Header Ads

2.1 ¿Qué diferencias hay entre crecimiento y desarrollo?

Vídeo explicativo. Crecimiento y desarrollo económico.



La media de altura de los españoles mayores de 55 años es de 1,67, mientras que la de los que tienen entre 18 y 34 años es de 1,75. Es decir, los españoles hemos crecido de media unos 8 cm. Pero ¿a qué se debe el crecimiento de los españoles? Precisamente al crecimiento económico. Está demostrado que a medida que un país es más rico, su población crece de estatura.

¿Qué diferencias hay entre crecimiento y desarrollo económico?

En ocasiones, las palabras crecimiento y desarrollo se usan como sinónimos, pero no lo son. El crecimiento es solo un aspecto del desarrollo. Es decir, que un país tenga crecimiento no implica que haya desarrollo, y para que un país haya desarrollo es necesario que haya algo más que el crecimiento


¿Qué es el crecimiento económico?

El crecimiento económico implica un aumento en la capacidad de producción de una sociedad, lo que hace que sus habitantes puedan disfrutar de una mayor cantidad, variedad y calidad de bienes. Este crecimiento se traduce en una mayor calidad de vida.

 

Si pensamos en como vivía el rey de España en el año 1800, podemos asegurar que una persona española media de hoy vive ahora mucho mejor. Los alimentos a los que tenemos acceso hoy son mucho mejores y mucho más variados. Por mucho que el rey pudiera acceder a los manjares que deseara, tú puedes elegir entre sushi, turco o italiano y en 20 minutos un tío te trae el pedido a tu propia casa. Nuestra asistencia sanitaria es mucho mejor, ya que hasta un rey podía morir de enfermedades como fiebres tifoideas, viruela, gripe o difteria. Incluso las familias acomodadas a menudo perdían dos o tres hijos a causa de estas enfermedades. Hoy, tenemos vacunas y tratamientos para casi todas las enfermedades, lo que junto a la mejor alimentación ha hecho vivamos muchos más años.

 

También podemos ahora acceder a mucho más conocimiento, ya que, aunque el rey tenía inmensas bibliotecas, nosotros podemos acceder a información casi ilimitada a través de un clic de internet. Podemos hablar de los transportes, donde cuando el rey quería recorrer 300 km tenía que recurrir al medio más rápido del mundo: el caballo. En el 1800 nada era más rápido que el caballo, que era capaz de recorrer esos 300km es unos 3 días, algo que hoy hacemos en menos de 3 horas en coche. Pues sí, tú y yo vivimos mejor que el rey de España en 1800 y todo se lo debemos al crecimiento económico.

 

Indicadores para medir el crecimiento económico

Como nos podemos quedar únicamente en estas curiosidades, necesitamos un indicador que nos permita medir cuanto crecen las sociedades. El indicador más aceptado para medir el crecimiento económico es el PIB per cápita.



Utilizamos el PIB total porque, como vimos en el tema 6, mide el valor de todos los bienes y servicios producidos por una economía. Pero queremos saber el PIB per cápita (por persona) para aislar el efecto de los cambios de la población. Por ejemplo, si el PIB aumenta, pero el número de habitantes aumenta en mayor proporción, tendremos que repartir los bienes y servicios entre más personas con lo que al final a cada persona le tocará menos de media.


Así, en España en 1960 una persona podía disfrutar de media de un valor de producción anual (PIBpc) de 1.000 $. En 2022, una persona puede disfrutar de una producción que equivale a 28.000$. Este gran crecimiento económico ha permitido que los españoles puedan disfrutar de una mayor cantidad de bienes, de más variedad y de más calidad. Sin embargo, como vemos, aún estamos por debajo de países como Alemania, Estados Unidos, Francia, Inglaterra o Dinamarca, que pueden disfrutar de una producción de mayor valor. 


El problema del PIB, como ya vimos, es que hay una serie de limitaciones. El crecimiento económico no cuenta la distribución renta entre sus ciudadanos, de manera que toda la riqueza puede ir a parar a unos pocos. Tampoco tiene en cuenta la calidad de vida, ni la felicidad, ni si está destruyendo el medio ambiente. Debido a estos inconvenientes, es interesante conocer el concepto de desarrollo económico.


¿Qué es el desarrollo económico?

Cuando hablamos de desarrollo tenemos que diferenciar un triple ámbito: desarrollo económico, desarrollo humano y desarrollo sostenible.



1. EL DESARROLLO ECONÓMICO 

El desarrollo económico implica que además de un aumento de la producción, se den otros cambios que mejoren condiciones económicas, sociales, políticas y que aumenten la calidad de vida de los ciudadanos. No es solo crecer (cuantitativo), sino que se tienen en cuenta aspectos cualitativos que a veces son complicados de medir.




2. EL DESARROLLO HUMANO

Se entiende como la capacidad para desarrollar el máximo potencial de las personas. Si una persona tiene salud (medida por la esperanza de vida), riqueza (medida por el PIB) y va años al colegio, tendrá posibilidades para desarrollars


Se han hecho muchos intentos para encontrar un indicador que muestre el desarrollo de una sociedad y pueda medir aspectos tan complejos. Entre todos, el indicador que goza de más aceptación es el Índice de Desarrollo Humano (IDH), que mide la esperanza vida, el PIB per cápita y el nivel educativo de un país.

El IDH no está exento de problemas, ya que no tiene en cuenta el empleo digno, la contaminación o los derechos democráticos.

3. EL DESARROLLO SOSTENIBLE

En los últimos años ha ganado peso el concepto de desarrollo sostenible, ya que el modelo de crecimiento que llevan muchos países está acaban con muchos recursos del planeta y poniendo en cuestión si las futuras generaciones podrán disfrutar de muchas cosas que tenemos hoy.

EL DESARROLLO SOSTENIBLE es aquel que permite satisfacer las necesidades presentes sin comprometer las necesidades de generaciones futuras


Por este motivo, 193 países miembros de la ONU firmaron los objetivos del desarrollo sostenible 2015-2030. Estos objetivos son 17, entre los que se encuentra, acabar con la pobreza extrema, garantizar una educación de calidad, conseguir igualdad de hombres y mujeres y luchas contra el cambio climático. Hablaremos de ello en el último apartado.

En los últimos años ha ganado peso el concepto de desarrollo sostenible, ya que el modelo de crecimiento que llevan muchos países está acabando con muchos recursos del planeta y poniendo en cuestión si las futuras generaciones podrán disfrutar de muchas cosas que tenemos hoy. Para ser sostenible, el desarrollo tiene que tener en cuenta tres aspectos:


- Aspecto medioambiental. El desarrollo debe permitir la producción de bienes y servicios sin destruir los recursos naturales. Para ello es clave la inversión en energías renovables y el ahorro del agua y otros recursos.


- Aspecto social. El desarrollo debe permitir que las personas puedan explotar su potencial con atención sanitaria y educación adecuados. Además, deben conseguir que no haya discriminaciones e igualdad de oportunidades. 


- Aspecto económico. El desarrollo también debe permitir el crecimiento económico, pero con un reparto más equitativo entre los ciudadanos de todos los países.





2 comentarios:

  1. Desarrollo es crecimiento con calidad, orientado hacia alguna dirección, en esa dirección no sólo los factores sociales, económicos y políticos sino también los factores culturales (la identidad y el sentido crítico de las personas) influyen considerablemente.

    ResponderEliminar
  2. Entiendo el punto económico, sin embargo, deberías comparar la estatura del mismo segmento en diferentes momentos en el tiempo. Por ejemplo, la estatura de los jóvenes de 21 años en 1990, contra la estatura media de los jóvenes de 21 años en 2021. Si comparas la estatura de los jóvenes de 21 hoy, contra los mayores de 85, seguro somos más ricos aún... muchos promediamos centímetros bajo tierra. =)

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.