Header Ads

3.3. LAS SITUACIONES FINANCIERAS


Una empresa estará en equilibrio financiero si tiene capacidad de atender a las obligaciones de pago en los plazos previstos, sin que ello afecte al desarrollo de la actividad de la empresa. En caso contrario, estará en desequilibrio financiero.

Las situaciones financieras que nos podemos encontrar son las siguientes:

 1.- Equilibrio financiero total o máxima estabilidad:

Esta situación se produce tanto activo no corriente como corriente están financiados completamente por Patrimonio Neto. Es decir, la empresa no tiene deudas (pasivo).

Esta situación suele presentarse al constituirse la empresa. Como no hay deudas, la estabilidad financiera es máxima, puesto que no existe ninguna obligación que pagar.



2.- Equilibrio financiero normal (situación financiera ideal):

Es una situación más habitual que la anterior donde la empresa tiene algunas deudas (pasivo). En esta situación, los fondos permanentes (patrimonio neto y pasivo no corriente) financian no solo el activo no corriente, sino parte del corriente.

 Es por tanto una situación de equilibrio financiero con un fondo de maniobra positivo, ya que los recursos generados por el activo a corto plazo son suficientes para hacer frente a las deudas a corto plazo.



3.- Desequilibrio financiero a corto plazo (posible suspensión de pagos):

En ocasiones las empresas acumulan deudas por encima de lo deseable. La empresa entra en una situación financiera de desequilibrio a corto plazo cuando el activo corriente está financiado solo por el pasivo corriente. Los recursos generados por los activos a corto plazo no son suficientes para hacer frente a las deudas a corto plazo y el fondo de maniobra es negativo.

La empresa tiene problemas de liquidez y debe aumentar intentar aumentar el plazo de pago con los proveedores, o no podrá pagas sus deudas y deberá pedir a un juez la suspensión de sus pagos.



4. Desequilibrio financiero a largo plazo (quiebra):

El problema se vuelve aún más grave cuando la empresa no tiene fondos propios (el patrimonio es cero) y todos los activos se financian con deudas (pasivo). Se dice que la empresa está descapitalizada debido a que las pérdidas de años anteriores han ido acabando con los fondos propios de la empresa.

La empresa tiene un grave problema de solvencia por lo que es difícil que pueda hacer frente a las obligaciones de pago sin vender activos o aportar más capital. La empresa está en quiebra.

A continuación, veamos una tabla resumen de estas 4 situaciones financieras

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.