Header Ads

1.2. LA DIMENSIÓN DE LA EMPRESA

Un error común al hablar de dimensión es pensar que nos referimos a cuanto espacio ocupa nuestro local. Así que vamos a intentar no cometer este grave error. Dimensión siempre tiene que ver con capacidad de producción, no con espacio físico.

La dimensión o tamaño de la empresa nos indica la capacidad productiva de la empresa, entendida esta como la cantidad máxima que una empresa es capaz de producir en un periodo de tiempo. un periodo determinado de tiempo.

La dimensión óptima

¿Cuál sería la dimensión óptima de una empresa? Elegir la dimensión de una empresa es elegir cuál va a ser la capacidad máxima de producción de la empresa. Esta decisión viene determinada por la demanda prevista, es decir, el objetivo de la dimensión de una empresa es satisfacer la producción que en cada momento el mercado desea comprar.

El problema es que la demanda puede variar en el corto plazo, mientras que mi dimensión va a permanecer fija por mucho tiempo. Imagina un hotel que durante todo el año tiene una media de 30 clientes y en verano la demanda se dispara a 120

La empresa se enfrenta a un doble problema:

1. Falta de capacidad. Con la dimensión de nuestra empresa no podemos atender a todos los clientes, es decir la empresa está infradimensionada y está perdiendo clientes y por tanto beneficios que podría tener si la dimensión fuera mayor. Piensa en el hotel anterior que en verano solo tiene espacio para 50 clientes y pierde a los otros 70.

En este caso, la empresa se debe plantear hacer inversiones para hacer más grande su empresa.
2. Exceso de capacidad. La empresa tiene una demanda muy inferior a su capacidad de producción, por lo que tiene fábricas y máquinas sin usar. Podría producir mucho más, es decir está sobredimensionada lo que hace que los costes sean mucho más elevados que si la dimensión fuera menor. En nuestro hotel tenemos espacio para 50 personas pero en invierno solo vienen 30, por lo tanto si nuestro hotel fuera menos, tendríamos menos costes (limpieza, luz, alquiler).

En esta ocasión, nos podemos plantear hacer nuestra empresa más pequeña, lo que hará que nuestros costes sean más pequeños.


Así en ocasiones elegir la dimensión óptima puede ser complicado por las variaciones de la demanda. Elegir un tamaño muy grande nos puede llevar a grandes inversiones que pueden ser una losa si la demanda no responde. Un tamaño muy pequeño nos acarreará menos costes, pero nos puede hacer perder clientes si la demanda crece más de lo previsto.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.