Header Ads

4.a. PRIMER PRINCIPIO. El intercambio puede mejorar el bienestar social

En el primer tema vimos cómo las personas tomaban decisiones económicas.  Pero estas decisiones no son independientes de las de los demás. Así, las opciones que tiene una persona, y por tanto sus elecciones, dependen en gran medida de las decisiones que hacen los demás. Así, cuando las decisiones de unas personas influyen a otras, y viceversa, decimos que hay una interacción.

Cuando estudiemos esta interacción, pronto veremos que el resultado final de las decisiones individuales puede ser muy diferentes de lo que estos individuos pretendían. Al igual que vimos que había 4 principios en los que se basaban las personas para tomar decisiones individuales, veremos que hay otros 4 para ver como interaccionan entre ellos.

 

PRIMER PRINCIPIO. El intercambio puede mejorar el bienestar social

 

SEGUNDO PRINCIPIO. Usar los recursos de manera eficiente aumenta el bienestar social.

 

TERCER PRINCIPIO. Los mercados suelen llevar a la eficiencia

 

CUARTO PRINCIPIO. Cuando el mercado no es eficiente el Estado puede mejorar el bienestar social.

 

En este apartado veremos el primer principio, pero puedes ver los demás pinchando en los enlaces de cada uno de ellos.

 

 

PRIMER PRINCIPIO. El intercambio puede mejorar el bienestar social 

¿Por qué decimos que las decisiones de uno interactúan con las de otros? Una familia podría intentar cubrir todas sus necesidades; cultivar sus alimentos, tejer su propia ropa o construirse su propia casa. Pero como te puedes imaginar si cada persona se dedica a producir todo lo que necesita, podrá realizar muy pocas actividades y, por tanto, satisfacer solo las necesidades muy básicas. 

 

Si los individuos se organizan en sociedades y reparten las tareas, no hace falta que produzcan cada uno de ellos todo lo que necesitan, sino que pueden producir un bien para la sociedad y recurrir alintercambio para obtener los bienes que desean y los demás han producido. La razón de esta interacción, es que, mediante el reparto de tareas y el posterior intercambio, obtendremos una mayor cantidad de bienes (y bienestar). 

 

Las ganancias de este intercambio surgen de este reparto de tareas que llamamos especialización. Con la especialización las personas se pueden dedicar a lo que mejor saben hacer. Es obvio que no todos tenemos la misma capacidad para todo. Unos son buenos en matemáticas, otros en letras, etc. La idea básica es que, si soy bueno cazando y malo haciendo ropa, dedique todas mis horas de trabajo a cazar, y luego pueda intercambiar la comida por la ropa


Además, a medida que una persona repite las mismas tareas, cada vez lo hará mejor. Esto explica porque la gente se especializa en una carrera. Por ejemplo, para ser médico o abogado hay que estudiar muchos años. Una persona podría tener talento para ser un gran médico o un gran abogado, pero está claro que, si se centra en solo una profesión, tendrá muchas más posibilidades de ser mejor que si se dedica a las dos actividades.

 

Con la ESPECIALIZACIÓN cada persona se dedica a producir lo que mejor sabe hacer.  A medida que repite las tareas lo hace mejor, por lo que la producción aumenta. Con el posterior intercambio tendremos más bienes y el bienestar social aumenta.




Vale ticher, queda claro que el intercambio puede llevar a un mayor bienestar social, pero ¿cómo sabemos si esta interacción la estamos haciendo de la mejor manera posible?


Para eso veamos el segundo principio: usar los recursos de manera eficiente aumenta el bienestar social.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.