Header Ads

6.4 LOS SALDOS DE LA BALANZA DE PAGOS

Los saldos de la balanza de pagos

El sistema de partida doble hace que la balanza siempre esté equilibrada desde el punto de vista contable. Sin embargo, debido a la dificultad de medir exactamente todas las transacciones y la existencia de la economía sumergida existe una partida adicional denominada “Errores y Omisiones” para equilibrar la balanza.

Como podemos comprobar se cumple que al sumar la cuenta corriente (2000), la cuenta de capital (1000) tenemos un saldo de 3000 que coincide con la cuenta la financiera (3000).
Errores y omisiones



La realidad, sin embargo, es que la suma de todas las operaciones de la cuenta corriente y capital NO coincide con la financiera. Esto es debido a la dificultad de medir exactamente todas las transacciones y a la existencia de la economía sumergida, que no se puede controlar, pero que varía el saldo de reservas de divisas.

Así, para que sean iguales existe una partida adicional denominada Errores y Omisiones que hace que el saldo de la balanza de pagos sea nulo.


Por ello, en la balanza de pagos siempre se tiene que cumplir que el saldo de la cuenta corriente, más la cuenta capital y los errores y omisiones sea la cuenta financiera. Así, para que sean iguales existe una partida adicional denominada Errores y Omisiones que hace que el saldo de la balanza de pagos sea nulo





 Los desequilibrios de la balanza de pagos

Saldo cuenta corriente más cuenta capital (balanza básica)

Si el país tiene un superávit de cuenta corriente y capital, es decir, un saldo positivo, nos indica que en España entran más rentas de las que salen.  Esta es una situación muy positiva e implica que el país está o bien acumulando divisas (ahorro) o está haciendo préstamos a otros países. Es decir, tiene CAPACIDAD DE FINANCIACIÓN con el resto del mundo.

Este es el caso del ejercicio, con un superávit de 3000.

Si hubiera un déficit, es decir, si el saldo fuera negativo, eso querría decir que de España están saliendo más rentas de las que entran y por tanto o están disminuyendo nuestras divisas (ahorro) o necesitamos pedir préstamos a otros países. Es decir, hay NECESIDAD DE FINANCIACIÓN con el resto del mundo.

El saldo de la cuenta financiera

Será igual a la cuenta corriente más la cuenta capital. Un saldo positivo como el del ejemplo (3000) nos implica que el país está prestando al exterior o acumulando reservas. Por ello el saldo de la balanza financiera se suele dividir en dos:

- Saldo de la cuenta financiera excluidas las reservas en manos del Banco de España. Aquí incluirían todas las inversiones directas, en cartera, derivados financieras y otras inversiones. Este saldo nos dice si estamos prestando o recibiendo prestamos del RM. En el ejercicio, el saldo positivo de 8000 indica que prestamos al exterior.

- Saldo de la variación reservas en manos del Banco de España. No dice si el BE ha acumulado o perdido reservas este año. El saldo negativo de -5000 indica que se pierden reservas.
Si el saldo fuera negativo, el exterior estaría prestándonos a nosotros o bien estaríamos perdiendo reservas, o estarían ocurriendo las dos cosas a la vez.

Problemas del país con la balanza de pagos


Una situación de déficit en la cuenta corriente y capital año tras año puede suponer problemas muy graves, ya que cada año salen más rentas al exterior de las que entran. Esto implica que acabamos con nuestros ahorros de divisas o que no paramos de pedir préstamos a otros países. 










No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.