Header Ads

6.2 Objetivos cuantitativos y cualitativos


Has creado una empresa que va bien, empiezas a tener beneficios y se te plantea a posibilidad de abrir nuevas tiendas, desde ese momento lo único que deseas es crecer para que tu empresa esté en la mayor cantidad posible de sitios. Tu amiga María invirtió dinero en otra empresa, ahora quiere comprarse una casa, por lo que lo único que le interesa es ganar beneficios lo más rápido posible. El padre de tu amigo Juan es el dueño de un pequeño establecimiento, para él, lo más importante son sus clientes y poder pasar la empresa a su hijo cuando se jubile. Si te fijas, no hay un objetivo único que busquen todas las empresas.

Dentro de los objetivos estratégicos visto en el punto anterior, podemos diferenciar los objetivos cuantitativos y los cualitativos.



LOS OBJETIVOS CUANTITATIVOS son aquellos que podemos medir con números.

Obtener beneficios.  Uno de los objetivos principales de los propietarios. Si una empresa no gana dinero, está condenada a desaparecer. Tanto la panadería de la esquina, el banco, como Zara buscan conseguir beneficios.

Aumentar valor de mercado. Hoy en día, muchas personas invierten en una empresa como socio o accionista con el objetivo de poder vender esa participación a mayor precio. Valer más es por tanto un objetivo que beneficia a los propietarios. Por ejemplo, aquellos que compraron una acción de Apple en 2008, ven como esa misma acción vale 10 veces más en 2018. Es decir, el valor de mercado y la riqueza de los accionistas se ha multiplicado x 10.

Minimización de costes.  Para las empresas es imprescindible tratar de producir lo más barato posible, ya que cuántos menores los costes, más barato puede vender sus productos y ganar a la competencia.

Crecimiento: a veces a las empresas les interesa crecer lo más rápidamente posible, abriendo más oficinas o tiendas. En esta etapa de crecimiento, las empresas están dispuestas a sacrificar parte de sus beneficios. Por ejemplo, Inditex (grupo al que pertenece Zara) tiene más de 7000 tiendas por todo el mundo. 

Aumento del número de clientes: está relacionado con el anterior pero no es idéntico. En ocasiones, las empresas tienen como principal objetivo el hacerse con un número importante de clientes, aunque sea ofreciendo un precio bajo a costa del beneficio. Yoigo, por ejemplo, es conocido por sus grandes ofertas para ganar clientes.

LOS OBJETIVOS CUALITATIVOS son metas más difíciles de medir con números

Satisfacción de los clientes: los ingresos de una empresa dependen de sus clientes. Por lo tanto, es muy importante que queden satisfechos. Un cliente feliz es probable que repita y que corra la voz a sus conocidos. En ocasiones las empresas buscan esto como uno de sus grandes objetivos. Muchas grandes empresas ofrecen a sus empleados bonus si no llegan a una determinada cifra de quejas de consumidores.

Imagen: la imagen es la idea que los consumidores tienen de mi empresa. Las empresas a veces se marcan como objetivo crear una imagen en la mente de los consumidores. AVE es asociado con puntualidad y Rolex con prestigio.

Calidad: para algunas empresas la calidad es lo más importante. Por ello, ofrecen su producto como el de más calidad del mercado, aunque eso haga que sus precios suban y pueda perder clientes. La cafetera Nespresso  es un gran ejemplo.

Satisfacción de los trabajadores: otras empresas para aumentar su productividad buscan una mayor satisfacción de los trabajadores. Jornadas flexibles, guarderías en el trabajo, posibilidades de formación y de ascenso y un buen salario etc. Google es una de las empresas con mejor fama en el trato a sus trabajadores.

Consolidación en el mercado: como reza un dicho popular, “lo difícil no es llegar, sino mantenerse”. En ocasiones el objetivo no es ganar más ni crecer, sino mantenerse. Este suele un objetivo de pequeñas y medianas empresas (PYMES)

Supervivencia: cuando la situación de un mercado es especialmente delicada, muchas de las empresas deben conformarse con no desaparecer. Este objetivo sin duda que ha estado muy presente en muchas pequeñas empresas durante la crisis.

Objetivos sociales. La RESPONSABILIDAD SOCIAL (de la que hablaremos más adelante) es muy importante hoy en día. Hay que respetar el medio ambiente, pagar los impuestos que corresponden y otras muchas medidas que contribuyen a que la sociedad mejore. En los últimos años muchas empresas están incluyendo la responsabilidad social como uno de sus objetivos. Avon dedica mucho dinero a investigar contra el cáncer de mama.

Conozcamos ahora las áreas funcionales de la empresa.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.