Header Ads

7.1 ¿Qué son los ciclos económicos y qué efectos negativos tienen?


La mayoría de países suelen tener un crecimiento de la producción a lo largo de los años. Así, la producción de España en 2018 es mayor que en el año 2000, al igual que en el 2000 era mayor que en 1980, y la de este año mayor que 1960.

El problema es que la producción no crece de manera lineal, es decir hay fases donde la producción crece, seguida de otros años donde este se estanca o disminuye.

DEFINICIÓN: Los ciclos económicos son las fases sucesivas de expansión y recesión que tiene toda economía. En estas fases las principales variables suelen ir de la mano. Así, en las expansiones suele aumentar la producción, los precios, el empleo, el consumo y la inversión. Lo contario pasa en las recesiones o crisis.

FASES DE LOS CICLOS ECONÓMICOS.

Por definición un ciclo es aquello que se repite una y otra vez. En la siguiente imagen podemos ver como en efecto, la producción (medida por el PIB) tiene momentos de expansión y de recesión. Siempre que el PIB crece, hay una expansión. Cuando el PIB disminuye (en la gráfica debajo de 0%) hay una recesión.



Vamos a ver las 4 fases que se repiten en todo ciclo.

1. Fondo o suelo.

 Es el momento más bajo del ciclo. La demanda es muy baja y hay muchos factores sin utilizar (trabajadores en paro, fábricas vacías) y muchos productos sin vender. Esto hace que los precios disminuyan y que las empresas ante las malas expectativas de beneficio disminuyan su inversión. En esta fase por tanto, el desempleo es alto, la producción ya ha sufrido un gran descenso y el consumo e inversión permanecen muy bajos.
 Podemos decir que el año 2013 fue el año que el país tocó suelo con un desempleo de hasta un 26%. Algo similar pasó en 1.994 con una tasa de desempleo en Andalucía del 34% y en 1081 con la guerra de Irak.

2. Expansión o recuperación.

Es la fase ascendente del ciclo. El paso del fondo a la expansión se explica porque en algún momento los bienes de capital (maquinaria y demás) se desgastarán y deberán reemplazarse. Es decir, en algún momento las empresas que van bien necesitarán renovar sus máquinas e instalaciones. Las empresas que vendan estos bienes de capital aumentarán su producción y tendrán que contratar nuevos trabajadores. Estos trabajadores al disponer de una mayor renta aumentarán su consumo.  El aumento del consumo mejorará las expectativas de beneficio de las empresas que aumentarán su inversión, reactivándose el proceso y entrando en una espiral de crecimiento.

En esta fase, el PIB no deja de crecer, el desempleo baja, y los precios suben. Desde 1.995 a 2.007 nuestra región sufrió una gran expansión. El PIB y los precios subieron en torno al 4% anual y el desempleo bajó hasta el 12%, en España hasta el 7%. Desde 2014 el PIB de España ha ido en aumento y el desempleo ha bajado hasta el 16% en este 2018.

Las burbujas en las expansiones

Es habitual que cuando la economía crece mucho, empiece a haber un recalentamiento. Ante esta situación, muchas personas y empresas empiezan a hacer inversiones en activos (como viviendas o acciones) no para producir, sino simplemente para venderlos más caros. La burbuja empieza a crecer porque todo el mundo compra y vende más caro, llegando los precios de estos activos a niveles desorbitados.

Fue el caso de España con la burbuja inmobiliaria, donde se compraban viviendas no para vivir en ellas, sino para vender más caro. Esto hizo que los precios se multiplicaran por 2, por 3 o por 4 dependiendo de las zonas. Algo parecido pasó en Holanda con los tulipanes. Hubo gente que llega a vender su casa para comprar un simple tulipán, pensando que lo vendería más caro.

Las burbujas suelen ser la semilla que provoca la llegada de la recesión.

3. Techo o cima.

Es el punto máximo del ciclo. ¿Tiene que haber un máximo? ¿No podemos seguir creciendo indefinidamente? Pues no.

A este máximo se llega porque habrá un momento en que todos los recursos estén utilizados, lo que nos hará llegar a nuestra producción potencial. Es decir no podremos producir más sino mejora la tecnología o la productividad de los trabajadores. No podemos tener un crecimiento ilimitado con unos recursos limitados.

En esta fase el desempleo será únicamente el friccional ya que todo el mundo estará trabajando. El último techo España fue en 2007, pero el paro aún era del 8%. Es decir, en ocasiones una recesión llega antes de que estemos usando todos nuestros recursos.

4. Recesión o depresión.

Es la fase descendente del ciclo. ¿Tiene que haber siempre un momento en el que la producción baje? Pues sí, aunque algunas recesiones son más duras que otras.

El motivo de que no permanezcamos en el máximo o techo es que porque que ha llegado un momento en que la demanda se ha saturado y ya no se puede producir más. Por ejemplo, no podemos producir cada año más viviendas que el anterior, hay un límite. Otro motivo puede ser el pinchazo de una burbuja generado en la expansión.

Esto hace que las empresas vean que ya no pueden seguir aumentando sus ventas sin parar, por lo que se frena la inversión. Esta disminución de la inversión genera los efectos multiplicativos contrarios a los explicados en la expansión. Algunos de los trabajadores serán despedidos porque ya no se necesitan (los albañiles por ejemplo en el caso de las viviendas. Estos trabajadores al disponer de una mayor renta aumentarán su consumo.  El descenso del consumo empeorará las  expectativas de beneficio de las empresas que descenderán su inversión, reactivándose el proceso y entrando en una espiral negativa de destrucción de empleo.

En esta situación los precios y el PIB bajarán, ya que las empresas al no vender tendrán que bajar sus precios.  Por supuesto,  el desempleo aumentará.

Esta es la situación que hemos vivido desde 2.007 a 2014 en España. En 2.009 en concreto, el PIB disminuyó el 3,6%, los precios bajaron 8 meses seguidos y el desempleo subió hasta el 20% (casi el 30% en Andalucía).En 2013 el desempleo llegó en España al 26% y en Andalucía al 35%.

LOS EFECTOS DE LOS CICLOS

Los ciclos económicos tienen efectos muy negativos tanto en sus fases de expansión como las de recesión.

1. EN LAS EXPANSIONES: Cuando la economía crece mucho, la producción es muy alta y por tanto hay mucho más trabajo para todos, algo deseado por la sociedad, pero corremos el riesgo de aumentar mucho los precios (inflación) y de que haya un recalentamiento de la economía.  En este punto es conveniente la intervención del Estado para “enfriar la economía” y así evitar los aumentos de precios que como veremos tiene muchos efectos negativos.

2. EN LAS RECESIONES: Sin embargo cuando la economía entra en el ciclo recesivo se destruye gran cantidad de empleo y baja mucho la producción, con lo que nuestra calidad de vida baja. En este caso es conveniente que el Estado intervenga para ayudar a la salida de la crisis.

Como acabamos de ver las recesiones son inevitables. Cada cierto tiempo el desempleo aumentará y dejará a mucha gente sin trabajo y empresas en la ruina. En esa situación, el Estado decide intervenir.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.