Header Ads

2.2 FUNCIONAMIENTO DEL MERCADO DE COMPETENCIA PERFECTA


En competencia perfecta las empresas aceptan el precio del mercado, ya que no tienen manera de poner influir en él.

¿Por qué las empresas no pueden variar el precio que fija el mercado?   

En el supuesto de que una empresa en un mercado competencia perfecta intentara fijar un precio diferente al de mercado se encontraría con una serie de problemas. Volvamos al ejemplo de Carlos o María que vendían patatas a tiendas y supermercados.

Si alguno tratase de subir el precio dejaría de vender, debido a que las patatas son iguales que las de las demás empresas del mismo mercado, y los consumidores, que poseen una información perfecta, saben que otras empresas lo ofrecen a un precio inferior y pueden acudir a otra a comprarlo
.
Si tratase de bajar el precio, podríamos pensar que vendería a todo el mercado en principio, porque los consumidores se darían cuenta que las patatas son más baratas, y las demás dejarían de vender.
Pero ni Carlos ni María pueden producir lo suficiente para cultivar las patatas que se necesitan en toda España ni en toda Andalucía. Durante un periodo de tiempo, la empresa generaría beneficios, aunque vendiera a un precio menor, ya que vendería un mayor número de patatas, pero las demás empresas viendo esto también bajarían los precios, lo que haría que al final todas las empresas vendieran más o menos lo mismo, pero con menores precios y menores beneficios.

En definitiva, si Carlos o María tratan de subir o bajar el precio de mercado ganarán menos dinero.

La competencia perfecta y la eficiencia

Cuando definimos competencia perfecta en el apartado anterior dijimos que este mercado llevaba a la eficiencia. La razón es que para que las empresas puedan ganar más dinero tienen que buscar disminuir sus costes de manera continua. Es decir, deberán buscar métodos de producción dónde sus trabajadores sean más productivos.

Aquellas empresas que no consigan ser eficientes tendrán costes muy altos y no tendrán beneficios. Ante esta situación, las empresas que sobreviven serán siempre las que mejor producen. Por tanto, la competencia perfecta lleva a la eficiencia económica.





No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.