunicar mejor, con lo que las empresas podrán aumentar su producción.

¿Qué provocan las medidas de oferta agregada?

Como vemos, estas medidas desplazan la OA a la derecha. Las empresas ahora pueden ofrecer más productos lo que provocará un crecimiento del país (aumento del PIB)  y mayor empleo, ya que se necesitan más trabajadores para producir. Además, como la demanda en principio es la misma y la producción es mayor, las empresas tendrán que competir y los precios bajarían. 



Por tanto al aumentar la OA del país, mejorará la producción y el empleo y además conseguimos el  objetivo de estabilidad de precios.

Como ves, las políticas de oferta sólo provocan efectos positivos, por lo que son recomendadas por todos los economistas.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.